Es el momento de poner fin a las desigualdades y al sida: organizaciones y sobrevivientes

Personas portadoras del VIH y organizaciones, solicitan atención Foto: Archivo Chiapas PARALELO

*Las personas que viven con el VIH sufren cuadros más graves y tienen mayores comorbilidades por la enfermedad del coronavirus, que aquellas que no tienen la infección. A mediados de 2021, la mayoría de esta población no tenía acceso a las vacunas contra el Covid-19, dio a conocer el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).


75 millones de personas han contraído la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y 32 millones murieron de enfermedades relacionadas con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) desde su inicio. Mientras tanto, lideres mundiales no han alcanzado las metas, objetivos y compromisos adoptados en la declaración política del 2016, celebrada en la Asamblea General de las Naciones Unidas, declararon organizaciones y personas sobrevivientes*.

Por consiguiente, es el momento para fortalecer la respuesta al VIH en Chiapas y el mundo, con pasos innovadores para alcanzar las metas mundiales para acabar con la epidemia en el 2030. En ese sentido, se unieron a las preocupaciones expuestas en la nueva declaración política sobre el aprobada por la Asamblea General el pasado 8 de junio.

Aunque es una epidemia universal, al ser 38 millones de personas quienes viven con el virus. A nivel nacional y regional, esta emergencia tiene características y factores distintos, y en un contexto epidemiológico, requiere de respuestas e intervenciones diferenciadas para responder a ellas.

Como si fuera poco, en el 2019, el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (CENSIDA) estimó 1.7 millones de nuevas infecciones, esto frente a la meta global para 2020, de menos de 500 mil, el incremento se dio en al menos 33 países desde 2016.

Hemos documentado con preocupación que las desigualdades adoptan distintas formas y dimensiones, si bien difieren en diversos contextos nacionales, pueden incluir las basadas en el estado serológico, género, raza, etnia, discapacidad, edad, nivel de ingresos, educación, ocupación, disparidades geográficas, estatus migratorio y encarcelamiento, a menudo estas se solapan y agravan de manera mutua, además han contribuido a que no se lograran las metas mundiales para 2020, expusieron organizaciones y personas sobrevivientes.

En ese sentido, la pandemia de la Covid-19 agravó las diferencias ya existentes, por los nuevos contratiempos y el retrasar aún más la respuesta al VIH/SIDA, en específico: acceso a los medicamentos, tratamientos y diagnóstico. Ampliando así, las brechas existentes y la inversión insuficiente en salud pública, sistemas de salud y otros servicios esenciales.

Ante lo expuesto, exhortaron y exigieron al gobierno de México y Chiapas, y a la Secretaría de Salud estatal, a través de la coordinación del VIH en la entidad y las administraciones locales a establecer mecanismos para continuar con la prevención combinada del virus, detección temprana y acceso a tratamiento antirretroviral, estas acciones son fundamentales para lograr detener la transmisión en los próximos años.

Para alcanzar ese objetivo, los gobiernos, proveedores de servicios de salud, organismos de cooperación, sociedad civil, personas viviendo con VIH, poblaciones clave y otros interesados directos en esta lucha, deben trabajar de manera conjunta e intensificar la respuesta a la infección, indicaron las organizaciones y personas sobrevivientes.

Chiapas con 13 Servicios de Atención Integral Hospitalarios (SAIH) y dos Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capacits). Cortesía: Salud Chiapas

Otro de los mecanismos es la de establecer elementos que favorezcan el desarrollo social como: leyes, reglamentos municipales, políticas, campañas de educación pública y sesiones de capacitación contra el estigma, dirigida a trabajadores sanitarios y de las fuerzas del orden, con el fin de dispersar la estigmatización y discriminación que siguen rodeando al VIH.

Así mismo, empoderar a mujeres y niñas a fin de que se hagan cargo de su propia salud sexual y reproductiva, como a sus derechos reproductivos, También, poner fin a la marginación de las personas que viven con esta epidemia y las que tienen mayor riesgo de contraerlo.

Incluso, fijar los grupos de población específicos que son centrales en el contagio y la respuesta que le dan, considerando el contexto epidemiológico local al incrementar las posibilidades de quedar expuestos al virus o de transmitirlo. A su vez, que ese conjunto incluya a quienes viven con el VIH, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, consumidores de drogas inyectables, como personas que ejercen el trabajo sexual, transgénero, quienes están en prisión y otros entornos cerrados.

Gran parte de la población indígena desconoce sus derechos sexuales y reproductivos, debido a la falta de interés de los trabajadores de salud al frente de las clínicas de su región. Cortesía: Gobierno de México

A parte de eso, tomar en cuenta que en función del contexto epidemiológico y social de Chiapas, otras poblaciones pueden verse expuestas a un mayor riesgo de contraer el virus, como mujeres, hombres, adolescentes, jóvenes, niñez, personas con discapacidad, minorías étnicas y raciales, pueblos indígenas, comunidades locales, quienes viven en la pobreza, migrantes, refugiados, desplazados internos, uniformados y la gente que se encuentran en situaciones de emergencia humanitaria, conflicto y posconflicto.

Es el momento de invertir en prevención, aumentando la disponibilidad de condones en los grupos de población clave y lograr la supresión viral. Es el momento de empoderar a niños, niñas y adolescentes a través del acceso a una educación sexual integral. Es el momento de proveer la Profilaxis Pre Exposición (PrEP) para que las personas en riesgo de adquirir el VIH tengan acceso a ello, indicaron las organizaciones y sobrevivientes.

*Firmantes:

Una Mano Amiga en la Lucha Contra el Sida A.C.

Red por la inclusión de la diversidad sexual en Chiapas

Mesa interinstitucional en la respuesta al VIH, ITS y Hepatitis C con población migrante y Refugiada en Chiapas.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: