Niña de ocho años muere por una bala perdida en Coita

Momento en que procuran salvarle al vida a Karlita

Karla Cruz Ramírez, un niña de ocho años falleció el martes en el Hospital Gilberto Gómez Maza. Una bala le perforó el torax como resultado de un fuego cruzado entre asaltantes y el dueño de una abarrotera que atracaron en la zona centro del municipio de Ocozocoautla, a 35 kilómetros al oeste de la capital del estado.

Los hechos ocurrieron el lunes 28 de febrero a las 18 horas en pleno centro de Ocozocoautla, cuando un grupo de delincuentes aprovechando a la multitud distraída con el “Carnaval Zoque Coiteco”, asaltaron una tienda de abarrotes ubicada junto al mercado público.

Justicia para Karlita, piden en Coita

Tras el atraco al negocio, el dueño  sacó un arma y empezó a perseguir a los delincuentes, quienes en respuesta también le hicieron varios disparos. Sin embargo, en la persecución y el intercambio de disparos, la pequeña Karla se vio inmersa en el tiroteo.

De hecho, en un video se ve que casi fue arrollada por dos de los asaltantes que corrían sobre una baqueta donde se cruzaron con la niña vestida de blusa rosa y pantalón azul.

La niña cayó tirada en la banqueta por un impacto de bala en el lado derecho del torax. De inmediato llegaron los servicios de emergencia pero fue llevada al hospital de Ocozocoautla quienes valoraron que fuera trasladada al Hospital Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza de Tuxtla a más de 35 kilómetros de donde fueron los hechos.

La niña ingresó a las 20 horas al nosocomio de Tuxtla donde del área de pediatría procedieron a su estabilización y compensación por varias horas, además se le dio el manejo de medicamentos y transfusiones para mejorar sus condiciones.

Ladrones huyen del dueño del negocio que los persigue con un arma en la mano, metros atras quedó Karlita tirada en la banqueta. Imagen de videovigilancia

La niña mejoró sus condiciones hasta la mañana de hoy martes por lo que de inmediato entró a quirófano.

Desafortunadamente los daños provocados por el proyectil -al parecer un calibre 22- le provocaron una hemorragia masiva que le costó la vida en el quirófano mientras los cirujanos trataban de salvarle la vida.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: