Enciendo mi voz, historias de mujeres que han decidido interrumpir el embarazo

focos.org.mx

*Modificar la narrativa del aborto es una necesidad, contar historias mediante experiencias reales, permite que las mujeres puedan reflejarse y seguir construyendo su camino.

Por Redacción Alma Martínez

Focos, una plataforma digital donde las mujeres pueden compartir sus experiencias de aborto, presentó este 9 de agosto “Enciendo mi voz: decisiones de mujeres”, una galería de historias en la que mujeres de distintas partes del país narraron el por qué tomaron la decisión de interrumpir el embarazo, el impacto que esto tuvo en su futuro y si estuvieron solas o no en el proceso.

La galería se compone de ocho historias: segura y tranquila, acompañada es mejor, decisión responsable, dos generaciones, hermanas de corazón, segunda oportunidad, silencios y tranquilidad. Todas plasmadas a través de fotografías, ilustraciones y escritos.

Para la presentación de este espacio, se realizó un conversatorio en el que intervino Olivia Ortiz, integrante de ADAS (Acompañamiento Después de un Aborto Seguro), Diana Rubio, colaborada en la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (ddeser Jalisco); Karen Castellanos, integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (ddeser Oaxaca); Greta Rico, fotógrafa; Valeria Ibarra, ilustradora; Daily Ramos, diseñadora web y Cynthia Arteaga, participante de Focos y moderadora del evento.

Durante la introducción, Cynthia Arteaga señaló que durante años han trabajo en visibilizar el aborto voluntario como una práctica frecuente en la vida reproductiva de las mujeres. De ahí, que Enciendo mi voz es la narración de las mujeres desde su propia voz.

Añadió, en el contexto nacional el aborto solo es legal en la Ciudad de México, Oaxaca y recientemente en Hidalgo y Veracruz.

Por su parte, Greta Rico, la fotógrafa que hizo una recreación visual de las historias, explicó que es común ver proyectos desde un planteamiento oscuro, con apelación al miedo, al trauma y a la indecisión, por eso, le parecía valioso crear una narrativa distinta, donde las mujeres estuvieran llenas de color, rodeadas de mucho amor y retratadas con un camino de posibilidades.

Me parecía importante desmontar estas narrativas ficticias sobre el aborto, donde parece que es algo que nos inventamos ayer y como todo el mundo está hablando del tema en internet creemos que es algo que empezó recién y la realidad es que por generaciones las mujeres han abortado, dijo la fotógrafa.

La integrante de ADAS (Acompañamiento Después de un Aborto Seguro) mencionó que existe una gran desinformación sobre la interrupción voluntaria del embarazo, no solamente en nuestro país sino en el mundo entero y esta desinformación ha generado mitos entorno a la experiencia emocional, física y mental de las mujeres.

Explicó, el aborto es una práctica común en la historia de las mujeres y si una mujer lo vive sola, lo puede sentir como algo que solo le sucede a ella, en cambio cuando está acompañada se da cuenta que esa experiencia la ha tenido miles de mujeres antes que ella.

Testimonios

Las historias van desde mujeres que les costó tomar la decisión de interrumpir el embarazo por religión, las que tuvieron que viajar a la Ciudad de México porque en su lugar de origen no era legal, las que mantuvieron en secreto que abortaron, hasta las que sí fueron acompañadas por familia, amigos o pareja.

Cada una de ellas tomó su decisión, de acuerdo, con sus sueños, edad, situación económica, y la falta de deseo y preparación para ser madres. Aunado a que la mayoría dijo sentirse mal porque los métodos anticonceptivos fallaron, así pues, la posibilidad del aborto les dio alivio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

En la historia titulada “Tranquilidad”, se cuenta la historia de una mujer de 38 años, que tiene cinco hijas y que su esposo nunca ha querido hacerse la vasectomía, ni que ella se opere. Por ello, cuando supo que estaba embarazada se sintió muy mal, porque sabía que no podría cuidar de alguien más.

No le dije nada a mi esposo y busqué opciones. Afortunadamente fui atendida en un hospital, donde de manera segura pude interrumpir el embarazo. Semanas después me colocaron un método anticonceptivo y tuve el valor de decirle que me indicaron que por salud no debía embarazarme de nuevo, participante de 38 años.

En cambio, en la historia de “Seguridad y tranquilidad”, una mujer cuenta como el embarazo le cayó a ella y a su novio como balde de agua fría porque todo el tiempo se cuidaban y no estaba en sus planes tener hijos pronto.

Después de platicarlo, buscaron información sobre aborto legal en la Ciudad de México y decidieron ir. Ella manifiesta que tenía un poco de ansiedad, pero todo fue sencillo y al final recibió la atención correcta y estuvo acompañada de su pareja.

En “Dos generaciones”, una chica narra como hace un año decidió interrumpir un embarazo, y sorprendió que su mamá la apoyara porque venía de una familia conservadora. Juntas investigaron juntas y viajaron a la Ciudad de México.

Cuando regresaron a casa su mamá le platicó que a los 18 años, también decidió interrumpir un embarazo, porque quería terminar la licenciatura y de hecho fue la primera mujer de su familia que se tituló como abogada.

¿Qué es Focos?

La Alianza Nacional por el Derecho A Decidir (ANDAR) integrada por: Católicas por el Derecho a Decidir (CDD); Equidad de Género: Ciudadanía, Trabajo y Familia; Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE); Ipas México; y Population Council. Identificaron que las mujeres tienen miedo a la estigmatización antes y después del aborto, por ello, crearon la plataforma digital Focos, como un espacio para compartir sus experiencias y romper el silencio.

Focos surgió en el 2017 y buscan visibilizar la diversidad de mujeres que han abortado, representándolas como una luz en un espacio tangible dentro del territorio del país. Cada foco representa a una mujer que interrumpió el embarazo.

En Chiapas, esta plataforma fue presentada ante los medios de comunicación por la Red Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) en diciembre de 2017.

Samantha Hernández, coordinadora de dicha Red, expresó que querían tener un país lleno de focos, sin oscuridad y sin silencio. De manera que, sería un preámbulo para seguir exigiendo que en los diferentes espacios del país se reconociera el derecho a decidir de las mujeres.

Hasta octubre de ese año, la plataforma tenía un registro de casi 1000 focos encendidos y 180 historias compartidas. Actualmente, a casi cuatro años, se han encendido 4937 focos y 665 mujeres han compartido sus historias de aborto.

De los cuales, en Chiapas hay 149 focos encendidos y 22 historias compartidas. Siendo, estos focos correspondientes a experiencias que datan de 1999, 2009, 2012, 2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019.

focos.org.mx

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: