Nace la Unión Comunitaria Rancho San Antonio con el fin de organizarse y combatir la contaminación en Emiliano Zapata

Unión Comunitaria Rancho San Antonio. Cortesía: Raúl Rodríguez Ríos

*La Unión Comunitaria surgió por el interés de los integrantes de hacer algo a favor de su comunidad y concientizar, pues muchas personas queman la basura, cuando deben darle un tratamiento.

*Los tres elementos fundamentales bajo los que se guía la Unión son: vínculos para llevar a cabo las acciones, la identidad como seres humanos comprometidos a su medio, y los acuerdos para emprender actividades que les ayuden a mejorar su entorno y alcanzar sus objetivos.


Nace la Unión Comunitaria Rancho San Antonio, ubicado en carretera a la Angostura, kilómetro 23, en el municipio Emiliano Zapata, inspirado en el proyecto de Casa Común Plan de Ayala.

Raúl Rodríguez Ríos, profesor de educación primaria, dio a conocer que el proyecto surgió el pasado 15 de agosto del presente año, cuando 10 familias de la comunidad sostuvieron una plática con Nicandro Maza, representante de la Casa Común Plan de Ayala, posterior a ello, se organizaron para formar su Unión Comunitaria.

Rodríguez Río aclaró, que quienes integran ahora esta Unión, ya tenían ciertas inquietudes, es decir, realizar un equipo para mejorar su entorno, pero en específico poder conservar la naturaleza.

Mencionó que, la principal necesidad que tienen es relación a la contaminación, la gente de la comunidad se dedica a quemar la basura, sin saber que pueden reciclar y vender ciertos materiales, y con ello traer beneficios al lugar.

Aunado a lo anterior, esta la necesidad de reforestar, al vivir en una zona rural tienen la oportunidad de plantar árboles incluso aquellos que son frutales, obteniendo un doble beneficio.

Nuestras necesidades primordiales son eliminar la basura de la carretera, muchos conductores o personas que viajan no tienen la cultura de guardar o reciclar y se les hace muy fácil tirar la basura, eso fue lo primero que hicimos limpiar la calle y empezamos a realizar nuestra área de reciclado, le daremos más impulso ya que tengamos terminada la casa donde será la Unión Comunitaria, se irá recolectando para después llevarlos a Tuxtla a vender al centro de reciclado, comentó el profesor.

Rodríguez Río dijo que, cerca de 15 familias integran la Unión Comunitaria, hacen acto de presencia los domingos, asimismo hay una familia del municipio Emiliano Zapata y otra de Salvador Urbina, a quienes invitaron y aceptaron, hoy aportan “un granito de arena” a esta causa.

Cuando iniciaron el proyecto, hace casi un mes, empezaron a juntar materiales para poder hacer su lugar de acopio, enfrentando así su primera dificultad, que es juntar los materiales necesarios para hacer un techado, que aún esta inconcluso.

Sin embargo, esperan poder solucionarlo para terminar durante la semana con esta tarea, pues ya tienen muchas actividades para realizar, pero consideran primordial terminar la casa, y así implementar cursos de pintura y de moldeado de barro.

Agregó que, ya cuentan con los profesionales para realizar cada curso, pero falta la adecuación del espacio, ya que este no permite que jóvenes, niños y niñas puedan llegar los fines de semana.

Al mismo tiempo, colocarán un anuncio para que la comunidad conozca lo que están haciendo y poder reciclar materiales como latas, plástico y cartones, además esperan que más personas se vayan sumando.

Hay personas que van al jardín de niños y pasan por la carretera, el monte es muy alto, queremos limpiar, poner unos contenedores, alumbrado ya tenemos por ahí unas lámparas, y nos hace falta componer las calles, dijo el profesor.

Añadió que, quieren iniciar un proyecto en el campo con la plantación de árboles frutales como la papaya y el limón, para adquirir estos productos a bajo costo, así como vincularse con la Casa Común Plan de Ayala y ofrecer las frutas a un precio espacial.

Rodríguez Río señaló que, quieren fundar una caja de ahorro y poder acceder a un préstamo con una tasa baja de interés.

Resaltó que el mayor interés es plantar árboles en el camino y les brinden sombra y oxígeno, con el fin de contribuir al cambio climático y que los efectos no sean severos.

Por otro lado, acentuó que las autoridades del municipio han estado muy distantes de la comunidad, hace poco tuvieron un problema con el agua, cuentan con un permiso a nivel nacional, pero el presidente no lo hizo valer por responder a intereses del dueño del terreno donde se encuentra el manantial.

El permiso ya está, no se nos atendió, hubo algunas amenazas al grupo, se disperso y me quedé solo al ser el representante, por el momento eso no se solucionó, ellos apoyan cada año con el recurso del Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (COPLADEM), y ya no hay más apoyo, expuso el profesor.

Reconoció que otra de las razones por la que surgió el proyecto se debe a que la sociedad está dividida, así que buscan el buen convivir mediante actividades que promuevan la conservación de su espacio y de la naturaleza.

Tratemos de recudir los deshechos que dañan al planeta y reutilizarlos, de esa manera le enseñaremos a nuestros hijos e hijas, ya que vienen cosas más difíciles, mencionó el profesor.

Por lo que, hizo un llamado a sumarse y dar un poco de tiempo para realizar labor comunitaria, hacer conciencia, e involucrar a los jóvenes en actividades deportivas, todo con el fin de no esperar que las autoridades lleguen y solucionen todo.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.