Parteras, academia y personal médico piden al Senado rechazar dictamen en materia de medicina tradicional indígena

Asamblea para la revisión del proyecto propuesta de ley en medicina tradicional CDMX. Cortesía: Red Autónoma de Médicos Tradicionales y Parteras CDMX, Área Metropolitana.

*Enfatizaron que el dictamen viola tratados internacionales en materia de Derechos Indígenas que además son de orden constitucional para el país. Por lo tanto, exigieron a la Cámara de Senadores que deseche dicho dictamen.


La Red Mexicana Autónoma de Médicos y Parteras Tradicionales lanzó la petición “¡Defendamos la Medicina Tradicional Indígena! No a la Reforma a la Ley General de Salud”, dirigida a Olga María Del Carmen Sánchez Cordero, presidenta de la Cámara de Senadores, en abril de 2021. Dicho organismo recibió un dictamen de la Cámara de Diputados y Diputadas  que pretende reformar y adicionar diversas disposiciones a la Ley General de Salud en materia de Medicina Tradicional Indígena.

Indicaron que, el objetivo del dictamen es adjudicar al Estado mexicano, a través de la Secretaría de Salud, la competencia de “regular, utilizar y aprovechar” la medicina tradicional indígena, estandarizando sus prácticas bajo normas de la medicina hegemónica que, por su origen y naturaleza, son ajenas a las culturas de los pueblos.

Por ello, colectivos de médicos y parteras tradicionales junto a grupos de la sociedad civil y académicos, analizaron el dictamen y concluyeron que, si es aprobada por la Cámara de Senadores, afectarán los derechos colectivos de los pueblos indígenas establecidos en la Constitución y en diversos tratados internacionales en materia de derechos culturales, ambientales, económicos y sociales.

Las localidades de los Altos de Chiapas, se tiene amplio conocimiento sobre plantas que se encuentran en su región y cómo utilizarlas en la vida diaria. Cortesía: Ecología Verde.

Mencionaron que, las reformas impondrían una serie de reglas de carácter prohibitivo y subordinando a la medicina tradicional y su diversidad de prácticas, tanto al sistema hegemónico de salud como a los intereses corporativos de la industria biomédica.

Lo anterior, afecta la permanencia y continuidad de conocimientos y prácticas relacionadas con la salud comunitaria que representan aspectos fundamentales de los sistemas bioculturales de los pueblos indígenas, esto impacta la relación con el territorio y los recursos asociados, es decir, la administración, conservación y reproducción de plantas medicinales, su relación con la agricultura tradicional y los ecosistemas circundantes.

A través del foro “Legislación, control y desaparición de la medicina tradicional: Riesgos de la propuesta de reforma a la Ley General de Salud”, Eusebio Carmona, integrante de la Organización de Médicos Indígenas del Estado de Chiapas (OMIECH) dio a conocer que durante 37 años han luchado para defender su medicina, pero hoy ven un nuevo peligro que salió de la Cámara de Diputados, una de las instituciones que deberían defenderlos y respetarlos.

Destacó que, las y los integrantes de la organización han platicado sobre el dictamen que dio la Comisión de Salud, así llegaron a la conclusión de que se están violando sus derechos como pueblos originarios del país.

Entendemos perfectamente las intenciones de la medicina de los doctores que desde hace cientos de años ha querido regularnos, es decir, mandarnos como patrones y apropiarse de nuestras plantas medicinales para reforzar su medicina y no tanto para que sirva a nuestros pueblos, dijo Carmona.

Señaló que, los intereses están ocultos en las empresas farmacéuticas trasnacionales y algunas nacionales que solo ven la ganancia con la venta de productos herbolarios a nivel mundial, como de insumos en los hospitales, donde cada vez más mujeres embarazadas se atienden debido a la desacreditación de las parteras por parte del sector salud.

La organización tiene claro que la regulación por parte de la Secretaría de Salud de su medicina y de quienes la practican en las comunidades será la continuación de su desplazamiento y desaparición como ha ocurrido en otros países como Chile, Argentina y Uruguay.

Esperemos que los y las senadoras tengan un mejor pensamiento sobre las consecuencias negativas de ese dictamen y lo rechace, no queremos que lo recomienden para que todo siga igual, como lo han hecho desde hace mucho tiempo. Rechazo total al dictamen de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados sobre la medicina tradicional, expreso el integrante de la organización.

Reunión Extraordinaria convocada dentro del proyecto: “Lucha para la supervivencia biocultural de la partería Indígena tradicional en el Estado de Chiapas y México”, Cortesía: Área de Mujeres y Parteras de la OMIECH

Por su parte, José Guadalupe Tinoco Díaz del grupo de investigación en salud de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) mencionó que esta área rechazó la aprobación del dictamen. Después de una revisión y análisis advirtieron que las reformas a los artículos 2, 6, 13, 27, 83, 96, 112 y adición al 31 Bis de la Ley General de la Salud, conlleva grandes violaciones a los derechos de los pueblos indígenas.

Tinoco Díaz añadió que, omitir la consulta previa e informada a los pueblos y comunidades indígenas, afromexicanas y equiparables es grave al ser un requisito fundamental para determinar el consentimiento o rechazo a la propuesta de reforma.

Mencionó que este dictamen pretende la regulación de los médicos y parteras tradicionales equiparando sus conocimientos al sistema medico hegemónico, con ello prolongarían una histórica y vergonzosa subordinación de los especialistas y sus prácticas.

Asimismo, dijo que la elaboración del dictamen advierte de manera contundente el profundo desconocimiento de las formas de producción y reproducción de saberes que están insertos en una dinámica histórica, cultural, hereditaria y comunitaria.

Esta regulación no responde a las necesidades reales tanto de las comunidades indígenas como diversos sectores populares, tampoco ignoremos que estamos ante un acelerado escenario de explotación de sus recursos socioambientales, territoriales y culturales permeado por interés trasnacionales y globales, expuso Tinoco Díaz.

Taller de plantas medicinales. Cortesía: Infrarural.

El grupo de investigación en salud hizo un atento llamado a los integrantes del Senado para que desechen dicho dictamen. De manera personal, propuso la formación de grupos que atiendan tareas específicas, tener un espacio amplio para la difusión de lo que abordaran y los campos de acción.

Por otro lado, Roberto Campos Navarro, médico reconocido por su trayecto en estudios de medicina tradicional señaló que, la iniciativa presentada a la Cámara de Senadores es “tramposa y mentirosa” al tratar de igualar la medicina complementaria con la tradicional indígena, al ser esta última ancestral.

Campos Navarro desaprobó la no consulta a los pueblos originarios, como el no tomar en cuenta al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) y a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Propuso promover la corrección del texto constitucional y ampliar la vigente Ley de Salud, pues se ha incumplido al no haber presupuesto y apoyo desde que se inició en septiembre del 2006, y al no dar promoción y desarrollo a la medicina tradicional.

Por último, el médico planteó la protección jurídica de la medicina tradicional mexicana como propiedad intelectual al formar parte del patrimonio cultural intangible de la humanidad.

Un comentario en “Parteras, academia y personal médico piden al Senado rechazar dictamen en materia de medicina tradicional indígena”

  1. Hector
    19 septiembre, 2021 at 21:00 #

    Muy Interesante

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: