Menstruación digna de 130 mujeres privadas de su libertad es violentada por autoridades penitenciarias

Las mujeres privadas de la libertad han sido objeto de una discriminación histórica. – Foto: Senado de la República

*Un pedazo de tela o papel higiénico se ha convertido en la solución de mujeres privadas de la libertad en Chiapas ante la falta de acceso a productos de higiene menstrual.


Por Alma Martínez

El derecho a la gestión e higiene menstrual digna de 250 mujeres privadas de su libertad es vulnerado. Internas tienen que ingeniárselas para solventar su periodo menstrual cada mes, expuso Jacivi Gómez, presidenta de la Fundación “Unidas por la Sangre”.

Un aproximado de 130 mujeres recluidas en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) de Cintalapa, 60 en “El Pino” de San Cristóbal de las Casas y 60 más en “El Mangle” de Tapachula carecen de una higiene menstrual digna. Por lo anterior, recurren a utilizar una toalla sanitaria por días o a sustituirla por otro material, como pedazos de telas o papel higiénico.

Los productos de higiene menstrual no son proporcionados por las autoridades penitenciaras a cargo del Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSyPC). Por lo que, las consiguen en las visitas familiares o comprándolas al interior del centro. Sin embargo,  no todas reciben visitas, tienen empleo o una buena economía para poder pagar el costo de productos que llegan a ser tres o cuatro veces más caros que afuera.

La menstruación, un derecho

El Estado debe salvaguardar el derecho a la protección de la salud y seguridad sanitaria de la población penitenciaria femenina, proporcionando elementos de gestión menstrual según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Entre los elementos se encuentra proporcionar espacios dignos y de suministro de agua potable, suficiente, salubre, aceptable, asequible, ininterrumpido y equitativo.

Desde otra perspectiva, el artículo 10 de la Ley Nacional de Ejecución Penal dicta las obligaciones de las autoridades penitenciaras al brindar “instalaciones adecuadas y los artículos necesarios para una estancia digna y segura, siendo prioritarios los artículos para satisfacer las necesidades de higiene propias de su género”.

Unidas por la sangre

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jacivi Gómez, activista cercana a las internas, recordó a la menstruación digna como el derecho de las mujeres internas para acceder a toallas sanitarias, y no solamente eso, también a toallitas húmedas porque no siempre tienen acceso al agua, además de medicamentos para aliviar los cólicos y horarios donde puedan descansar”, .

De acuerdo con la presidenta de la Fundación, es necesario una alianza entre los centros penitenciarios y la sociedad civil organizada para contribuir entre todos y todas, aportar al derecho a una menstruación digna y mejorar sus vidas.

La Fundación “Unidas por la Sangre” apoya a mujeres privadas de su libertad de Chiapas y busca concientizar de sus necesidades particulares. Una de las acciones que realizan es llevar donaciones a los centros penitenciarios, mismas que son revisadas antes de su ingreso. Puedes sumarte a “Unidas por la Sangre”, donando artículos de higiene personal como toallas sanitarias, jabón, pasta dental, papel de baño y champú. Para más información comunicarse al 9611088527 o ingresar a la página de Facebook.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: