Plan de Ayala Norte, reconstruir el tejido social comunitario en una ciudad individualista

En la vida comunitaria, se busca que la voz de todos sea escuchada. – Foto: Alma Martínez

*Con proyectos relacionados con la familia, economía y ecología, habitantes de Plan de Ayala dejaron el individualismo atrás, se reconocieron, unieron y organizaron para luchar por su colonia, familias y vidas.


Por Alma Martínez

En diciembre de 2016, habitantes de la colonia Plan de Ayala Ampliación Norte, se vieron rebasados por la delincuencia, por los asaltos a mano armada y los robos a casa habitación, ante ello, decidieron unirse y crear un grupo de WhatsApp que les permitiera estar en contacto y apoyarse ante la inseguridad.

Su preocupación por la delincuencia los llevó sin darse cuenta a construir un proyecto comunitario: el Consejo Vecinal “Casa Común” para el Buen Convivir, Plan de Ayala. En el que poco a poco crearon relaciones de convivencia y se organizaron para luchar en pro de su colonia.

Conformaron el Consejo Vecinal en cuatro Comisiones: Familia y Educación, Gobierno Comunitario, Economía Social y Solidaria, y Espiritualidad Eco Comunitaria. Con el objetivo de construir y tomar decisiones relacionadas al cuidado de la comunidad y del medio ambiente, para vivir en paz y en armonía.

Nicandro Maza, titular de la Comisión de Gobierno Comunitario, comentó que no cuentan con un listado de todas y todos los integrantes que apoyan al Consejo, pero saben que su territorio abarca del puente del libramiento norte al Foro Chiapas hasta la gasolinera de la salida a San Fernando.

El proyecto se creó ante un vacío que había de organización comunitaria sobre todo en materia de seguridad. Nosotros no nacimos con la idea de representar a la colonia, solo éramos un grupo de vecinos defendiendo a la comunidad y esto fue creciendo hasta lo que es hoy, dijo Nicandro Maza.

Una de las primeras gestiones que realizó el Consejo fue propiciar espacios de encuentro y de convivencia para generar lazos de unión, confianza y amistad. Debido a que entre vecinos no se conocían y había individualismo, además el grupo de WhatsApp solo reforzaba el intercambio de mensajes entre personas que seguían siendo desconocidas.

Maza explicó que por la extensión del territorio era difícil que todas y todos convivieran, por eso lo dividieron en nueve sectores o barrios, cada uno con un coordinador. Así, construyeron su sentido del Buen Convivir, con relaciones orientadas a la construcción de una vida plena.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 14 de abril de 2017, inauguraron la “Casa Común”, lugar que construyeron con la finalidad de recolectar material reciclable para mantener limpia la comunidad. Fue construida con la cooperación y el trabajo voluntario de todas y todos los vecinos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Maza recalcó que la “Casa Común” es el símbolo que más los identifica, por eso lo anotaron como el nombre principal del Consejo, y también es utilizado en sentido metafórico para referirse a la vida comunitaria y al hacer comunidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los ingresos que obtienen por la recolección y la venta del PET, cartón, aluminio, pilas, latas, papel y plástico, los han utilizado en problemáticas como alumbrado público, drenaje, agua potable, alarmas vecinales y demás.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 25 de julio de 2020, inauguraron el Centro Agroecológico Nuestra “Casa Común», con la finalidad de ser un espacio de encuentro, capacitación y producción de abono orgánico, huertos familiares y plantas medicinales.

Intentan impulsar una economía social. – Foto: Alma Martínez.

Maza explicó que 25 familias se reunieron para realizar este proyecto que surgió debido a la pandemia, ya que cerraron empresas y hubo despidos. Así, se les ocurrió pedirle a las y los vecinos que tenían terrenos baldíos que los prestaran para la siembra.

Terminaron sembrando melón, pepino, cilantro, rábano, apio, tomate, calabaza, orégano, albahaca, sábila, enredaderas y demás. La cosecha fue tan abundante que la compartieron con las y los vecinos que no participaron en la actividad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentó que en los meses de mayo y junio del año pasado se dieron cuenta que había familias vulnerables a la pandemia, por edad y por desempleo. De manera que se coordinaron entre todas y todos para brindarles apoyo psicológico, médico y económico.

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del Estado de Chiapas les donó 40 despensas y la fundación Caritas A.C. les apoyó con 30. – Cortesía: Casa Común Plan de Ayala

No hay otra salida, si queremos sobrevivir ante esta pandemia tenemos que cuidarnos los unos a otros. Tenemos que construir el buen convivir, que se entiende como el cuidado de todos los seres vivos porque todos estamos interrelacionados, dijo Nicandro Maza.

Agregó que es necesario buscar la armonía y la paz, que permita salir a la calle sin el riesgo de que alguien te asalte, donde haya respeto hacia las mujeres, empleos, salarios y viviendas dignas.

Estamos ante problemas sociales y ambientales, porque no hemos logrado procesos de cuidado y de convivencia entre nosotros. El individualismo y la idea de la de mercantilización de la propia vida nos está llevando a la destrucción planetaria y a la destrucción de nosotros mismos como individuos y como familia, señaló Nicandro Maza.

Comisiones

Por ello, la Comisión de Familia y Educación, tiene como objetivo fomentar la comunicación al interior de las familias y entre vecinos por medio de una educación integral para el buen convivir.

Maza mencionó que las y los niños y adolescentes asisten a talleres sobre comunicación asertiva, cuidado del medio ambiente, redes sociales, entre otros. Además, han realizado salidas culturales y de convivencia, como su reciente visita al Museo del Dinosaurio y a la concha acústica de la Universidad Descartes.

También las familias han recibido terapias psicológicas, acompañamiento y asesoramiento durante la pandemia por parte de profesionales que se presentaron como voluntarios y que son de la misma comunidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Maza agregó que el futuro tiene pensado formar equipos infantiles de fútbol varonil y femenil. Sobre todo, quiere enforcarse en procurar que las mujeres tengan una participación en igualdad de condiciones y con niveles de liderazgo en la comunidad.

En cuanto a la Comisión de Economía Social y Solidaria, está conformada como una cooperativa que lleva a penas tres meses trabajando, 25 familias son parte de ella y cada semana una pequeña comisión va a la Central de abastos a comprar frutas y verduras a bajo precio.

Socias de la cooperativa recogiendo sus pedidos. – Cortesía: Casa Común Plan de Ayala

Maza señaló que, aunque no conoce todas las localidades que hay en Tuxtla Gutiérrez, ha observado que no existe un proceso organizativo como el de la Casa Común, incluso si se compara con la otra parte de la colonia Plan de Ayala.

Aquí si un delincuente viene a meterse a la comunidad sabe que quién corre más riesgos estando adentro son ellos no nosotros, allá quien corre los riesgos son los pobladores porque están desvinculados, dijo Nicandro Maza.

Añadió que el asunto de la inseguridad es multifactorial y por lo tanto las respuestas tienen que ser comunitarias. Por eso están en coordinación con la Secretaría de Gobernación del Gobierno Federal y recientemente con el Centro Estatal para la Prevención de la Violencia de Chiapas, para aplicar una encuesta que mide el nivel de descomposición social, de inseguridad y de violencia en la comunidad.

Estamos demostrando que cuando nos ponemos de acuerdo con las instituciones podemos hacer el triple de trabajo que ellos hacen con los mismos recursos y que además mucho más efectivo con una comunidad organizada, mencionó Nicandro Maza.

La encuesta tiene 72 preguntas y está siendo realizada de manera virtual y física.  – Cortesía: Casa Común Plan de Ayala

Maza detalló que los resultados les permitirán tener una idea concreta de lo que está sucediendo en la comunidad, para verificar si efectivamente lo que están haciendo está bien o no. Además, planean sacar un libro con los resultados de la encuesta y presentarlo a los medios de comunicación.

Con los resultados vamos a iniciar un proceso de gestión, vamos a hacer que las instituciones se comprometan a generar políticas de seguridad en contra de cualquier tipo de violencia y en la reconstrucción del tejido social, expresó Nicandro Maza.

Declaró que el Consejo Vecinal, promueve un gobierno comunitario que se basa en las decisiones colectivas y no en los partidos políticos, sin embargo, no son anti-gobierno, por eso, desde la política de la reconstrucción del tejido social buscan trabajar juntamente con el gobierno.

Tenemos que ir construyendo nuevas narrativas de que sí se pueden hacer las cosas desde la comunidad y el trabajo colectivo, porque este es el único camino para la sobrevivencia humana y del ambiente, agregó  Maza.

Afirmó que la inseguridad los unió, y a partir de ahí han surgido todos los proyectos y los vínculos con diversas instituciones.

Se han dado grandes cambios en la comunidad, quizá no son tan visibles, pero ahora hay ese cuidado entre vecinos, hay confianza de caminar en las calles, de hablar y decir las cosas tal como son que, si viene algún enfermo o alguien quiere algo, inmediatamente los vecinos están en la disposición de ayudar, comentó

También, comentó que algo que se ve, pero que pocos saben es que los primeros contenedores de basura salieron de la comunidad. El secretario de servicios públicos municipales en el gobierno de Carlos Morales le platicó que fue él quien le propuso al presidente que retomaran la idea de contenedores por toda la ciudad.

 

En su visión establecieron que quieren ser una colonia modelo con un tejido social reconstruido, con una cultura de paz y armonía, con mecanismos de seguridad eficientes y con niveles de convivencia que se reflejen en el cuidado de la comunidad y del medio ambiente.

Hemos ido construyendo un modelo alternativo de desarrollo comunitario en materia de seguridad, ambiental y en las relaciones con los niños. Nos hace falta, pero los vamos consolidando y ampliando, añadió Nicandro Maza.

Explicó que ojalá otras colonias puedan retomar este modelo para ir reconstruyendo Tuxtla, por el momento ellos buscarán constituirse como una asociación civil para poder tener mayores beneficios y acceso a más recursos.

Nicandro Maza, titular de la Comisión de gobierno comunitario del Consejo Vecinal “Casa Común” para el Buen Convivir, Plan de Ayala, se encarga de la seguridad, de la participación ciudadana y de los vínculos con el Gobierno y la sociedad civil. – Foto: Alma Martínez.

Maza, es abogado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Comentó que su condición de abogado es su vida, por ello, ha utilizado el derecho como una herramienta al servicio de la comunidad y aunque esta labor no es pagada, es satisfactoria. 

Me animó cuando veo que la gente va tomando conciencia, cuando participan y se comprometen. Descubro que las cosas están funcionando porque trabajo por amor y no por obligación, finalizó.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: