Volvieron a culparme por un delito que no cometí: condenan a Yonny a 31 años de prisión

La última fotografía que se tomó Yonny Ronay Chacón González, antes de ser detenido. Foto: Cortesía

Hoy, Yonny Ronay está preso en el penal de Villaflores, un municipio rural de Chiapas. Saldrá de la cárcel a los 53 años de edad, al no ser anulado la sentencia en su contra. El juez Olger Pineda Villegas lo sentenció a 31 años y seis meses de prisión por los delitos de robo y homicidio.


El día de hoy, nuevamente volvieron a culparme por un delito que no cometí. Me siento frustrado ya que, a pesar de que se demostraron todas las anomalías que hay dentro del caso, es realmente injusto este tipo de atropellos, vamos a demostrar mi inocencia y seguiremos peleando por esta injusticia, dio a conocer Yonny Ronay Chacón González.

El joven de 23 años dirigió una carta a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH, Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos, desde el Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) No. 8 en Villaflores, para exigir su libertad inmediata e incondicional.

En ella, manifestó irregularidades durante su proceso y compartió información de lo sucedido durante las audiencias. Primero, en el contrainterrogatorio que hizo su representante legal a la víctima, dijo haber hecho dos declaraciones, en una no lo reconoce y en la otra sí. Además, indicó no conocerlo por ningún rasgo facial, pero lo señala de manera directa.

El Frayba Bartolomé demostró en la etapa de juicio oral, la falta de debida diligencia, objetividad y lealtad por parte de FGE). Cortesía: Frayba

El segundo punto es el contrainterrogatorio hacia los peritos, quienes mencionan no tener cédula profesional, ni algo que acredite su formación. Así mismo, uno de ellos entregó una mochila al hermano del occiso el día de los hechos, alterando el lugar.

Ahora bien, señaló que el estado de cuenta estaba a nombre del propietario, sin embargo, la cuenta fue vaciada después de los hechos en varios retiros. Aunado a ello, el 12 de marzo de 2019, se realizaron tres retiros, dos por la cantidad de cien mil pesos y el último por noventa y nueve mil pesos.

Todos estos puntos son base a mi libertad, ya que me dejaron sin medios de defensa, por lo que pido estén pendientes a todo lo que sucederá, durante las siguientes diligencias. Agradezco a todas aquellas personas que están pendientes de mi caso, concluyó Chacón González.

«Vamos a seguir luchando, no vamos a permitir este abuso de autoridad, que gente inocente este detrás de las rejas por delitos que no cometieron. No hablo solo por mi caso, sino por todos aquellos inocentes condenados». Cortesía: Frayba

El joven fue detenido el 13 de marzo de 2019, en un retén de la salida de la capital de Chiapas, cuando se dirigía a Cintalapa, en compañía de dos personas que le habían dado un raid. Al detenerlos, los policías les dijeron que era una “revisión de rutina”, pero los bajaron del auto y tras someterlos, los trasladaron a un sitio que después supieron era el edificio de la Fiscalía de Alto Impacto (FAI), de la Fiscalía General del Estado (FGE), donde lo encerraron en un sótano.

La comisión de una serie de violaciones al debido proceso, a la presunción de inocencia, a la libertad e integridad personal, entre otras violaciones a los derechos humanos representan una acción criminal de parte del gobierno del estado de Chiapas. Cortesía: Frayba

Durante casi dos días fue torturado, luego lo colocaron junto con otras tres personas, frente a una mesa donde había armas y balas de uso exclusivo del ejército. Esa imagen apareció el 14 de marzo en las redes sociales de un portal informativo, donde los exhiben como autores materiales del robo y homicidio de una persona llamada Pablo Manga Maza, ocurrido el 13 de marzo en Villaflores, a 90 kilómetros de distancia de donde fue detenido.

A pesar de ser exhibido, un día después un oficial del Ministerio Público decretó su libertad bajo apercibimiento, pero al salir de las oficinas de la Fiscalía de nuevo fue detenido. Posterior a ello, lo enviaron al penal de Villaflores, donde el supuesto de hechos dice que efectuó el crimen. Pesé a que denunció actos de tortura en su contra, y probó que no se encontraba en el lugar de los hechos de los que le acusan fue sentenció a prisión.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: