Pueblos indígenas dan la lección, votación pacífica pese a acoso de grupos criminales

“Se intensifican los disparos de altos calibres percutidos por grupos armados en este momento en los puntos de ataques de Chuch te’ 1 y 2 Santa Martha Chenalhó, hacia las comunidades de Stzelejpotobtik, Cabecera y Ch’ivit, Aldama a las 10:03am (…) Le disparan a las personas que están en el centro de la comunidad por las votaciones que se está llevando a cabo el día de hoy en este día 06/06/2021”, señaló el reporte que levantan comuneros afectados por la violencia.

Este domingo, se contaron más de 50 momentos en los que dispararon hacia poblados de Aldama, habitado por indígenas tsotsiles. Eso no impidió que, desde la madrugada, bordeando por veredas y cafetales para evadir la zona de disparos, miles de habitantes de ese municipio acudieran al lugar donde se instalaron las casillas de votación.

Miles de mujeres de Aldama vencieron el acoso de grupos criminales, y salieron a votar este 6 de junio. Foto: Ángeles Mariscal

Estratégicamente, colocaron las urnas resguardadas por el edificio de la Agencia Municipal, una zona distante unos 20 metros del lugar hasta donde alcanzan a llegar los disparos que provienen de la comunidad Santa Marta, Chenalhó.

Engalanaron la jornada electoral mujeres de faldas marinas y blusas bordadas en tonos rojos, con trenzas lustrosas y collares de piedrecillas. Respetuosas, ordenadas, con su caminar pausado y su mirada serena, recibieron un cubreboca azul y se formaron para hacer el protocolo electoral.

Las detonaciones se escuchaban cada tanto, unas ocasiones más cerca que otras. Ellas, imperturbables, mantuvieron la fila. Las agresiones que desde hace más de cinco años impactan sus cuerpos, sus casas, su territorio -en esta que se dice es la disputa por 60 hectáreas de tierra-, hoy estuvo presente, como todos los días.

¿Por qué participar en la jornada electoral en esas condiciones? Pedro Gómez Sántiz, regidor de Aldama, lo resumió así: “la gente es humilde, quiere paz y tranquilidad. Vienen a votar para buscar solución al problema, porque nosotros no tenemos otro lugar donde irnos, nosotros aquí vivimos con nuestros hijos y nuestros abuelos. Nosotros venimos a votar para elegir nuestra nueva autoridad, porque queremos que la autoridad nos ayude a resolver este problema”.

Mujeres de Zinacantán parciparon masivamente en la jornada electoral. Foto: Ángeles Mariscal

Chamula, Larrainzar y Zinacantán, el voto pacífico

El ambiente de participación pacífica en la jornada electoral también se vivió en los municipios de San Juan Chamula, San Andrés Larrainzar y Zinacantán, ubicados en la zona indígenas de Los Altos de Chiapas.

Contra todo pronóstico que auguraba actos de violencia electoral en las zonas indígenas de Chiapas, estos actos no sucedieron. Fue en las regiones centro y costa donde la jornada electoral se rompió por la intimidación armada, la compra y coacción del voto, la quema de urnas.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: