ARIC se fragmenta; líderes denuncian desestabilización

Habitantes del poblado Ranchería Corozal, habitan en la selva desde hace tres generaciones. Foto: Ángeles Mariscal

*Hasta 2002, existían 45 poblados ubicados dentro y en los límites de la Comunidad Zona Lacandona y de la Reserva de Biosfera Montes Azules, señalados como irregulares, invasores y depredadores ecocidas, amenazados de desalojo, 12 de estos pertenecen a la ARIC.


A través de los propios militantes, la Asociación Rural de Interés Colectivo Unión de Uniones Independiente y Democrática (ARIC-UUID) informó estar siendo atacada de manera verbal, escrita y psicológica, con el fin de fragmentar la unidad, informaron representantes legales*.

En meses pasados, habitantes de la Ranchería Corozal abandonaron sus tierras de manera temporal y pronto retornaron a sus comunidades. Sin embargo, en un escrito con fecha del 13 de noviembre, Benito Hernández González, procurador agrario estatal, solicitó la reubicación de un grupo de personas, dichas posesiones se entregaron de manera legitima y formal por la comunidad Bienes Comunales Zona Lacandona (BCZL).

La organización cuestionó “¿Cuánto se habrá vendido Benito Hernández González y cuanto le dará a Aurelio Álvarez Cruz?, este último dice ser comisariado del ejido Candelaria, cuando el reside en el barrio El Paraíso en Ocosingo.

Cabe aclarar, habitantes de Salvador Allende, Ranchería Corozal y Nuevo San Gregorio han participado en la conservación del ecosistema y conservación de su dignidad.

A diferencia de muchos de poblados que los rodean en el vasto territorio de la Lacandona, tuvieron la visión para trabajar hacia el interior de sí mismos y su entorno, y en medio de un ambiente hostil, emprendieron la labor de cuidar y conservar a lo que llaman la “madre tierra”, porque de ella dependen.

Declaramos que las tierras de la Ranchería Corozal y la comunidad San Gregorio son tierras logradas por la lucha de la ARIC-UUID, mediante el dialogo y la concertación agraria con los BCZL, a través de sus autoridades, enfatizaron los representantes legales.

De acuerdo con los militantes de la ARIC-UUID, “no somos uno, ni somos cien”, sino miles que tienen conciencia y principios en la defensa de la tierra y territorio desde el año 1975.

Hicieron de conocimiento a las personas que dejan la lucha agraria que les vaya bien, pero que no utilicen el nombre de la organización. Y, para los tres niveles de gobierno que las tierras que dejaron de manera voluntaria Hernández González y su grupo, como las que integran la Ranchería Corozal que “si no retornan, serán ocupadas por militantes de la ARIC-UUID, necesitado de tierra”.

Ya que es su principal lucha desde hace 45 años. A los habitantes del ejido Candelaria les hacen de conocimiento que no tienen nada que ver en esas tierras, y ante cualquier situación en esa región, el responsable principal será Álvarez Cruz, quien promueve el abandono voluntario de tierras.

Agravios

Entre las denuncias realizadas por integrantes de la ARIC-UUID se encuentra el robo de la producción de maíz en la cosecha de abril de 2019, donde “95 personas del ejido Candelaria, entre ellos hombres y mujeres, robaron 12 hectáreas de maíz, producto del trabajo de los hermanos de la Ranchería Corozal. Se calcula que fueron 300 zontes de mazorcas que se robaron”, un costo de 120 mil pesos.

Otro hecho es lo ocurrido el 26 de agosto de 2020, cuando habitantes de La Candelaria entraron a tierras de Ranchería Corozal, despojado trabajaderos y destruyendo cultivos. El 19 de septiembre, detuvieron de manera arbitraria a los hermanos Javier y Martín Gómez Méndez, cuando se encontraban realizando trabajos de siembra; los golpearon y entregaron a las autoridades acusándolos de los delitos de intento de homicidio y portación de armas de fuego, que no pudieron demostrar, por lo que fueron puestos en libertad.

El 1 de octubre de ese mismo año, los habitantes de Candelaria detuvieron a Marcos Santiz Gómez, lo mantuvieron en la cárcel del ejido hasta que pagó 10 mil pesos por su liberación. Nueve días después, persiguieron a Tomás Gómez Méndez con la intención de agredirlo, pero el campesino pudo escapar.

*Representantes:

Sebastián Jiménez Clara

Amalia Pérez González

Dominga Lorenzo Ruiz

Evencio Santiz Gómez

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: