Sin justicia y con impunidad, podrían surgir más autodefensas en Chiapas

Imagen: RompeVientoTv

Pocas veces Pantelhó era noticia en Chiapas y en el país, parecía otro mundo abandonado por la justicia y donde imperaba la impunidad, hasta que un grupo civil armado llamado Autodefensas de Pantelhó, El Machete, lo puso en el ojo del huracán.

 

Fue hasta el miércoles 7 de julio, cuando irrumpieron las “autodefensas”,se destapó la cloaca de la negligencia gubernamental y la ausencia del aparato de procuración e impartición de justicia en este rincón de los Altos de Chiapas, donde por casi 20 años ocurrieron muertes y desapariciones que siguen en la impunidad.

 

Y así lo señalaron las autodefensas en un pronunciamiento publico, que ellos no fueron producto de la causalidad o algo generado al vapor, sino que fue una larga gestación que aceleraron su salida a la escena pública hasta que ocurrieron los últimos dos crímenes, el de Mario Santiz López el sábado 3 de julio y el del activista, defensor de derechos humanos, ex catequista y ex presidente del grupo, Las Abejas de Acteal, Simón Pedro Pérez López, el lunes 5 de julio.

 

Las Autodefensas salieron de las comunidades indígenas para poner fin a un grupo que según ellos forman parte del crimen organizado vinculado al ayuntamiento municipal perredista, un grupo conocido como Los Herrera, cuyo fundador Austreberto Herrera Gutiérrez esta preso desde agosto del 2019 en el penal del Amate por dos crímenes del 2015 y uno más del 2016.

 

Pero al ser llevado prisión,  pero sus hijos Dayli de los Santos Herrera y Rubén Estanislao Herrera, sembraron el terror, terror al que dijeron ya basta las Autodefensas.

 

El sacerdote Marcerlo Pérez Pérez, vicario de la pastoral social de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, señala que es la complicidad y la ausencia del Estado, lo que ha hecho que grupos armados o el crimen organizado se hayan adueñado de esos espacio donde la autoridad no tiene presencia.

 

Y dijo que eso ha provocado mucha violencia, mucho sufrimiento, mucho terror entre la población y eso es ya una gran preocupación para la Diócesis.

El sacerdote Marcelo Pérez Pérez, vicario de la Pastoral Social de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas

 

Dice que con tras el actuar de estos grupos en Pantelhó y otros municipios de los Altos de Chiapas, empezaron a ser asesinados muchos que protestaban contras los alcaldes, a ser desaparecidos e incluso a ser desplazados.

 

Dice que en la región de los Altos de Chiapas, no hay municipio con ausencia de grupos armados, sólo que algunos su accionar son más visibles que en otros “Y cuando decimos crímenes organizados, es que están realmente bien organizado”, señala.

 

Señala que tiene información que tan pronto como irrumpieron las autodefensas y llegó el Ejército, la Guardia Nacional y la policía estatal, Los Herreras, se dispersaron refugiándose en los vecinos municipios de Simojovel, Huitiupán y Sitalá.

 

Alerta que esta dispersión sólo hará que este grupo extienda su dominio y su presencia, donde se impulsen con más fuerza que la que antes tenían.

 

Señala que aún hay mucha nobleza y hospitalidad en los pueblos y las comunidades, pero poco a pocos se ha ido descomponiendo todo el tejido social, sobre todo contaminado con la estructura económica que tiene el Estado, donde todo se mueve a partir del dinero. Y es así que ahora, quienes quienes quieren gobernar no les mueve el servir al pueblo sino que les mueve l hacerse de más dinero.

 

Explica que los programas federales del gobierno generó mucha dependencia entre las comunidades, pues cuando se le da dinero que no viene del sudor de la frente, esto genera ambición y más necesidad entre la población.

 

Ahora, en cada elección, los partidos luchan para ganar e invierten mucho dinero y los que pierden se ven obligados a meterse en actividades ilícitas porque de quedan fuera del presupuesto público municipal.

 

Dice que la pobreza propició mucha migración de los jóvenes indígenas, muchos se van a otras partes del país a trabajar y cuando regresan ya tienen forma de trabajar y no necesariamente en actividades lícitas, es ahí cuando se encuentran con los grupos organizados.

 

Dice Pérez Pérez que en este contexto aumentan los bares, las cantinas, la prostitución, el alcoholismo y la drogadicción entre los pueblos originarios.

 

Menciona que ahora, uno no puede dimensionar hasta que punto el crimen organizado se ha incrustado en los partidos políticos y con ellos para llegar al poder, como ha pasado en municipios como Pantelhó y Pueblo Nuevo Solistahuacán, donde los partidos son así instrumentos para que tomen fuerza el crimen organizado.

 

“Y eso lo denunciaron los obispos antes de la elección, por eso hay muchos municipios donde el crimen organizado está bien incrustado en los ayuntamientos, y Pantelhó es el ejemplo más claro”, dice el párroco.

 

Dijo que fue por eso que se crearon las autodefensas en Pantelhó, y que es un ejemplo ahora, de que ante la desesperación pueden haber más surgimiento de autodefensas en otros municipios de los Altos de Chiapas.

 

Recordó como grupos armados ligados al ayuntamiento de Chilón reprimieron de forma violenta a indígenas de San Sebastián y San Jerónimo que protestaban contra las autoridades municipales.

 

Dice que la impunidad reina en algunos ayuntamientos de esta región “donde hay algo más que gobierno, hay algo más que el Estado no quiere ver y se convierte y complice, pero también hay comisión y eso seguirán generando más descomposición social”.

 

Y lo que es peor ahora, es que no ve desde el aparato de Estado que venga una solución al problema, pero sí ve iniciativas desde las pueblos y las comunidades indígenas, desde abajo como la creación de las autodefensas.

 

“Si el gobierno estatal y federal no toman en serio el caso Pantelhó, es posible que hayan otros muchos grupos que sigan el ejemplo y se alcen en armas contra el crimen organizado. Ya se prendió la mecha”, advierte

 

Y que si los partidos políticos no hacen una limpia seguirán surgiendo las autodefensas.

 

Victor Hugo López, presidente de la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos, dice que Chiapas es fruto del semillero de la impunidad, y que vive ahora el reflejo de los reductos de la estrategia contrainsurgente.

 

En el marco de la estrategia contrainsurgente para hacer frente militar a un grupo armado como el EZLN, se crearon grupos paramilitares que nunca fueron desarmados como los de Acteal y que se le salió de control al Estado mexicano y ahora han mutado a tener vínculos con el crimen organizado.

Victor Hugo López, de la Red de Defensores de los Derechos Humanos «Todos los Derechos para Todos»

“Me sorprende las declaraciones de la Secretaria de Seguridad Federal, Rosa Icela Rodríguez Velázquez que eligió la peor temporada para venir a lucirse en Chiapas y lo que es peor omitir de forma intencional todo lo que está pasando en la entidad.

 

“Nos preocupa que el mandatario Andrés Manuel López Obrador desde el más alto estrado presidencial declare ´el abrazos, no balazos`, lo que se interpreta como un claro mensaje de impunidad para los grupos criminales y con ello se fortalece el criterio de la impunidad.

 

A Víctor Hugo López, ex presidente del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas y ahora coordinador de una red de más de 80 organizaciones civiles de todo el país, dice que le preocupa que el presidente minimice, que vea como casos aislados lo que pasa en Chiapas y otras partes del país y no como producto todo esto de la impunidad que heredó del viejo régimen.

 

También ve esa mutación de los grupos civiles armados ligados actividades ilícitas con los gobiernos municipales.

 

“Son datos bastantes alarmantes, que no se pueden minimizar como lo hizo el presidente en la mañanera del jueves 15 de julio. Nos preocupa que no vemos a la autoridad y cuando la vemos está criminalizando, extorsionando y prefabricando culpables como el médico veterinario de Arriaga, o el profesor de Miguel González en Jitotol y otros”, dice el defensor de derechos humanos.

 

Explica que a la luz de todo esto, el aparato de justicia apunta hacia un rumbo distinto. Eso les preocupa más, pues todos estos mensajes desde la palestra oficial presidencial, “de abrazos no balazos”, es un cheque en blanco, que se le otorga a los grupos delincuenciales, un mensaje donde se les dice no pasa nada ni pasará nada.

 

“El presidente está más preocupado por blindar los programas de la 4T que ocuparse de la seguridad y gobernanza del país”, indica.

 

Dice que el gobierno de Andrés Manuel se reduce por ahora a una consulta popular que tanto le ocupa y cierra los ojos ante la realidad trágica de inseguridad de violencia y de injusticia que se vive en Chiapas y otras regiones del país.

 

Dice que día a día sesiona el consejo de seguridad nacional y el estatal, pero no ve resultados de estas mesas de trabajo, por lo que le parecen  sólo campañas mediáticas, que nada tienen que ver con lo que pasa en Chiapas.

 

Le preocupa que miles de familias están dejando sus comunidades para irse a vivir a las ciudades e incluso a otras ciudades de otros estados el país.

 

“Son flujos de movilidad, que son efectos de desplazamientos forzados por la violencia, la inseguridad y el crimen organizado y que no se ha nombrado ni se ha reconocido como desplazamiento forzado interno, sino sólo visto como flujo de movilidad familiar”, dice Víctor Hugo López.

 

Gaspar Morquecho, investigador social.

Gaspar Morquecho, dice que el tejido social está roto por completo, y que será muy difícil reconstruirlo. Que son los grupos armados del crimen organizado los que por la buena o por la mañana logran el control de la tierra y el territorio para sus actividades ilícitas.

 

El investigador social indica que las autodefensas no se crearon de forma fortuita, sino que fue producto de un largo proceso que se vienen a dar a conocer públicamente tras los más recientes asesinatos de grupos del crimen organizado.

 

Que personas como Simón Pedro, el activista y defensor de derechos humanos, eran incómodos para estos grupos a los que señalaba y denunciaba, tanto que se tuvo que ir a refugiar a otra comunidad y a otro municipio, pero hasta allá lo alcanzaron y lo asesinaron.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: