Denuncian la falta de responsabilidad de los gobiernos ante posible reactivación minera en Chicomuselo

MODEVITE denuncia amenazas contra ambientalistas de Chicomuselo

*Exigen al gobierno estatal y federal la declaratoria oficial donde se señale que no existe permiso para la reactivación de las concesiones mineras en Chicomuselo.


El Pueblo Creyente de la Parroquia San Pedro y San Pablo, así como el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE), denunciaron la omisión y falta de responsabilidad de los tres niveles de gobierno ante la explotación minera en Chicomuselo, pues vulnera sus derechos humanos y colectivos.

Al mismo tiempo, exhibieron amenazas, intimidación y hostigamiento a sus comunidades y a quienes resisten a la explotación de la madre tierra.

El pueblo creyente reafirmó su compromiso social y escucha al clamor de las mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños. Pues, en sus comunidades y pueblos se encuentran en estado de sitio y despojo de sus bienes naturales, tierra y territorio que desde la historia han cuidado y defendido de las empresas e intereses económicos y políticos de unos cuantos.

Ya el papa Francisco ha señalado en la encíclica Laudato Si, que existe un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar que no se está cumpliendo, no se puede permitir que ciertos intereses que son globales, pero no universales se impongan, sometan a los estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación, indicaron los denunciantes.

Chicomuselo, el botín de las empresas mineras. Foto. Chiapas Paralelo

Por lo que, los pueblos están llamados a aclamar, movilizarse, exigir de manera pacífica, pero tenaz la adopción urgente de medidas apropiadas. Así pues, el pasado 26 de septiembre, el MODEVITE denuncio la situación de amenazas, hostigamiento e intimación contra las defensoras y defensores de los derechos humanos en Chicomuselo.

Lo anterior, ante la presencia de empresas y personas interesadas en reiniciar la explotación minera en diversas localidades de ese municipio como son: El Naranjo, Nueva Morelia, Santa María, Ricardo Flores Magón, Grecia y Benito Juárez, promoviendo actividades mineras sin la consulta previa e informada, consentimiento de los ejidos y comunidades, y sin el estudio de impacto ambiental.

Estamos claros que hasta ahorita no existe ninguna forma de extracción minera ecológica y sustentable, seguiremos defendiendo nuestro territorio, añadió el MODEVITE.

En ese sentido, el 16 de octubre ingresaron a la cabecera municipal de Chicomuselo diversos camiones de carga para trasportar material minero, al siguiente día, habitantes del ejido Santa María se percataron que dichos camiones ya se encontraban en el lugar de donde han extraído “barita”: un material minero que es usado para perforación de pozos petroleros, como para el sector extractivo de manera ilegal.

Exigen habitantes de Chicomuselo que empresas mineras los dejen vivir en paz. Foto: Fredy Martín Pérez

A pesar de ello, expusieron que la empresa minera canadiense Blackfire Exploration Ltd, inició la explotación minera en el ejido Grecia perteneciente a Chicomuselo, sin una consulta previa e informada como lo señala el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre los derechos de los pueblos indígenas.

Debido a que afecta al agua subterránea, ríos, arroyos, montañas, la salud de la población y el tejido comunitario que caracteriza a las comunidades de su región, situación que les llevó a vivir bajo amenazas, hostigamientos y persecuciones.

En la actualidad, hay 12 concesiones vigentes y 2 vencidas, por ello, el pueblo creyente y MODEVITE mantienen sus luchas y resistencias por cuidar y defender la vida de todas y todos.

En estos últimos meses se han realizado diversas acciones denunciando y pronunciándonos en contra de la explotación minera ilegal, así como amenazas, hostigamiento e intimidación a servidoras y servidores comprometidos desde la opción por los pobres y la opción por nuestra madre tierra, reafirmada desde 2014 en el Congreso Teológico sobre la madre tierra en nuestra diócesis de San Cristóbal de Las Casas, mencionaron los denunciantes.

Chicomuselo, Chiapas. Foto: Cortesía

Ambos, han agotado los recursos legales y con apego a derecho para detener ese proyecto extractivo con las autoridades municipales, quienes no han actuado ante la problemática que viven.

Al mismo tiempo, han dialogado con el fin de que la actual administración cumpla con sus promesas de campaña y proclame a Chicomuselo libre de minería, pero solo se ha quedado en un discurso “para ganarse aplausos, pero sin un compromiso real con las luchas y resistencias del pueblo”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: