Este lunes, emitirán fallo del caso de Yonny Ronay

Yonny Ronay Chacón González

*Yonny Ronay está preso en el penal de Villaflores, saldría de la cárcel a los 53 años de edad, si no se anula la sentencia en su contra e investiga la detención arbitraria, tortura, fabricación de pruebas y documentos, que lo mantiene en prisión desde hace dos años.


El próximo 28 de febrero de 2022, a las 10:00 horas, la Juez de Primera Instancia del Tribunal de Enjuiciamiento del Distrito Judicial de Villaflores, emitirá su resolución, tendrá la oportunidad de demostrar independencia e imparcialidad y emitir su fallo, otorgándole así la libertad a Yonny Ronay Chacón González, dio a conocer el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba).

En la etapa de juicio oral del joven de 23 años, se demostró la falta de la debida diligencia, objetividad y lealtad por parte de Fiscalía General del Estado (FGE), quien también realiza investigaciones a modo, sin legalidad y sin buscar la verdad de los hechos, fabricando pruebas, delitos y culpables.

Al mismo tiempo, quedó en evidencia la falta de prueba de los supuestos peritos ofrecidos por la FGE, así como la validez científica de dichos dictámenes. Además, no existen argumentos suficientes para acreditar la responsabilidad de Yonny Ronay en los hechos que se le acusan, por lo que no existen elementos para sentenciarlo culpable.

Dicho esto, el joven fue detenido el 13 de marzo de 2019, en un retén de la salida de la capital de Chiapas, cuando se dirigía al municipio de Cintalapa, en compañía de dos personas que le habían dado un raid. Al detenerlos, los policías les dijeron que era una “revisión de rutina”, pero los bajaron del auto y tras someterlos, los trasladaron a un sitio que después supieron era el edificio de la Fiscalía de Alto Impacto (FAI) de la FGE, donde lo encerraron en un sótano.

La última fotografía que se tomó Yonny Ronay Chacón González, antes de ser detenido. Foto: Cortesía

Durante casi dos días fue torturado, luego lo colocaron junto con otras tres personas, frente a una mesa donde había armas y balas de uso exclusivo del ejército. Esa imagen, apareció el 14 de marzo en las redes sociales de un portal informativo, donde los exhiben como autores materiales del robo y homicidio de Pablo Manga Maza, ocurrido el 13 de marzo en Villaflores, a 90 kilómetros de distancia de donde fue detenido.

Por otro lado, el Centro de Derechos Humanos resaltó que la Juez de Primera Instancia del Tribunal de Enjuiciamiento del Distrito Judicial de Villaflores, admitió que la FGE desahogara diversas documentales, mediante lectura, violando los principios que rigen el sistema penal acusatorio y debido proceso.

Dentro de la carpeta de investigación, hay evidencias de violaciones a derechos humanos cometidos en contra del acusado, como la detención ilegal, tortura, y tratos crueles inhumanos y/o degradantes. Además, demostraron que la Fiscalía utilizó de manera ilegal la licencia de conducir del joven para inventar una declaración a su nombre. Con ello, el Fiscal de Ministerio Publico acusó a dos personas, hoy se encuentran privadas de la libertad en el Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) No. 14 “El Amate”.

En efecto, el Frayba reprobó las prácticas ilegales de la FGE para realizar sus investigaciones, También, lamentó que por estas acciones, personas inocentes se encuentren privadas de la libertad. Por ello, solicitaron al Poder Judicial del Estado garantizar un juicio justo, debido proceso e imparcialidad.

Por último, Marcelo Pérez Pérez, párroco de la Iglesia de Guadalupe en San Cristóbal de Las Casas, se pronunció por la libertad del joven torturado y preso de manera injustamente, en contra de la violencia y por la paz del mundo.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: