Postergan audiencia para determinar la libertad de Yonny Ronay

Persisten violaciones a derechos humanos en el sistema penal acusatorio durante el gobierno de Rutilio Escandón. Cortesía: FRAYBA

*El 13 de marzo del 2019, Yonny Ronay fue detenido de manera ilegal, traía consigo diferentes pertenencias entre ellas su credencial de conducir. Posterior a ello, fue torturado por elementos de la policía especializada adscritos a la Fiscalía de Alto Impacto (FAI) de la FGE.


Este 05 de enero de 2022, el Tribunal de Enjuiciamiento de Villaflores llevaría a cabo la audiencia de juicio oral de Yonny Ronay Chacón González, un joven estudiante sobreviviente de tortura, en donde se determinaría su libertad. Sin embargo, fue diferida la para el próximo 21 de enero a las 13:00 horas. Además, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha entregado copias de la carpeta de investigación a la defensora pública del coacusado.

La organización “Familias Unidas contra la tortura y en defensa de los derechos humanos” expresó su preocupación respecto al caso del joven estudiante, quien fue detenido de manera arbitraria e injusta desde hace más de dos años por parte del sistema actual. Indicaron que la audiencia se obtuvo por un recurso de apelación, pues en la audiencia oral anterior hubo fallas al debido proceso y garantías con violaciones a los derechos humanos por parte de la Fiscalía del Ministerio Público y aceptación de pruebas fabricas por el Juzgado de Control.

Dicha audiencia fue nuevamente reprogramada (…) con esto es más que evidente la falta al debido proceso y garantías en favor a Yonny Ronay, ya que mientras deviene su audiencia oral pasara los días injustamente preso. Desafortunadamente nosotros como familiares de victimas y sobrevivientes de tortura hemos sido testigos y revictimizados de los mal que esta el sistema de justicia en Chiapas, expuso la organización.

En ese sentido, afirmaron que el joven es inocente de los delitos que lo acusan, pues desde su detención ilegal, lo han mostrado ante el público como un delincuente cuando no lo es, además de ser torturado. A pesar de tener pruebas de su inocencia estas fueron deshechas de manera arbitraria por parte del juez. En su audiencia, Yonny Ronay mencionó todo lo que le habían hecho, pero no fue tomado en cuenta, aunado a eso su proceso a sido alargado usando diversos medios para hacerlo.

Audiencia inicial de vinculación a proceso. Imagen: Cortesía

Por ello, reiteraron que las Fiscalías en la región de Villaflores se han encargado de integrar expedientes penales con informes viciados, testigos, declaraciones obtenidas con identificaciones de personas no involucradas y cateos ilegales. En la administración de justicia, les parece evidente la complicidad por parte de Jueces de Control y Enjuiciamiento, ya que no excluyen datos de pruebas obtenidos con violaciones a derechos humanos, admiten indagaciones sin un análisis y con valor probatorio fehaciente.

Los actos permitidos son del conocimiento absoluto de Olaf Gómez Hernández, fiscal general del Estado de Chiapas; Rutilio Escandón Cadenas, gobernado de Chiapas; Juan Óscar Trinidad Palacios, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estados, Jueces de Control y Jueves de Tribunales de Enjuiciamiento, y su actuación para frenar detenciones arbitrarias han sido omisas, indicó la organización.

Solicitaron de manera urgente justicia e inmediata libertad para el joven estudiante, así como de familiares detenidos de manera arbitraria por falsificación de pruebas. Además, una investigación efectiva y castigo a los perpetradores, así como a fiscales, quienes fabrican culpables para simular un estado de procuración de justicia.

Yonny Ronay es inocente del delito que lo acusan porque hubieron muchas violaciones a sus derechos humanos. Cortesía: Frayba

Así mismo, al Juzgado de Control de Villaflores a que excluya las pruebas ilícitas, son un análisis y valor probatorio fehaciente en contra del joven, como de familiares y personas detenidas de manera injusta. También, ha dirigirse en sus actuaciones con legalidad e independencia como marca la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

A propósito, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomendó al Gobierno mexicano que fiscales y jueces excluyan pruebas o declaraciones con indicios de que hayan sido obtenidas bajo tortura. En ese sentido, desde el 13 de marzo de 2019, la FGE no ha demostrado que las pruebas para inculpar a Yonny Ronay no son derivadas por la vulneración de sus derechos humanos.

Detención de Yonny Chacón

El día 13 de marzo del 2019, cerca de las 18:00 horas, Yonny fue privado de forma arbitraria de su libertad, en un retén policíaco ubicado a la altura de La Pochota en Tuxtla Gutiérrez, esto durante una inspección de rutina, sin motivo de su detención, 7 u 8 agentes vestidos de civiles y armados, lo bajaron del automóvil donde viajaba de regreso a su casa.

A su vez, le taparon el rostro con su camisa, lo subieron a una camioneta tipo Durango, de color negro y fue trasladado a la Fiscalía de Alto Impacto, también privaron de su libertad a las personas con las que se trasladaba. Según testimonios del estudiante, le torturaron en el sótano de la Fiscalía, durante la noche del 13 de marzo de 2019, fue sometido a castigos físicos como mantenerle arrodillado.

Posterior a ello, le ingresaron en otro lugar, donde ejercieron humillaciones y comenzó el interrogatorio con la finalidad de inculparlo de un robo, de nuevo fue vendado de los ojos e intensificaron la tortura con cachetadas, tablazos en piernas y costillas, golpes con un trapo enrollado en la mano, asfixia con agua y toques eléctricos.

Para el día 14 de marzo del 2019, fue exhibido de manera pública con armas de grueso calibre en redes sociales y en periódicos de circulación del estado, como integrante de una banda delincuencial, con este hecho, no se le garantizó el derecho a la presunción de inocencia, violentando el derecho al debido proceso.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (FRAYBA) mencionó que las violaciones a derechos humanos cometidas en contra de Yonny Ronay, evidencian la persistencia de la tortura y otros tratos crueles inhumanos y/o degradantes como práctica sistémica en Chiapas, vinculada a la no garantía de los derechos a la seguridad e integridad, así como la vulneración del derecho al debido proceso.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: