Chiapas a la cabeza en desigualdad salarial

Más de 1.2 millones de trabajadores y trabajadoras agrícolas en México son migrantes que se mueven a lo largo del país en diversas temporadas del año. Cortesía: ECOSUR

*El salario estatal promedio de las personas trabajadores de tiempo completo en el país fue de 8 mil 167 pesos mensuales. 


Una persona trabajadora en Chiapas gana en promedio 2.7 veces menos que una en Baja California Sur. Así lo comparó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en su Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2022.

Así pues, Oaxaca (5.99), Chiapas (5.88) y Tlaxcala (5.83) fueron los tres estados que presentaron la desigualdad salarial más alta, es decir, la proporción de las personas trabajadoras que reciben hasta 2 salarios mínimos es mayor que el de las que reciben más de 2 salarios mínimos.

El IMCO entre la medición 2021 y 2022 ubica que la proporción de trabajadores con jornadas laborales de más de 48 horas empeoró en promedio. Guanajuato fue el estado con peor desempeño en ese indicador, con 38% de la población ocupada que trabaja más de 48 horas a la semana.

En los datos, existe una brecha de ingresos laborales entre hombres y mujeres del 15 por ciento. En otras palabras, mientras un hombre recibe 100 pesos por su trabajo, una mujer recibe 85. Cabe señalar, en los estados menos competitivos, como Tlaxcala y Oaxaca la brecha es mayor, de 21% y 24%.

2.2 millones de personas se ocupan en México como trabajadoras domésticas remuneradas. Foto: Cortesía

Mientras tanto, Jalisco destacó por ser el estado más innovador, ya que desarrolló 5.73 patentes por cada cien mil personas económicamente activas durante 2021, mientras que en otras catorce entidades esta cifra es menor a 1.

Por lo que, las oportunidades laborales y la calidad del empleo están ligadas a la competitividad, por lo que el IMCO propuso identificar las raíces de la informalidad en la región, ya sea la prevalencia de empresas informales o el incumplimiento de los derechos laborales por parte de empresas que sí cumplen con otras responsabilidades fiscales.

Así mismo, adoptar prácticas para atraer el talento de más mujeres, tanto en el sector público como el privado, a través de políticas internas de integración vida-trabajo, igualdad laboral y no discriminación.

También, reformar el sistema de seguridad social para reducir los costos que las empresas enfrentan al formalizar a sus empleados y cumplir con obligaciones fiscales.

Y, generar un entorno de negocios con condiciones propicias para la inversión en el país, tanto nacional como internacional, mediante el cumplimiento del estado de derecho y la estabilidad económica.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: