Aldama desmiente acusaciones de tala de cafetales

Entrada a Aldama. Foto: Ángeles Mariscal

*Reportan disparos de alto calibre por grupos armados a las 09:23 horas, el punto de ataque «Snup sba uk’um» Slumka’ en Santa Martha Chenalhó, en dirección hacia la comunidad de Xuxch’en Aldama.


La Voz del Pueblo Tan Joveltik a través de una denuncia pública mencionaron las injusticias a las que se enfrentan por los grupos paramilitares en Santa Martha, Chenalhó. Operan de manera libre desde 1997 de la masacre de Acteal hasta hoy en día.

Recodaron la contrainsurgencia de las resistencias y rebeldías de los pueblos originarios de Chiapas y México, como el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), Congreso Nacional Indígena (CNI), y a las personas defensoras del territorio, quienes luchan por la vida y la madre tierra.

El pueblo desmintió las acusaciones que realizó el sector de Santa Martha, publicado en la cuenta “Base Digna Ochoa” el pasado 14 de noviembre, mencionan que el poblado de Aldama ingresó y taló 1800 matas de cafetales, un total de una hectárea.

El grupo armado opera en esa zona días y noches, es un punto de ataque conocido como el Volcán, en esa parte atacan a nuestras comunidades, es ahí donde ha habido varios heridos y muertos, así como puntos de ataques cercanos y vigilado permanente como Nech’en y Tulantik, desde ese punto asesinaron a nuestros hermanos Pedro de Coco’ y Filiberto de Tabac, indicó la Voz del Pueblo.

Al mismo tiempo, en un video mencionaron que durante dos noches talaron los cafetales, cuando el lugar es vigilado por los grupos armados, esto dificulta la posibilidad de que no se dieran cuenta de que alguien ingresó en la zona. Por esa razón considera dichas acusaciones una razón para llamar la atención. En lo que va del mes de noviembre ha habido ataques con armas de fuego de alto, en especial los días 12 y 13, atacaron diferentes puntos de la comunidad de Tabac, el 4 y 5 cruzaron los límites territoriales rumbo a Juxton en Aldama, arremetieron contra la comunidad y lugares donde han querido perpetrar.

Están buscando todas las formas y vías para romper el acuerdo, saben muy bien que se llevará una reunión próxima con los gobiernos en donde se entregarán los documentos pendientes para la resolución agraria, detalló el Pueblo.

Familia de indígenas afectados por la violencia de grupos armados. Aldama, Chiapas. Foto: Ángeles Mariscal

Asimismo, enfatizaron el despojó de 60 hectáreas donde vivían 7 familias, en 2016 fueron saqueados y amenazados. Hoy, solo buscan culpables de sus actos y que el gobierno indemnice estas pérdidas, para luego armarse y atacar las comunidades. Por otro lado, resaltaron su búsqueda por la paz y tranquilidad en sus hogares y trabajar las tierras. Esperan la solución del conflicto agrario porque el problema no es nuevo, está desde en los años 70, pero en el 2009, el tribunal unitario agrario resolvió la posesión a favor de los 115 comuneros de Aldama.

Nosotros los pueblos originarios no permitiremos que nos sigan despojando nuestras tierras. Resistiremos, así como hemos resistido a más de 500 años. Y queremos dejar en claro que: ¡No más despojos de nuestras tierras y territorios, no más persecuciones, no más asesinatos, no más violaciones de derechos humanos! ¡Exigimos la libertad inmediata e incondicional a nuestro compañero Cristóbal!, concluye el comunicado.

Son ataques a tiros desde Chenalhó hacia una decena de comunidades

Cabe mencionar, el registró de al menos 47 agresiones armadas en 72 horas que vivieron pobladores del municipio de Aldama, en un ataque simultáneo contra 10 comunidades, esto durante los primeros días de noviembre, por parte de un grupo armado que les dispara desde el poblado Santa Marta, Chenalhó.

Ni los patrullajes de la Guardia Nacional que se realizan desde 2019, logran detener al grupo armado que demanda el control de este territorio.

El recorrido que hace la Guardia Nacional (y la policía estatal de Chiapas), no pudieron llegar a donde están los disparos, porque a ellos mismos les disparan, explicó Nicolás, de la comunidad Coco´.

Los ataques se han vuelto simultáneos en la totalidad de comunidades que hay en la franja que divide al municipio de Aldama con Chenalhó. Al menos 3 mil personas han colocado barricadas en los caminos con piedras que logran detener los disparos, algunas deben abandonar por temporadas de sus viviendas, son desplazados intermitentes.

En Aldama, los pobladores llevan un recuento detallado de las agresiones, los anotan en cuadernos y hacen el reporte a las autoridades. Por parte de los gobiernos estatal y federal hay acuerdos de pacificación no respetados; los pobladores aseguran que también hay omisión de las autoridades.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: