SEDENA usó la fuerza desproporcionadamente al asesinar a guatemalteco en un retén: CNDH

Foto del vehículo en el que viajaba el personal del XV Regimiento de Caballería Motorizada. Foto: Cortesía

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió este miércoles una recomendación a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), por el uso ilegítimo y desproporcionado de la fuerza cometido por personal de su tropa en contra una persona de nacionalidad guatemalteca que intento evadir un retén militar en la línea fronteriza entre México y Guatemala.

Los hechos ocurrieron el 29 de marzo del 2021, cuando el conductor de una camioneta pretendió evadir un retén militar en las inmediaciones d ela comunidad Bacantum municipio de Mazapa de Madero, donde los militares que mantenían un retén les marcaron el alto.

En esa ocasión, los elementos del Ejército le marcaron el alto al conductor de una camioneta Mitsubishi con placas de Guatemala, el copiloto de la unidad, Ervin Mazariegos Pérez, del municipio de Tacaná, presuntamente habría sacado un arma de fuego para tratar de atacar a los soldados.

Y fue por esa razón, supuestamente que  los soldados accionaron sus armas y fue cuando cayó sin vida el joven guatemalteco, pero tan pronto como ocurrieron los hechos, los habitantes de Bacatum detuvieron a los soldados que mantenían el retén. Los soldados fueron llevados a territorio guatemalteco, pero los habitantes o familiares de la víctima no han dicho si quieren alguna indemnización o hacer justicia por propia mano.

Tras el pago de una fuerte suma de dinero por parte de los mandos militares y una larga negociaciónde de que habría justicia para la persona acribillada a tiros, fue que los elementos fueron devueltos a las fuerzas armadas.

Pero tras su investigación, este miércoles, la CNDH emitió la Recomendación 005/2022 al secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), Luis Cresencio Sandoval González, por el uso ilegítimo y desproporcionado de la fuerza cometido por personal de la SEDENA contra una persona de nacionalidad guatemalteca, ultimada luego de que la camioneta en la que viajaba intentara evadir un retén que tenían establecido a pocos metros de la línea divisoria entre México y Guatemala.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dijo tener elementos que permitieron evidenciar que se cometió una violación al derecho humano a la vida.

“Se advirtió que personal de la SEDENA empleó su arma de cargo contra la víctima y le causó la muerte sin que esta persona le haya agredido o atacado previamente, mostrara propósito de cometer un delito particularmente grave que entrañara amenazas contra la vida o representara peligro para el personal militar u otras personas. Se observó, también, que el personal de la SEDENA no efectúo medidas menos extremas para lograr la detención de la víctima, por lo cual se determina que hubo un uso arbitrario de la fuerza”, dice el documento.

Es por esa razón que la Comisión Nacional solicitó al secretario de la SEDENA que, en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, se otorgue la reparación integral por los daños causados a quienes por derecho corresponda, se les inscriba en el Registro Nacional de Víctimas y se les otorgue la atención médica, psicológica y tanatológica que requieran; además, que se colabore con esta Comisión Nacional en la presentación y seguimiento de la queja administrativa que se formule ante el Órgano Interno de Control de esa Secretaría.

Asimismo, que se diseñe e imparta un curso integral en materia del derecho humano a la vida, los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, el Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, y los principios que rigen el uso de la fuerza, de conformidad con la Ley Nacional sobre el uso de la Fuerza; en ese curso deberá participar el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional del 15o Regimiento de Caballería Motorizado, asignado en Comitán de Domínguez, Chiapas.

Además, se requirió que se emita una circular dirigida al personal de la SEDENA con adscripción al Campo Militar número 39-B, ubicado en Comitán de Domínguez, Chiapas, en la que se le instruya intensificar la aplicación del protocolo de actuación sobre el uso de la fuerza y armas de fuego, en términos de la Ley Nacional sobre el uso de la Fuerza y del Manual de Derechos Humanos para el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: