Pacto minero entre AMLO y Trudeau, resulta un acto de cinismo y burla: REMA

Territorios fracturados: así se mira la minería en México

*Decir también que, querer cambiar la ley minera, hacerla “más rígida, menos laxa” es una ilusión que no dimensiona la magnitud de la devastación, y una cortina de humo que sólo vendrá a legitimar el despojo y la destrucción de los territorios y sentenciaría a los pueblos indígenas y campesinos a su desplazamiento y desaparición.


La Red Mexicana de Afectadas/os por la Minería (REMA) comunicó que en el marco de la Cumbre de Líderes de América del Norte, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, se comprometió con Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, a “recibir a empresas canadienses que puedan tener asuntos pendientes” y que “está abierto a dialogar con ellas para resolver discrepancias” sobre el mecanismo de auto abasto de energía”.

Al mismo tiempo, anunció nuevas inversiones, en especial en minería y un gasoducto construido por la empresa TransCanada.

Y, firmó un Memorándum de Pueblos Indígenas para abrir una colaboración en temas culturales y protección.

No obstante, REMA aseguró que lo anterior viene envuelto en la política neoliberal del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que contribuye a la continua profundización del modelo extractivo minero colonialista. 

Indicaron que la situación en Guerrero es ejemplar de la actividad inhumana de las empresas mineras canadienses en México, ya que operan con impunidad y expanden sus operaciones en zonas de alta violencia, mientras tanto las poblaciones son sometidas por el crimen.

Poblados amenazados por minería. Foto: Chiapas Paralelo

En la comunidad de Carrizalillo en Eduardo Neri, dijeron que ha habido una serie de empresas canadienses, Goldcorp, Leagold y ahora Equinox Gold, quienes han abierto una mina de oro enorme; destruyendo las tierras de las familias campesinas.

Así mismo, la operación minera destruyó los manantiales de agua de donde se abastecía la comunidad para instalar la pileta de lixiviados, y por años se han negado a dotar de agua potable a la comunidad que continúa comprando botellones de agua para cubrir su necesidad primaria.

Además, los daños a la salud que se han generado por la contaminación afectan de una manera u otra a casi toda la población y la violencia de grupos delincuenciales que asesinan a la orden del día. Es el resultado de 15 años del saqueo de minerales al abrigo de autoridades federales, estatales y municipales, enfatizó REMA.

Por otra parte, en todo el llamado cinturón dorado de Guerrero, del que Carrizalillo forma parte, el desplazamiento forzado de miles de familias y comunidades enteras no se detiene, siendo los grupos del crimen organizado actuando con la cobertura de las autoridades, quienes se encargan de sembrar el terror para que las empresas mineras continúen saqueando de manera impune.

Da vergüenza que el primer ministro Justin Trudeau aprovechó su estadía en México para reunirse con la presidenta ejecutiva de Torex Gold, Jody Kuzenko, cuya operación minera queda al otro lado del río de Carrizalillo en el mismo cinturón de oro tan violento, detalló REMA.

Minería de carbón deja heridas sin cicatrizar en Coahuila.
Foto: Border Hub

Aunado a ello, el primer ministro informó en un boletín oficial que “congratuló a la empresa por su liderazgo en diversidad, equidad e inclusión”, además de ser responsable. Al mismo tiempo, el gobierno de Canadá mantiene una alerta aconsejando a personas viajeras de ese país a evitar ir a todo Guerrero, con la excepción de dos ciudades, por los altos niveles de actividad criminal y secuestros.

Sin embargo, la Red resaltó que cuando se trata de sus intereses mineros y la vida de las comunidades de alrededor, el mensaje es lo contrario. Con la reunión de Trudeau y Torex anunciada de manera pública, muestran una tolerancia abierta por el abuso constante de esas empresas y un nivel de desdén y racismo hacia las comunidades.

Además, indicaron que basta ver los altos niveles de impunidad con el caso de Chicomuselo en Chiapas, pues en 2009 fue asesinado el activista Mariano Abarca Roblero, por su resistencia a los daños sociales y ambientales de la empresa minera canadiense Blackfire.

Exigen habitantes de Chicomuselo que empresas mineras los dejen vivir en paz. Foto: Fredy Martín Pérez

En la actualidad, la familia Abarca sigue luchando por justicia, que el estado mexicano responsabilice a los actores materiales e intelectuales. También, ha llevado su lucha a Canadá en donde el sistema de justicia ha mostrado el mismo nivel de desinterés en examinar la corresponsabilidad de la embajada canadiense en México por haber puesto en mayor peligro la vida del activista antes de su asesinato, como resultado de presionar a las autoridades mexicanas.

Hoy en día, tal como pasa en los lugares en donde se ha abierto la minería una vez, jamás las familias pueden dormir tranquilas después. La empresa Blackfire ya no existe, pero la población de Chicomuselo se ha estado levantando con mucho valor y en condiciones aún más violentas que antes para denunciar la reactivación de la actividad minera al amparo de la delincuencia organizada y de los tres niveles de gobierno, mencionó REMA.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: