Grupos del crimen se enfrenta en municipios colindantes a la capital de Chiapas

El mapa muestra las bases y zonas militares en el estado de Chiapas (y) en las inmediaciones de los territorios zapatista. Imagen: ARCHIVO.

En Berriozabal, municipio vecino de Tuxtla Gutiérrez, ubicado al poniente de esa ciudad capital,  personas armadas que iban a bordo de camionetas, se enfrentaron la noche del viernes 17.

El enfrentamiento ocurrió a cinco cuadras del centro de Berriozabal, mientras se celebraba una Pastorela a la que asistían autoridades municipales. Los disparos dispersaron a la población, quienes se refugiaron en las viviendas cercanas.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó horas más tarde que dos personas del sexo masculino murieron a consecuencia de estos hechos.

La dependencia dio a conocer un comunicado donde refiere que los hechos se dieron en la colonia Celia Herrera, donde murieron dos personas que no han sido identificadas, y que habrían sido localizadas horas después del enfrentamiento.

“Los cuerpos presentaban impactos de arma de fuego. En el lugar se encontraron casquillos percutidos de diversos calibres”, detalló la institición. Pobladores dieron que las personas armadas se llevaron a al menos seis personas, entre ellas un niño y una mujer.

Un día después, el domingo 18, un nuevo enfrentamiento ocurrió en el municipio Chiapa de Corzo, colindante con la capital, en la parte oriente. Ese día, por la tarde, a la altura de la zona e balnearios conocida como Las Flechas, también se enfrentaron grupos armados.

Extraoficialmente, policías que acudieron a la zona dijeron que el enfrentamiento se dio presuntamente entre grupos dedicados al tráfico de personas.

En el lugar quedó un camión de mudanza en cuyo interior iban hacinados unos 50 migrantes, quienes después fueron trasladados a la estación del Instituto Nacional de Migración (INM) ubicado en la colonia San Francisco, en la capital.

Apenas el pasado día 13, también en la capital de Chiapas, un grupo de personas armadas secuestró a Eliezer «N», esposo de la ex alcaldesa de Ostuacán, Madahi Cadenas Juárez,. El matrimonio viajaba  en una camioneta tipo Suburban, cuando a la altura del fraccionamiento residencial Club Campestre, del ejido Plan de Ayala, en la zona poniente de la ciudad, fueron interceptados por hombres que llevaban uniformes tipo militar y armas de grueso calibre. La ex alcaldesa había sufrido un atentado el pasado 20 de abril, en la misma zona de la ciudad donde ahora fue secuestrado su esposo, quien fue su secretario de Obras Públicas durante el período 2018-2021.

En Chiapas, la incidencia de delitos relacionados con el crimen organizado se incrementó en todas las regiones del estado, al igual que la desaparición de personas.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: