Programa de integración ayudó a más de 10 mil personas refugiadas

Un trabajador de la línea de producción de la fábrica de MABE en Saltillo, en el norte de México, que emplea a decenas de personas refugiadas reubicadas. Cortesía: ACNUR/Gabo Morales

*ACNUR apoyó a las personas que participaron en el programa con alojamiento temporal, orientación cultural, formación profesional, matriculación escolar y colocación laboral.

*Después de dos años de residencia permanente, las personas refugiadas pueden solicitar la naturalización.


El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ayudó a más de 10 mil personas refugiadas a reubicarse en México y reiniciar sus vidas a través de un programa de integración, el límite se alcanzó a finales de mayo, cuando intensificaron los esfuerzos para ayudar al creciente número.

Un estudio reciente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mostró la efectividad del programa, ya que solo el 10 por ciento de las personas refugiadas que estaban en el sur de México tenía empleo y, el 17% contaba con trabajos informales ocasionales.

Después de su reubicación, el 92 por ciento tenía un empleo formal, con ingresos que eran en promedio, un 60 por ciento más altos que en el sur, en la actualidad más de 170 empresas nacionales y multinacionales emplean a personas refugiadas como parte del programa.

El estudio señaló que, las comunidades locales también se beneficiaron del aumento de los ingresos fiscales y las contribuciones a la seguridad social, por lo que, en los próximos 12 meses, proyectó que las 10 mil personas refugiadas reubicadas hasta ahora generarán impuestos que exceden el presupuesto de 2021 de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

La ACNUR acentuó que, más del 70% de las solicitudes de asilo en México se presentan en el sur del país, donde las oportunidades de integración y servicios para las personas reconocidas como refugiados son limitados.

Desde su lanzamiento en 2016, el programa de reubicación les ha ayudado a trasladarse a ocho ciudades del centro y norte del país, donde la oferta laboral y de vivienda, como los sistemas de educación y salud, permiten la integración de las personas refugiadas, como resultado de la transición demográfica y del crecimiento económico.

En México, el Alto Comisionado aumentó su objetivo para el programa de integración en 2021 y busca poder reubicar cada año 20 mil personas de las zonas del sur.

Una refugiada salvadoreña acomoda estantes en una tienda de conveniencia OXXO en Monterrey, México, donde es supervisora de turno. Cortesía: ACNUR/Gabriela Pérez Montiel

La decisión de ampliar los objetivos de reubicación, es porque cada vez hay un mayor número de personas que encuentran protección en México, durante el transcurso de 2020, hubo un aumento del 49 por ciento en el número de decisiones individuales sustantivas sobre la condición de refugiado tomadas por las autoridades de asilo del país, en comparación con 2019.

En total, 53 mil 938 personas se reconocieron como refugiados o recibieron otro tipo de protección en México desde 2013, la mayoría de estos escapaba de la violencia de las pandillas, extorsión y persecución en lugares de Centroamérica.

Kamala Harris ha llegado a México

Es de importancia mencionar que, este 08 de junio de 2021, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México recibió en Palacio Nacional a Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, con quien dialogará sobre la agenda bilateral, en particular la atención al fenómeno migratorio.

Es un asunto fundamentalmente social que se genera, que se produce por la falta de oportunidades en pueblos de Centroamérica, de México. Mucha gente tiene necesidad de salir de sus comunidades. Nadie sale de sus pueblos y deja sus familias, sus costumbres, por gusto. Lo hacen por necesidad. Hay que atender las causas. No se resuelven las cosas con medidas coercitivas. Se tienen que dar opciones, alternativas, explicó de manera previa el jefe del Ejecutivo.

Reafirmó que, la propuesta de México es fomentar la cooperación para el desarrollo a fin de generar oportunidades en los lugares de origen de las personas.

Dicha visita inició con la firma del Memorándum de Entendimiento entre la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMECXID).

John Creamer, encargado de Negocios de Estados Unidos y Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, firmaron el documento, este último detalló en la conferencia matutina que el objetivo es intercambiar información que impulse la ampliación de los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro en El Salvador, Honduras y Guatemala.

López Obrador y Harris fungieron como testigos de honor de este acto. Como parte del encuentro sostuvieron una reunión bilateral en la que participaron por parte de México, el titular de la SER, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, María Luisa Albores González, secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y Tatiana Clouthier Carrillo, secretaría de Economía.

Así como Francisco Garduño Yánez, comisionado del Instituto Nacional de Migración; Esteban Moctezuma Barragán, embajador de México en Estados Unidos; Laura Elena Carrillo Cubillas, directora ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), y Roberto Velasco Álvarez, director general para América del Norte de la SRE.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: