En 2022, Chiapas fue el estado con menor ingreso en un hogar del país

el Instituto Mexicano para la Competitividad
(IMCO) utilizó datos de la ENIGH 2022, publicada el 26 de julio de 2023, para analizar la
situación de los gastos y los ingresos en México, así como los cambios en la percepción de
ingresos y patrones de consumo de los hogares. Cortesía: IMCO

*La ENIGH 2022 llegó después de un periodo de inestabilidad económica derivada de la pandemia por Covid-19, lo que permitió comparar la situación económica de los hogares respecto al inicio de la crisis en 2020, así como a los niveles observados en 2016 y 2018.

* Baja California Sur obtuvo los mayores ingresos promedio del país y Chiapas el más bajo. La diferencia entre ambos fue de 56 por ciento, es decir, por cada 100 pesos que percibió un hogar en Baja California Sur, uno en Chiapas recibió 44.


El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos del Hogar (ENIGH) 2022. En ese sentido, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) analizó la información que contiene para conocer las condiciones socioeconómicas de la población.

Y, responder preguntas como ¿De dónde obtienen sus ingresos? ¿Qué es lo que más consumen los hogares? o ¿Cómo cambian las decisiones financieras dependiendo del nivel de ingresos de las familias?, pues profundizar en ello permite obtener información detallada para diseñar recomendaciones que impulsen el crecimiento de México.

La encuesta permitió al IMCO analizar las brechas que existen entre grupos sociodemográficos dependiendo del nivel socioeconómico, sexo o la entidad federativa. Los resultados mostraron que, a pesar de los incrementos en los ingresos corrientes, las desigualdades persisten, y la disparidad entre las posibilidades de gasto de los hogares del país aún están lejos de cerrarse.

En promedio, durante 2022 los hogares percibieron 67 mil 311 pesos trimestrales, monto
equivalente a 22 mil 437 pesos mensuales.

En promedio, durante 2022, los hogares percibieron 22 mil 437 pesos mensuales, de estos, nueve de cada 10 pesos provinieron de ingresos corrientes como remuneración por trabajo o renta de propiedad, mientras que el monto restante correspondió a ingresos por percepciones financieras y de capital como préstamos.

Además, el IMCO indicó que la principal fuente del ingreso corriente de los hogares fue el empleo, pues por trabajo han aportado más del 60% de los recursos percibidos desde 2016. En tanto, las pensiones, jubilaciones, becas, remesas y/o programas sociales representaron en conjunto el segundo mayor ingreso, cada hogar recibió 3 mil 643 pesos al mes, en promedio, por ese concepto.

En promedio, los hogares con mayores ingresos del país percibieron 66 mil 899 pesos mensuales. En contraste, aquellos con menores recursos registraron ingresos promedio de 4 mil 470 pesos. Es decir, el 10% de los hogares con mayores ingresos, percibieron 15 veces más ingresos que el 10% con menores ingresos.

A nivel estatal, 30 estados presentaron un incremento de ingresos corrientes entre 2020 y
2022, mientras que Zacatecas y Durango registraron disminuciones de (-)1.0% y (-)0.4%,
respectivamente.

Así pues, Baja California Sur tuvo los mayores ingresos promedio del país y Chiapas el más bajo. La diferencia entre ambos fue de 56 por ciento, es decir, por cada 100 pesos que percibió un hogar en Baja California Sur, uno en Chiapas recibió 44.

El ingreso mensual monetario promedio para los hombres alcanzó 9 mil 762 pesos y para las mujeres 6 mil 360 pesos, lo que se traduce en una brecha de ingresos por sexo de 35%. El IMCO resaltó que, por cada 100 pesos de ingresos percibidos por un hombre, una mujer ganó 65.

La disparidad también se reflejó entre los hogares con jefatura de hogar femenina y masculina, agregó el Instituto Mexicano.

El gasto promedio por hogar fue de 20 mil 88 pesos al mes. De ellos, 84.5% se destinó al gasto corriente, es decir, al consumo de bienes como alimentos, ropa, artículos de cuidado personal, salud, y educación.

Mientras que, grueso del gasto mensual se destinó a la alimentación, en promedio, los hogares gastaron 5 mil 19 pesos mensuales en ese rubro. Sin embargo, la proporción es mayor para los hogares de menores ingresos, quienes dedican 51% de su gasto a esos productos.

El gasto promedio en educación se redujo entre 2016 y 2022, al pasar de mil 593 a mil 307 pesos mensuales. Y, el gasto en salud registró una disminución de 6.8% respecto a 2020, sin embargo, en 2022 gastaron un monto de 1.3 veces mayor al destinado al cuidado de la salud en 2018.

En los hogares de ingresos más altos, el gasto promedio mensual en salud fue de mil 457 pesos, mientras que los hogares de ingresos bajos destinaron 187 pesos por mes al cuidado de la salud de sus integrantes, detalló el Instituto Mexicano.

El análisis de los resultados de la Encuesta permitió identificar los pendientes en materia de desigualdad de ingresos y gastos, así como los cambios en la composición de los mismos. En ese sentido, los datos en la ENIGH son una herramienta para focalizar las propuestas y políticas públicas encaminadas al apoyo de los hogares con menores recursos y a la corrección de las disparidades que persisten en el país.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d