Ejido Candelaria reitera exigencia por el derecho a la libre determinación y autonomía

or el reconocimiento de nuestro gobierno comunitario como ejercicio del derecho a la libre determinación y autonomía Cortesía: CESMECA

*Comunidades de los municipios de Salto de Agua, Palenque, Yajalón, Sitalá, Chilón, Altamirano, Ocosingo, Oxchuc, Tenejapa, Cancúc, Huixtán, Chicomuselo y el Ejido Candelaria de San Cristóbal de Las Casas han demandado el respeto de sus formas de autogobierno ante el Estado mexicano, esto bajo el cobijo del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite).


La comunidad tsotsil del Ejido Candelaria perteneciente a San Cristóbal de Las Casas, en colaboración con instituciones académicas*, realizaron el pasado 12 de agosto una conferencia de prensa, para comunicar el acuerdo por consenso de realizar acciones políticas y jurídicas para el reconocimiento de su gobierno comunitario, como ejercicio del derecho a la libre determinación y autonomía.

Lo anterior, ante las autoridades de todos los niveles y órganos de gobierno, por lo que las autoridades presentes en el evento* tuvieron la tarea de dar a conocer y difundir lo que han solicitado al  Ayuntamiento de San Cristóbal de Las Casas y al Congreso del Estado de Chiapas.

Primero, indicaron que el Ejido Candelaria es una comunidad tsotsil, cuenta con su propio sistema comunitario, por esa razón decidieron seguir el ejemplo de comunidades del estado de Michoacán, quienes reclaman el derecho al autogobierno indígena.

En ese sentido, reclamaron al Ayuntamiento Municipal el derecho de administrar la parte proporcional del presupuesto que le corresponde al Ejido. Así mismo, demandaron al Congreso del Estado el reconocimiento de su gobierno comunitario como pueblos indígenas.

Ejido Candelaria, denunció en 2014, la presión, hostigamientos y amenazas por la construcción de la autopista San Cristóbal-Palenque. Cortesía: Pozol.Org

Así pues, exigieron el respeto a sus derechos como lo establece el Artículo 2o de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígena y la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Declara que los estados deben reconocer y garantizar la libre determinación, autonomía y autogobierno de los pueblos y comunidades indígenas, y permitir conservar sus instituciones y costumbres, así como el respeto y reconocimiento de sus propios sistemas normativos para determinar libremente su condición política, medios de subsistencia y desarrollo de formas de organización social, económica y cultural, agregaron las autoridades comunitarias.

De igual importancia, señalaron que el Ejido presentó el 4 de enero de 2022, la solicitud formal al Congreso del Estado para que reconociera y garantizara los derechos a la libre determinación, autonomía y autogobierno. También, presentaron la solicitud al Ayuntamiento de San Cristóbal de Las Casas, para que les transfieran la parte proporcional de los recursos públicos que les corresponde y los administre el gobierno comunitario.

No obstante, denunciaron de manera pública que ambas solicitudes fueron negadas, a pesar de tener pleno sustento en las leyes del país y los convenios internacionales. Ante esto, decidieron acudir al Poder Judicial Federal para solicitar un amparo en el reconocimiento de sus derechos.

Exigimos a las autoridades competentes que atienden nuestras solicitudes, respetando plenamente los derechos que nos corresponde como pueblos indígenas. El Ejido La Candelaria, tiene el respaldo jurídico de la reforma constitucional de 2001 y de tratados internacionales como al Convenio 169 de la OIT, que obligan a los estados a reconocer y garantizar la libre determinación, autonomía y autogobierno de los pueblos y comunidades indígenas”, expusieron las autoridades.

Por consiguiente, invitaron a las comunidades de los pueblos indígenas a organizarse para constituir sus instancias de gobierno propio, pues la organización comunitaria es una expresión de otra democracia. 

Además, afirmaron que si las autoridades, federales, estatales y municipales no son capaces de responder a sus necesidades es su derecho emprender el camino de la vida, solidaridad, paz y respeto, para los seres que habitan la madre tierra, donde también viven los hombres y mujeres que lucharon antes.

Por su parte, Juana Hernández Díaz, vocera representante de las mujeres, dijo que la comunidad cuenta con un aproximado de 4 mil habitantes. Una comunidad organizada, con autoridades como: comisariado ejidal, consejo de vigilancia, agente rural, juez rural, comité de educación, comité de salud, patronato de agua, patronato de carretera, junta de festejos y sus vocales.

Venimos a exigir nuestros derechos como pueblos indígenas, como la ley señala. El artículo 2, reconoce y garantiza el derecho de los pueblos y comunidades indígenas a la libre determinación, señala que la nación mexicana es única e indivisible, establece que la nación tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas, expuso la vocera.

Hernández Díaz subrayó que la comunidad está olvidada por el municipio de San Cristóbal de Las Casas. Es decir, la comunidad depende solo de su pueblo, si sus calles se hacen baches es la gente y las autoridades quienes lo arreglan, sacando dinero de sus propios bolsillos y eso, no es justo.

Porque como comunidad indígena, tenemos los derechos que nos den los presupuestos para arreglar lo que nuestra comunidad necesita, por eso venimos a pedir que se respete nuestro derecho como pueblos indígenas, tomando en cuenta las necesidades de nuestra comunidad, queremos que los presupuestos de nuestra comunidad se nos entreguen en las manos y no por medio de intermediarios, indicó la vocera.

*Instituciones académicas:

Observatorio de las Democracias: sur de México y Centroamérica del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica – Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (CESMECA-UNICACH).

Universidad Iberoamericana a través de la Clínica Jurídica Minerva Calderón.

Observatorio de Participación Social y Calidad Democrática.

*Autoridades principales del Ejido Candelaria:

Juan Gómez Díaz, comisariado ejidal de la comunidad

Agustín Díaz Ruiz, secretario del Consejo de Vigilancia

Salvador Díaz Pérez, juez rural municipal

Manuel Hernández Gómez, presidente del Consejo de Vigilancia

Fernando Gómez López, agente rural municipal

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: