SEDENA y Guardia Nacional toman control de Pantelhó

SEDENA y Guardia Nacional toman control en Pantelhó.
Foto: Isaín Mandujano

Integrantes del Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y policías estatales tomaron el control de la cabecera municipal de Pantelhó y desbloquearon el tramo carretero para llegar hasta este lugar, sitio en el que ayer fueron embocados por un grupo civil armado que dejó un saldo de nueve heridos. 

Apoyados de helicópteros de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) que sobrevolaron la zona montañosa de Pantelhó, los elementos de estas tres corporaciones estatales y federales, ingresaron a este pueblo indígena tsotsil donde gran parte de la población y hasta las autoridades municipales abandonaron este lugar.

Los uniformados con motosierras cortaron árboles derribados por un grupo  civil armado que los atacó ayer jueves y dejó como saldo seis policías estatales heridos y tres más del Ejército Mexicano.  

Además de mover las a árboles, quitaron piedras y costalería de arena instaladas como barricadas, así como dos patrullas de la policía municipal quemada para impedir el avance de las fuerzas armadas. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A lo largo de unos mil metros, cientos de casquillos de las armas de los militares y policías estatales quedaron en la carpeta asfáltica cuando respondieron al ataque que recibieron desde las montañas que rodean este tramo carretero antes de llegar a Pantelhó.

También desmantelaron varios campamentos improvisados donde se escondían los grupos civiles armados en ambos lados de la carretera. 

Los policías estatales, la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano ingresaron a la cabecera municipal donde la mayor parte de sus moradores se mantienen escondidos en sus casas o bien las dejaron para refugiarse en los municipios vecinos como Chenalhó, San Juan Cancuc, Oxchuc, Tenejapa y hasta en San Cristóbal de Las Casas, se habla de cientos de familias desplazadas ahora. 

Dos grupos civiles armados, uni vinculado al ayuntamiento perredista y otro denominados Los Ciriles como “autodefensas”, mantienen una disputa por el control del territorio. Los segundos dicen que se armaron para poner fin a los abusos de sus adversarios ligados al crimen organizado. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los pobladores pidieron hoy al general Gilberto Martínez Martínez, comandante de la 31 zona militar con sede en Rancho Nuevo que se instale ya una base militar, para garantizar la seguridad de sus pobladores ante los abusos de grupos armados.

El Coronel de Infantería Arturo Trejo Muñoz, quien coordinó el operativo policiaco militar expuso que llegaron para rastrear la zona y garantizar el retorno de la población a sus hogares y que en la medida que esto sea posible que se reactive la vida cotidiana. 

Desde hace cuatro días acá no hay energía eléctrica, no hay ningún servicio público burocrático y todos los negocios o establecimientos comerciales están cerrados.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: