El gasoducto «Puerta al Sureste» viola el derecho humano a un medio ambiente sano

No podemos permitir más proyectos de energía fósil. Cortesía: Greenpeace México A. C.

*Firma en el siguiente enlace.


Greenpeace México A. C. dio a conocer que el gasoducto Puerta al Sureste amenaza los arrecifes, acelera el cambio climático e incrementa la dependencia energética de Estados Unidos.

Así pues, TC Energy es la compañía que pretende construir el gasoducto, quien reaccionó al reclamo de Greenpeace y de miles de personas que le pedían que el gasoducto “No se construya”.

Sin embargo, la asociación civil indicó su respuesta está llena de ambigüedades e imprecisiones, lo que es peor, miente sobre el daño que ocasionará en los ecosistemas del Golfo de México.

Mientras la crisis climática sigue aumentando y sigue cobrando víctimas, la industria fósil como TC Energy sigue lucrando con la destrucción de nuestro planeta, expuso Greenpeace.

Si aprueban el proyecto, afirmó que el gasoducto pondrá en grave riesgo los arrecifes de coral, especies endémicas y a las comunidades costeras que dependen de ellos.

Pues, el gasoducto fortalece un modelo energético que privilegia a la industria, no a la gente, ya que mientras la importación y oferta de gas y otros combustibles fósiles sigue aumentando, también lo hace el número de hogares mexicanos que no pueden satisfacer sus necesidades básicas de energía

Por último, Greenpeace le exigió a TC Energy que haga pública la información de manera completa y unificada del proyecto, así como el impacto ambiental. Y que, deje de utilizar argumentos engañadores sobre la industria fósil que solo justifican la crisis climática bajo una falsa promesa de desarrollo, seguridad energética y bienestar para las comunidades locales.

Nuevos gasoductos

TC Energía y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunciaron la construcción del proyecto Puerta al Sureste, mismo que consiste en un ducto de gas natural desarrollado de forma conjunta por ambas empresas. Cortesía: Energía a Debate

En el marco del foro “Gas Natural: oportunidades para el desarrollo e industrialización del Sur-Sureste”, se presentaron a proveedores de la región, los proyectos de los nuevos gasoductos “Puerta al Sureste” y “Ampliación de Mayakan”, en los que las empresas TC Energy y ENGIE, invertirán más de 6 mil millones de dólares.

Leonardo Robles, vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Comercial de TC Energy, ofreció las ventajas y bondades del proyecto “Puerta al Sureste”, que por sí solo tiene una inversión de 4 mil 500 millones de dólares.

Así mismo, explicó que el proyecto busca tomar el excedente que tiene la empresa en el estado de Texas, con el gasoducto marino “Sube Texas-Tuxpan”, recogerlo en Tuxpan, llevarlo a Coatzacoalcos y luego trasladarlo hasta Paraíso, Tabasco.

Construcción del gasoducto Texas – Tuxpan. Foto: Secretaría de Energía.

Robles señaló que el crecimiento económico e industrial de México, respaldado por la demanda doméstica y el nearshoring impulsa la inversión en infraestructura energética, en ese sentido, el gas natural desempeña un papel estratégico.

Resaltó que “Puerta al Sureste” garantiza el acceso a gas natural de calidad y de bajo costo para millones de personas, desplaza a combustibles más contaminantes para la generación de energía, proporciona un respaldo adicional para permitir el desarrollo integral, apoya el potencial de exportación de Gas Natural Licuado (GNL) de México y mejora la fiabilidad del suministro de gas regional.

El proyecto es un gasoducto terrestre y submarino de 715 kilómetros de longitud que se prevé entre en operación en el año 2025, y transportará gas natural desde Tuxpan, Veracruz, hasta Dos Bocas, Paraíso, Tabasco.

Además, informó que en la ejecución del proyecto obtuvo autorizaciones de medio ambiente federales y permisos locales, acuerdos de adquisición de tierras, y esperan que la construcción en tierras, comience este verano y que a finales del año empiece la colocación de tuberías.

Promueven entre el empresariado alcances de nuevos gasoductos Ampliación Mayakan y “Puerta del Sureste”, que representan inversiones por más de 6 mil millones de dólares. Cortesía: Gobierno de Tabasco.

Por su parte, Eva Rivera, jefa de Desarrollo e Implementación de Negocios de ENGIE, ofreció detalles sobre el proyecto “Ampliación de Mayakan”, explicó que el plan todavía está en proceso y lo están “cocinando” con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para hacerlo una realidad, y es la continuación al de la “Puerta del Sureste”.

Señaló que dicho proyecto, representa un “eslabón clave en los planes para incrementar el suministro de gas natural en la región”, en el que invertirán mil 500 millones de dólares, y abastecerá de gas a dos nuevas centrales de generación de energía eléctrica, que serán operadas por la CFE.

Rivera estableció que ENGIE y la CFE firmaron un convenio para acordar los términos técnicos, comerciales y legales para la expansión del gasoducto Mayakan, que formaliza el interés de las empresas para analizar el desarrollo del mega proyecto en la infraestructura del transporte de gas natural para la Península de Yucatán.

Detalló que la nueva obra se llamará Cuxtal II, que en lengua maya significa “para arriba”, y proyecta un gasoducto que pasará por Tabasco, Chiapas, Campeche y Yucatán, y consistiría en la construcción de casi 700 kilómetros de ductos, tres estaciones de conversión, y para su edificación necesitan un equipo de casi 120 expertos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d