Vaticano expulsa a sacerdote radicado en Chiapas por señalamientos de abuso sexual

El papa y el sacerdote Salvador Valadez Fuentes

*El sacerdote fue expulsado tras acreditar abuso de poder, manipulación de conciencia y abusos sexuales contra religiosas y laicas.

Desde el Vaticano, el Papa Francisco ordenó la destitución y expulsión de la Iglesia Católica al sacerdote Salvador Valadez Fuentes, señalado de abusos sexuales, por lo que deberá enfrentar las acusaciones ante las leyes mexicanas desde su estatus como laico.

La Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez dio a conocer hoy que el pasado 12 de enero, al presbítero Salvador Valadez Fuentes, le fue notificado que por decisión del Papa Francisco, se le dispensaba el celibato y de todas sus obligaciones clericales.

Esto tras un largo proceso de investigación basado en el derecho canónico, por lo que se le encontró responsable “de abuso de autoridad y conductas inadecuadas contra el Sexto Mandamiento”.

La misiva oficial firmada por el arzobispo Fabio Martinez Casilla, titular de la  Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez, refirió que el ex sacerdote deberá enfrentar su nueva relación como laico y asumir su propia conversión. El arzobispo reafirmó su compromiso con las víctimas y quienes se han visto afectadas por los actos de este ex sacerdote en su persona e integridad moral.

Apenas el año pasado, el Arzobispo Fabio Martínez Castilla le ordenó Salvador Valadez recluirse en un monasterio benedictino de Veracruz y le prohibió el ejercicio público del ministerio sacerdotal, hasta que la Congregación del Clero concluyera la investigación (juicio canónico).

Investigación que concluyó y por ende ya le fue notificada al sacerdote para que tras ser expulsado de su cargo en la Iglesia Católica enfrente ahora a la justicia mexicana.

En el marco de “delitos contra el Sexto Mandamiento del Decálogo” son considerados los abusos sexuales.

El numeral 1395  del Derecho Canónico refiere que “el clérigo concubinario, exceptuado el caso del que se trata en el c. 1394, y el clérigo que con escándalo permanece en otro pecado externo contra el sexto mandamiento del Decálogo, deben ser castigados con suspensión; si persiste el delito después de la amonestación, se pueden añadir gradualmente otras penas, hasta la expulsión del estado clerical”.

Y que “el clérigo que cometa de otro modo un delito contra el sexto mandamiento del Decálogo, cuando este delito haya sido cometido con violencia o amenazas, o públicamente o con un menor que no haya cumplido dieciséis años de edad, debe ser castigado con penas justas, sin excluir la expulsión del estado clerical cuando el caso lo requiera”.

Los hechos que se investigaron contra el ex sacerdote fueron de abusos cometidos desde el inicio de los años noventa cuando apenas comenzaba la fundación del convento de las religiosas y se siguieron a lo largo del ministerio ejercido hasta la época actual.

Todos los testimonios fueron recabados con seriedad y apegados al derecho canónico bajo la conducción de Monseñor Fabio, la Arquidiócesis quien envió todo a la Congregación de Clero y el Papa Francisco ordenó la expulsión de Salvador Valadez Fuentes.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: