Ingresa Ejército y GN a Motozintla y desata revuelta en las calles

En Amantenango de la Frontera

Luego de 24 horas de forcejeo y resistencia con pobladores de la Sierra en el municipio de Amatenango de la Frontera, cientos de miembros del Ejército y la Guardia Nacional ingresaron esta noche al municipio de Motozintla, lo que desató una ola de protestas con bloqueos de calles, quemas de vehículos y llantas, así como balaceras en diversos puntos de ese poblado.

 

Ejército y GN, patrullan calles de Motozintla

Desde el martes al medio día, un convoy del Ejército y la Guardia Nacional salió de Frontera Comalapa hacia Motozintla, ubicado a 80 kilómetros, sin embargo, al llegar a un puente ubicado en Amatenango de la Frontera, cientos de pobladores de diversos municipios de la Sierra se habían trasladado para bloquear ese punto e impedir el avance de las tropas.

 

Los pobladores provenientes de los municipios de Mazapa de Madero, La Grandeza, Chicomuselo, Bejucal de Ocampo, Motozintla, Siltepec y otros municipios serranos, atravesaron los camiones volteos en los que se habían trasladado para impedir el paso de las fuerzas federales.

Pobladores rechazan a las fuerzas federales

 

Los pobladores resistieron el bloqueo por casi 24 horas, les exigían a los militares regresar y desmantelar un grupo criminal que opera en la región desde Frontera Comalapa.

 

“Vayan por el MAÍZ, vayan por los Jaliscos”, les gritaban. El MAÍZ, es una supuesta organización social brazo armado del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y que opera desde Frontera Comalapa desde el 2021.

 

Esta tarde, un equipo antimotín de la Policía Militar rompieron el cerco de la población civil y avanzaron en su camino, pasaron por Mazapa de Madero, hasta llegar a Motozintla, donde esta noche empezó una revuelta.

Se desatan protestas en Motozinta

Cientos de pobladores empezaron a quemar llantas, a quemar vehículos, a bloquear calles y avenidas, a poner obstáculos para impedir los patrullajes del Ejército y la Guardia Nacional.

 

En diversos puntos de la ciudad atravesaron camiones y se escucharon disparos de armas de grueso calibre.

 

La población temerosa se refugió en sus viviendas. Los que salieron a las calles a protestar por la llegada de las fuerzas armadas, alegaron que desconfían del ingreso y presencia de las fuerzas armadas, pues sólo han estado al servicio de un grupo criminal que opera desde Frontera Comalapa y pretende ingresar a la región de la Sierra.

Las fuerzas federales avanzando

Señalaron que el grupo criminal de Frontera Comalapa hace cobro de pisos y extorsiones, y que no están dispuestos a dejarse someter por este grupo de la delincuencia organizada, “que ha operado bajo la protección del Ejército”.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d