Guardia Nacional sigue expandiéndose, mientras comunidades exigen la no militarización de sus territorios

Territorialidad de la Guardia Nacional. Cortesía: Centro Prodh.

Durante la conferencia de prensa mañanera, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, informó sobre avances en la construcción de cuarteles de Guardia Nacional (GN), por lo que, exhortó a presidentes municipales a tener todos los terrenos para la construcción de los cuarteles, como también para sucursales del Banco Bienestar.

En ese sentido, el mandatario indicó que la policía federal no hizo cuarteles, al no haber instalaciones. En este sentido, hospedaban a los elementos en campamentos y hoteles. Ahora, hay 241 instalaciones, pero el plan es que sean 500.

Eso nunca se había visto y lo que se había realizado de construcción durante la policía federal más que nada era para en algunos casos escuelas y, en otros, instalaciones para la policía de caminos, concluyó el presidente de México.

Ante lo expuesto, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) recordó la lucha de habitantes de Bachajón en Chiapas, como de Xochimilco y Azcapotzalco en Ciudad de México, para exigir que en esos procesos se respeten sus derechos.

Lucha de los tseltales

Cabe recordar que, ejidatarios y ejidatarias de San Jerónimo Bachajón y San Sebastián Bachajón del municipio de Chilón, se manifestaron el pasado 15 de octubre 2020, en el crucero Temó en contra de la construcción del cuartel de la GN y por el reconocimiento de sus autoridades agrarias, durante ese acto fueron detenidos dos de sus compañeros.

Así mismo, señalaron que la policía municipal, policía estatal y la GN les agredieron con piedras, palos, gases lacrimógenos, golpearon a personas y vehículos, causando lesiones, daños materiales y la detención arbitraria de José Luis Gutiérrez Hernández y César Hernández Feliciano.

Las comunidades tseltales que resisten a la Guardia Nacional

Gutiérrez Hernández y Hernández Feliciano fueron detenidos, torturados y llevados a la comandancia de la policía de Ocosingo, posterior a ello, los trasladaron al Centro de Reinserción Social de Sentenciados (CRSS) del mismo municipio. Y, el 17 de octubre sin ninguna explicación fueron trasladados “como delincuentes” al CERSS “El Amate” en Cintalapa.

Exigimos la no militarización de nuestros territorios y la cancelación de la construcción del cuartel de la Guardia Nacional en la comunidad de Jukulton, municipio de Chilón, porque trae el despojo de nuestro territorio, la destrucción de nuestra cultura trae más violencia, alcoholismo y prostitución, dijeron ejidatarios y ejidatarias.

Por su parte, el sacerdote indígena Marcelo Pérez Pérez manifestó que la presencia de la GN es una alerta roja a los pueblos originarios, porque va en contra de la cosmovisión indígena, también porque algunos presidentes municipales los utilizan para reprimir al pueblo.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: