La “calma” vuelve a San Cristóbal de Las Casas

Los puestos del Mercado del Norte abrieron, niños y niñas asistieron a la escuela, en la plaza central se instaló una feria de dulces típicos, y decenas de militares y policías mantienen revisiones y patrullajes. A 24 horas de que hombres armados tomaron por varias horas el control de la zona norte de San Cristóbal de Las Casas, la población intenta recuperar su vida cotidiana.

Las señoras María Eugenia y Morelia se ocuparon la mañana del miércoles en instalar un puesto de dulces típicos en el corredor de lo que antes fue la Presidencia Municipal de San Cristóbal de Las Casas, a un costado de la Catedral de la Paz.

Desde la noche de este día empezarán los festejos de Corpus Cristi, y desde hace más de sesenta años, esa es una festividad importante en la principal ciudad turística del estado de Chiapas.

Las vendedoras dicen que los hechos violentos del día anterior sí les robaron la tranquilidad, pero -aseguran- es más grande la necesidad de trabajar que el miedo, “ellos (los grupos delictivos) en su mundo y nosotros en el nuestro”, explica María Eugenia.

En las calles céntricas de la ciudad, y sobre todo en los corredores turísticos, los paseantes no se detienen, el alcalde Mariano Díaz Ochoa, se dio tiempo de recorrer esta zona.

En entrevista, aseguró que lo sucedido el martes fue un hecho “focalizado” en una sola región de la ciudad, con actores relacionados a la disputa de un solo lugar, el Mercado del Norte; y que la centena de hombres armados que mostraron su poderío, son “sicarios pagados” que por 500 pesos trabajan al mejor postor, en este caso, un grupo que quiere el control del centro de ventas.

Niega que lo sucedido en San Cristóbal de Las Casas sea parte del incremento de la presencia y acciones de grupos de la delincuencia organizada, que ha causado en otros municipios del estado de Chiapas, muertes, desapariciones y regiones controladas por ellos, como han documentado organizaciones de la sociedad civil y grupos religiosos.

Mariano Díaz dice que en la ciudad que gobierna debe intervenir la Fiscalía General de la República, aprender a los culpables, y cuidar que San Cristóbal de Las Casas siga siendo “la joya turística del estado”.

En las calles de la zona norte, identificada como el centro de acción de los grupos delictivos que se manifestaron, la mañana del martes las escuelas abrieron y los puestos del mercado en disputa se instalaron.

A las 8 de la mañana, niños y niñas con uniforme caminaban por las calles rumbo a los centros educativos, la única diferencia en la zona son patrullas de la policía municipal parapetados en algunas esquinas.

En la avenida que comunica al municipio de San Juan Chamula, ayer centro de acción de las personas armadas, hoy militares y elementos de la Guardia Nacional instalaron un retén para revisar cada auto que pasa.

Uno de los oficiales a cargo dijo que en las revisiones de este día no han encontrado armas, droga, ni ninguna mercancía ilícita, que todo estaba “tranquilo”.

En la ciudad de San Cristóbal de Las Casas se vive una “calma” tensa, explica un restaurantero, quien ruega que el turismo no se detenga porque, dice, eso provocaría más pobreza “y eso jala a los jóvenes a la delincuencia”.

Este día, la Fiscalía General del Estado anunció que inició una investigación por los delitos de Atentados Contra la Paz, Daños y los que Resulten; y una segunda por el delito de Homicidio en agravio del joven Salvador “N”, que murió en el Mercado del Norte a consecuencia de un disparo.

La dependencia sostuvo que el cuerpo del joven “fue sustraído del hospital por sus familiares, quienes con el argumento de regirse por usos y costumbres, impidieron realizar las diligencias correspondientes”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d