Reclaman diálogo y articulación interinstitucional y comunitaria ante la complejidad de violaciones contra migrantes

*Ante violaciones sistemáticas a Derechos Humanos, el COMDHSM exigió una política integral que responda a las necesidades de las personas migrantes con enfoques diferenciados de género y libres de racismo


El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano (COMDHSM) ha documentado desde el 18 de noviembre, el actuar arbitrario y discrecional del Instituto Nacional de Migración (INM) en el traslado de trámites migratorios de personas que se encuentran en Tapachula. Esas acciones, causaron mayor incertidumbre y tensión sobre sus procesos de solicitud de asilo y regularización migratoria, agravó las condiciones de precariedad y vulnerabilidad, así como diversas violencias y violaciones a derechos humanos.

A partir de testimonios de las personas que han sido trasladadas a otras ciudades del centro del país, saben que se les abandona sin ninguna asistencia por parte de las instituciones, al no existir coordinación que garantice la continuidad de sus procedimientos y trámites, no cuentan con redes de apoyo a las que puedan recurrir, incluso se les detiene en otros puntos en las Estaciones Migratorias, y les retiran las Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias (TVRH).

Estos hechos indican la agudización de diversos procesos violatorios de los derechos humanos de las personas migrantes y con necesidades de protección internacional, en especial el racismo institucional que se ha manifestado de manera abierta contra la población afrodescendiente, y que han denunciado a lo largo de 2021.

Las organizaciones integrantes del COMDHSM, en lo que va de 2021, han acompañado a más de 70 mil mujeres, niñas, niños, adolescentes y hombres migrantes, solicitantes de asilo y refugiados, tanto en Chiapas y Tabasco a través de la orientación, asesoría, atención y acompañamiento integral. Y, en 4 ejes temáticos reflejaron sus principales preocupaciones.

En el primer eje, es la preocupación del avance de una estrategia de securitización hacia una de militarización de la política migratoria, esto se reflejó con el despliegue de más de 28 mil elementos de las fuerzas de seguridad nacional en las fronteras sur y norte del país, tan sólo en los meses de julio y agosto.

Además, justificaron su presencia en el territorio para coordinar los llamados “operativos de rescate humanitario”, acciones de contención contra desplazamientos forzados colectivos y traslados de miles de personas deportadas y expulsadas desde Estados Unidos y México se realizan a través de acciones sistemáticas de uso ilegítimo, arbitrario y desproporcionado de la fuerza y, ha derivado en asesinatos, tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Por otro lado, observaron un desmantelamiento de los sistemas de protección internacional en la región y que en México se traduce en la falta de acceso a procesos de solicitud de asilo y regularización migratoria. Los más de ocho desplazamientos forzados colectivos que vieron desde Tapachula en los últimos meses, son consecuencia directa de políticas que han creado ciudades de confinamiento en ambas fronteras de México.

Desde inicios de este año el INM y las entidades encargadas de la protección de la niñez y adolescencia optaron por implementar de forma arbitraria la armonización de la Ley de Migración para continuar deteniendo niñas, niños, adolescentes y sus familias, detalló COMDHSM.

Así mismo, denunciaron entre 35 y 50 vuelos al mes hacia el municipio fronterizo, y de 6 a 13 autobuses diarios en los límites de El Ceibo, al trasladar a personas que han sido expulsadas bajo título 42 desde Estados Unidos, o deportadas y devueltas “en caliente” por México hacia Guatemala.

Otro eje aborda el racismo, discriminación y xenofobia, todos afectan de manera focalizada a personas migrantes, en particular a personas afrodescendientes e indígenas. Las políticas y prácticas desde las instituciones mexicanas obstaculizan de manera sistemática el acceso al ejercicio de derechos y a servicios para la población mencionada, legitimando el racismo histórico en la sociedad en general.

En este sentido, crea barreras de acceso a la atención médica y educación, fomenta la discriminación laboral, justifica las detenciones arbitrarias y violentas por perfilamiento racial, dañando en especial a las mujeres, niños, niñas y adolescentes, quienes viven impactos diferenciados por la falta de acceso a derechos. Las políticas racistas y discriminatorias, provocan violencia, criminalización y estigmatización hacia las personas migrantes en los lugares de llegada, como consecuencia tienen ciudades y sociedades violentas y de abuso.

Expresamos nuestra indignación y preocupación por el feminicidio de una mujer haitiana en el municipio de Suchiate en el mes de octubre y exigimos investigaciones expeditas y exhaustivas con perspectiva de género, acceso a la justicia, reparación y garantías de no repetición, expusieron los integrantes de COMDHSM.

Ante esto, consideran que indispensable fortalecer los procesos de acompañamiento a personas afrodescendientes e indígenas en movilidad, reconociendo la urgencia de construir de manera colectiva una agenda antirracista.

El último eje, menciona las violencias derivadas de las políticas de contención, expulsión y criminalización de las personas migrantes, lo que impacta en labores y organizaciones que les acompañan y defienden. En 2021, han documentado una intensificación del hostigamiento y obstaculización al trabajo de defensa en terreno.

Además, casos graves de agresiones contra los albergues de Casa “Betania Santa Martha” en Salto de Agua, la Casa del Caminante Jtatic Samuel Ruiz García en Palenque, Tzome Ixuk, Mujeres Organizadas en Las Margaritas y La 72, Hogar-Refugio para personas migrantes en Tenosique.

Por estas razones, los integrantes exigieron al gobierno mexicano un alto a las políticas de contención militarizada que violan los derechos de las personas migrantes y garantía de protección internacional. El cese inmediato a la represión contra este sector y con necesidades de protección internacional, como desvincular las acciones de control migratorio al de la Guardia Nacional, para la operación de políticas garantistas de derechos, las personas en movilidad no deben ser tratados como una amenaza.

Así pues, respeto, garantía y restitución de derechos de las personas en movilidad, incluido el traslado ordenado de sus procedimientos de regularización o refugio a otros estado, aunado a espacios de diálogo interinstitucional para articular acciones y respuestas entre instituciones y sociedad civil organizada, para ofrecer

Reclaman diálogo y articulación interinstitucional y comunitaria ante la complejidad de violaciones contra migrantes

Se suma, el eliminar y sancionar todo acto de racismo, xenofobia y discriminación institucional, esto al diseñar e implementar políticas públicas para garantizar a la población migrante y refugiada, el pleno ejercicio de sus derechos, desde el reconocimiento de las necesidades diferenciadas: mujeres, niñez, población afrodescendiente e indígena y lgbtq+. También, investigar, penar y prevenir los delitos cometidos a dicho poblado.

Para finalizar, el cese de la criminalización y respeto de la labor de defensa de quienes acompañan y visibilizan violaciones a derechos humanos de personas en movilidad. Con investigaciones inmediatas, expeditas y exhaustivas con perspectiva de género, acceso a la justicia, reparación y garantías de no repetición del asesinato de la mujer haitiana en Suchiate.

Firmantes:

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano.

American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina para América Latina y el Caribe

Apostólicas del Corazón de Jesús

Centro Derechos Humanos Digna Ochoa

Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A. C.

Centro de Derechos las Víctimas la Violencia Minerva Bello

Coalition for Humane Immigrant Rights (CHIRLA)

Formación y Capacitación A.C. (FOCA)

Iniciativas para Desarrollo Humano A. C. (IDEHU)

Kaltsilaltik

La 72 Hogar Refugio para Personas Migrantes

Misioneras Combonianas, Programa Asuntos Migratorios – UIA

Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica

Servicio Jesuita a Migrantes (SJM)

Servicio Jesuita Refugiados – México (JRS)

Tzome Ixuk

Mujeres Organizadas

Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA

Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes

Médicos del Mundo Francia en México.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: