Chiapas, segundo estado que destina menos recursos per cápita a la infancia

Gasto para la primera infancia en 2021. Cortesía: CIEP A. C.

*Chiapas, Guerrero y Oaxaca son las entidades que tienen mayor porcentaje de población infantil en situación de pobreza, esta situación no está siendo compensada a través de gasto público para su atención.


A través de una investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria A. C. (CIEP) se dio a conocer que invertir en la primera infancia tiene altos rendimientos, en especial para las más vulnerables.

Dicha inversión, es detonante para reducir las desigualdades a lo largo de la vida.

En 2021, el gasto exclusivo para la primera infancia fue de 16 mil 120 millones de pesos, es decir, mil 247 pesos per cápita y representó el 0.21% del total del gasto ejercido en el año.

En las entidades federativas se advierte una relación negativa entre el gasto per cápita en primera infancia y la pobreza infantil. En otras palabras, los estados que ejercieron menores niveles de gasto público en primera infancia, tienen una mayor proporción de población infantil en condiciones de pobreza.

Así pues, el Gasto Exclusivo Para Primera Infancia (GEPI) incluye cuatro programas presupuestarios que atienden de manera exclusiva a la primera infancia: Servicios de guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Aunado a ello, están las Estancias para el Bienestar y Desarrollo Infantil (EBDI) del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el Programa Expansión de la Educación Inicial de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras (PABNNHMT) de la Secretaría del Bienestar.

Por ello, indicaron que la política pública destinada a primera infancia se centra en brindar servicios para cuidado infantil a través de los Centros de Atención Integral (CAI) y un programa de transferencias monetarias directas. En conjunto, los cuatro programas representaron solo el 0.21% del total del gasto ejercido en 2021.

Gasto exclusivo para la primera infancia 2021. Cortesía: CIEP A. C.

Así mismo, el 85.1% del gasto ejercido en GEPI se destinó a los CAI´s. Los servicios de guarderías del IMSS concentraron el 65.5%, las EBDI del ISSSTE ejercieron un 16.3% del gasto, mientras que, el programa de Expansión de la Educación Inicial ejerció el 3.2% del gasto.

Los primeros dos programas, brindan servicios de cuidado a los hijos e hijas de trabajadores formales, mientras que, el programa de Expansión a la Educación Inicial brinda recursos a las autoridades locales educativas de las entidades federativas: para fortalecer los centros de atención infantil para niños y niñas de cero a dos años 11 meses, detalla la investigación.

El 14.8% del GEPI restante se destinó al PABNNHMT, señalaron que este es un programa de transferencias monetarias dirigido a los hijos e hijas de madres en el mercado laboral, padres solos o tutores que trabajan, buscan empleo o estudian.

En 2021, tres de los cuatro programas del GEPI ejercieron menos recursos de los aprobados para su ejercicio fiscal. El gasto anual fue 2 mil 844 millones de pesos menos que lo presupuestado.

El programa de servicios de guardería del IMSS fue el que presentó un mayor subejercicio, gastó 2 mil 520 millones de pesos menos que lo aprobado, en tanto que, el programa EBDI del ISSSTE fue el único que presentó un sobre ejercicio de 31 millones de pesos, expone el estudio.

Para 2022, el gasto aprobado para GEPI fue 8.7% mayor al aprobado en 2021. Al segundo trimestre de 2022, subraya que los cuatro programas del GEPI han ejercido en total el 42% del presupuesto aprobado, siendo el programa Expansión de la Educación inicial el que presenta mayor avance. No obstante, al mismo periodo, estos cuatro programas han ejercido en total 892.1 millones de pesos menos que lo calendarizado al periodo.

Gasto Exclusivo para la Primera Infancia. Cortesía: CIEP A. C.

Distribución por entidad federativa

El CIEP enfatizó que el gasto per cápita para la primera infancia incluye el gasto ejercido para los cuatro programas presupuestario del GEPI. Este se distribuyó de manera inequitativa en 2021. La Ciudad de México fue la entidad que ejerció mayores recursos con un gasto per cápita de 4 mil 330 pesos, le siguen las entidades de Chihuahua y Colima con gastos por arriba de los 2 mil 500 pesos.

En contraste, las entidades que ejercieron menores recursos per cápita destinados a la atención de la primera infancia fueron Hidalgo y Chiapas, con menos de 300 pesos per cápita. Esto representa una brecha de 4 mil pesos per cápita de diferencia entre las entidades federativas.

Al mismo tiempo, resaltaron que la distribución desigual del gasto por niño o niña profundiza la desigualdad de oportunidades para la primera infancia en las diferentes entidades federativas. Además, observan una relación negativa entre el gasto per cápita por entidad federativa y el porcentaje de pobreza infantil en ella.

Al 97 por ciento de los niños, niñas y adolescentes que laboran en de San Cristóbal de Las Casas, les preocupa quedarse sin dinero, y sin comida. Foto: Cortesía.

Por otro lado, las entidades federativas que tienen menor porcentaje de población en pobreza infantil no son de manera forzada las que ejercen mayores niveles de gasto per cápita. Destacan Baja California, Coahuila y Nuevo León, quienes presentan un porcentaje de pobreza infantil menor al 35%, ejerciendo un gasto per cápita menor a los mil 700 pesos. Es decir, este resultado se puede deberse a otros factores sociales, económicos y políticos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: