La pederastia, la segunda pandemia… un delito que se multiplicó en el 2020 y 2021

Foto de archivo. – Cortesía: Aldea Infantil SOS Tuxtla

El pasado 19 de noviembre fue el Día Mundial de la Prevención el Abuso Sexual Infantil, en este contexto reproducimos acá este reportaje de mi autoría publicado en la edición 2395 de la Revista Proceso.

La pederastia es un delito que se agravó en el contexto de la pandemia. En este material se explica porqué se agravó esa incidencia delictiva de tipo sexual.

 

Lo que se creía era el espacio más seguro, resultó ser el peor lugar para niños, niñas y adolescentes, quienes, con la cuarentena tras la pandemia, sufrieron uno de los peores y crueles maltratos en su propio hogar, el abuso sexual, víctimas de pederastas, en muchos casos sus más cercanos familiares.

Las cifras y estadísticas de Chiapas, revelan que en el 2020 y el 2021, los casos de abusos contra menores de 18 años se dispararon justo cuando miles dejaron de ir a la escuela y se refugiaron del Covid-19 en su hogares.

María Isabel Cruz Cruz, titular de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia el Sistema DIF Estatal Chiapas, reconoce que en efecto lo que parecía ser el lugar más seguro resultó ser el peor lugar para muchas personas que quedaron en estado de vulnerabilidad ante sus agresores sexuales.

“La pandemia por Covid a nivel mundial, fue el parteaguas, que dio pauta a que el abuso sexual se incrementara, es decir que muchos niños, niñas y adolescentes estuvieron expuests a sus agresores directos que muchos veces sus papas, tíos, abuelos, hermanos o primos. Las personas más cercanas a los niños o niñas”, dice la funcionaria estatal.

Derivado de ello, apunta, las estadísticas se incrementaron lamentablemente tras la declaración de la pandemia en marzo del 2020 y hasta finales del 2021 pero las consecuencias siguieron hasta este 2022.

Fue así como Chiapas pasó también a ocupar el segundo lugar nacional de embarazo en adolescentes, según el más reciente informe Grupo Estatal para la Prevención de Embarazo en Adolescentes (GEPEA) que encabeza el Secretario de Salud en Chiapas, José Manuel Cruz Castellanos.

“La pandemia provocó un encierro que originó esta alza en este tipo de delitos”, precisa.

Los niños, niñas y adolescentes quedaron al cuidado de personas que, lejos de vigilar por su bienestar y su seguridad, abusaron de ellos y ellas, dice Cruz Cruz.

***

El 26 de junio pasado, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Igualdad de Género, lanzaron campañas para erradicación de embarazo en niñas y adolescentes.

Habilitaron 33 unidades de salud que brindan orientación para el servicio de aborto seguro con 10 enlaces distritales. Y se activó la estrategia casa por casa y escuela por escuela para búsqueda intencionada de niñas y adolescentes embarazadas y violentadas.

Las campañas “Planea con amor” y “Yo decido”, buscan prevenir la violencia de género y ofertar el servicio de aborto seguro, a fin de garantizar en niñas y adolescentes un desarrollo seguro y libre.

Como ejemplo, la abogada narra la historia de una pequeña de 14 años que era víctima de abuso sexual de manera recurrente por parte de su abuelo en una comunidad de Villaflores. Lo más grave no era el abuso que él cometía, sino que además la explotaba sexualmente.

Tras una denuncia anónima, la Procuraduría que dirige tomó cartas en el asunto, indagó el caso y en  coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE) lograron rescatar a la adolescente que fue llevada a un albergue del DIF Estatal. Se detuvo a su abuelo y dos personas más que pagaban por abusar de ella.

Los tres masculinos fueron consignados al penal de El Amate, donde actualmente enfrentan un proceso judicial a la espera de sentencia.

La adolescente, producto de la violación y abuso sexual sistemática, presentaba un embarazo, por lo que tras su consentimiento fue sometida a un procedimiento de interrupción legal del embarazo.

Agrega la funcionaria del DIF Estatal que en los casos graves, padres o madres, pierden la tutela de los niños, niñas y adolescentes, porque no les dieron la garantía de una vida sana, segura y libre de violencia, y en estos casos, son acogidos en los diversos albergues.

Con la pandemia de Covid, en el 2020 y el 2021, tuvieron los casos más altos, en el 2020 fueron fueron 42 que tuvieron que ser refugiados en estos albergues, en el 2021 fueron 26 y en lo que va del 2022, van ya 13 adolescentes víctimas de abusos sexuales. Niños, niñas y adolescentes que ahora quedaron bajo la tutela del Estado.

Para niños de 0 a 11 años tienen la Casa Hogar Infantil, de 12 a 18 años Casa Hogar para Adolescentes y las niñas o adolescentes están en una situación de mucho riesgo, se cuenta con Albergues para Mujeres Víctimas de Maltrato.

Procuradora de la Defensa de los Niños, Niñas y Adolescentes del DIF Estatal

Cruz Cruz explica que uno de los principales contextos en los que se han registrado estos casos de abusos sexuales es en familias de pobreza extrema, viven en situación de hacinamiento en un hogar o bien las víctimas en muchos casos son hijos o hijas de madres solteras, que confían a terceros sus vástagos.

Desde hace seis años, Chiapas fue la primera entidad donde el delito de pederastia fue considerado como un delito grave y se persigue de oficio, “la intención es proteger los derechos de las y los niños de Chiapas”, dijo en aquella ocasión su promotora Fabiola Ricci Diestel, legisladora local del PAN y actualmente legisladora local de Morena.

Antes la pederastia como tal no existía el tipo penal, pues estaba enmarcado dentro el delito de violación.

Según el Código Penal del Estado, a decir de la gravedad, las sanciones penales van de 10 a 15 años, de 15 a 25 y se puede alcanzar una pena de hasta 50 años, la cual es más severa para quienes tengan vínculos directos y constantes con los menores.

Se duplica ésta cuando el delito cometido por un pariente consanguíneo, cuando la víctima sea cometida por dos o más personas, cuando se hace uso de la violencia física o moral, cuando se le administra a la víctima alguna sustancia tóxica, cuando la víctima tenga alguna discapacidad física o mental, cuando el delito es cometido por la persona que tenga a la víctima bajo su custodia, cuidado, guarda o educación, o aprovechando la confianza en ella depositada o bien cuando el delito es cometido por ministro o dirigente de un culto religioso.

Además de la pederastia, el Código Penal chiapaneco también sanciona otros delitos de tipo sexual, tales como la violación, el hostigamiento sexual, el acoso sexual a menores de 18 años a través de medios electrónicos, el estupro, el abuso sexual y el incesto.

***

Elena del Rosario Torres Vilanueva, tiene10 años al frente de la Fundación Internacional Granito de Arena, una organización civil que ella mismó creó y que ahora trabaja para ayudar a niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas de este tipo de delitos.

Señala que efectivamente, fue tras la pandemia de Covid que se registro “una segunda pandemia, que es la de los abusos sexuales contra niños, niñas y adolescentes”.

Pero que afortudamente, señala, ha crecido también la cultura de la denuncia, y que lo ve positivo, pues los abusos contra niños y niñas, “sucede más de lo que se cree que realmente pasa”.

Elena Torres, de la Fundación Internacional Granito de Arena

Torres Villanueva, quien confiesa fue víctima de abuso sexual en su infancia y por eso abrazó esta causa,  muchas veces no se les cree a las víctimas cuando estas rompen el silencio, “se les dice a lo mejo inventaron esas historias, que fue una pesadilla”.

Que es un delito que se prefiere callar a denunciar.

La activista chiapaneca insiste en que es necesario hablar del tema en todos los espacios públicos y privados, que se debe visibilizar, para que deje de ser un tema incómodo que se calla.

Si bien, su Fundación trabaja con niños y niñas mayores de tres años, ha quedado sorprendida cuando llegan víctimas de abuso sexual de ocho meses y dos años.

La amenaza contra estas personas vulnerables está en el núcleo mas cercano, entre los padres, tíos, abuelos o primos, principalmente.

En sus cifras históricas, recuerda que llegaron a pedirle ayuda en el 2015, 280 casos de abuso sexual y, el 80 por ciento de estos casos eran varones, en la mayoría de esos casos ocurrieron cuando tenían una edad de preescolar.

Menciona Torres Villanueva que la mayoría de los casos, le etapa de mayor vulnerabilidad ocurre entre los tres y los seis años de edad, y que a esa edad es muy complicado que las víctimas puedan rendir un declaración ante las autoridades.

Indica la activista que en este contexto de violenca sexual contra menores existe una nueva modalidad que con el internet y las redes sociales ha venido en crecimiento, se llama el “grooming”, que es la forma en que ahora los pederastas usan para enganchar a sus víctimas, adultos que disfrazan una personalidad de niños para interactuar con ellos y en algunas ocasiones se han dado casos que lo hacen a través de videojuegos.

También señala que en este contexto de violencia sexual, abuso infantil y pedarastia, se da la pornografía infantil, por lo que hasta Chiapas han llegado las redes de pedófilos.

En mayo del 2021, apetición del FBI, con la colaboración de sus agentes y elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) se detuvo este en Comitán a Yudiel F. T., «El Coyote Con Sentido” y/o «Ronaldfranco», por su presunta responsabilidad en el delito de trata de personas, en la modalidad de explotación sexual a través de la difusión de pornografía infantil.

El 17 de diciembre de 2020, el FBI recibió información de una serie de material de abuso sexual infantil del usuario “Ronaldfranco”, las cuales han estado disponibles en la web desde el año 2011. Las víctimas principales del imputado eran dos menores de edad hijos de quien era su pareja.

Según el FB y la FGE, el usuario «Ronaldfranco» había sido identificado como un productor conocido de pornografía infantil en varios sitios de la red, con un total de 23 videos y 176 imágenes de pornografía infantil y material de abuso sexual de menores.

Aún sin sentencia, el imputado esta ahora en disposición del Juez de Control en el Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS), número 14 «El Amate», en el municipio de Cintalapa.

La oficina de comunicación social de la Fiscalía General del Estado facilitó a Proceso datos estadísticos de los de delitos de abuso sexualdel 2020, 2021 y 2022 de los delitos pederastia.

En ellos refiere que en el 2020, se ejecutaron 110 órdenes de captura contra igual número de pederastas, ese año se obtuvo 11 sentencias condenatorias.

En el 2021 la cifra fue más alta, pues se ejecutaron 150 órdenes de captura contra igual número de imputados de pederastia agravada y se logró 55 sentencias condenatorias.

Pero en lo que va del 2022 se han ejecutado 117 órdenes de aprehensión contra igual número de personas que fueron vinculadas a proceso penal. Y que en lo que va el año, esa FGE ha logrado que se dicten 94 sentencias en contra de igual número de personas. La cifra más alta pero compila a pederastas detenidos en el 2020 y 2021.

En el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Chiapas parece en el 2019 con mil 491 denuncias por delitos de violencia sexual, en ella suman violación simple, violación equiparada, incesto, abuso sexual, acoso sexual, hostigamiento sexual y el delito de pederastia lo refiere dentro del apartado, “otros delitos que atentan contra la libertad y la seguridad sexual”.

Dentro de estas mil  491 de incidencias delictivas del 2019 señala un apartado de “otros delitos por violencia sexual” que refiere 671 incidencias delictivas.

En el 2020, mil 388 incidencias delictivas y dentro de esas cifras señala 681 incidencias en el mismo apartado de delitos. En el 2021 con mil 1611 incidencias delictivas, y dentro de ese global delictos sexuales detalla 754, donde podría estar el delito de pederastia.

En lo que va del 2022, hasta el 20 de septiembre pasado, indica 985 incidencias delictivas sobre violencia sexual y dentro de ella, 473 donde está considerado el delito de pederastia.

Es decir en el 2020 y 2021 la cifra creció considerablemente en cuanto a delitos de pederastia considerado dentro del renglón “otros delitos que atentan contra la libertad y la seguridad sexal”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d