Inicia el Año Jubilar 2023-2024 por los 100 años del jTatic Samuel

Una procesión para dar inicio al Año Jubilar por jTatic

Con cantos, música de viento, el sonar del caracol y una procesión alrededor de la Catedral de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, este viernes miles de feligreses hombres y mujeres indígenas, párrocos y obispos, iniciaron el Año Jubilar para celebrar desde hoy y hasta 3 de noviembre del 2024, los 100 años del obispo emérito ya fallecido, Samuel Ruiz García.

 

Este viernes por la noche, en la Catedral de San Cristóbal de Las Casas, el obispo Enrique Aguilar Martínez y el obispo auxiliar Luis Manuel López Alfaro, encabezaron la eucaristía con la que dieron inicio al Año Jubilar jTatic Samuel: Caminante en el corazón de los pueblos 2023-2024”.

El anuncio de las actividades del Año Jubilar

Desde diferentes parroquias de esta Diócesis llegaron delegaciones de feligreses a esta plaza de la Catedral donde se congregaron con estandartes religiosos, con velas, flores, cantos y rezos, al ritmo del pito y del tambor, así como del sonar del caracol, para celebrar una procesión en honor a Ruiz García, quien fue obispo durante cuatro décadas.

 

El obispo que nació un 3 de noviembre de 1924 en Irapuato, Guanajuato, falleció el 25 de enero del 2011 en la Ciudad de México. Su cuerpo descansa en un nicho especial, justo detrás del estrado donde oficia misa el obispado actual.

 

En memoria de jTatic

María Reyes Saraos, canciller de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas y la religiosa María Reynosa, de la Vicaría de la Pastoral de la misma Diócesis, dieron a conocer las actividades que se realizarán durante este año, actividades que no se limitarán hasta el 3 de noviembre del 2024 cuando se cumplan los 100 años del natalicio del obispo Samuel Ruiz García, sino que se extenderán hasta el 25 de enero del 2025, cuando se cumplan 14 años de su partida.

 

Desde esta fecha y todo el año venidero, habrá procesiones, peregrinaciones, asambleas parroquiales, zonales, congresos y muchas otras actividades religiosas para recordar y reivindicar el legado del obispo Samuel Ruiz García.

 

Además del Año Jubilar por los 100 años de Ruiz García, los feligreses estarán celebrando los 50 años del Congreso Indígena que se celebró en esta ciudad de los Altos de Chiapas en 1974, mismo que fue un parteaguas en la historia de los pueblos originarios.

El Altar Maya por jTatic Samuel

 

Los 30 años de la Carta Pastoral “En esta hora de Gracia” (1993). que escribió el obispo Samuel Ruiz García y que entregó al Papa Juan Pablo Segundo donde denunciaba todos los abusos y sufrimientos de los pueblos originarios de Chiapas y de todo México. Carta que se publicó meses antes del levantamiento armado del EZLN.

 

Así como los 10 años del Congreso de la Madre Tierra, donde todos los pueblos originarios que engloba esta Diócesis manifestaron su compromiso con la defensa de la tierra y del territorio ante los megaproyectos.

 

En la presentación de las actividades, María Constanza Aguilar, Religiosa Misionera Eucarística Franciscana, una religiosa que acompañó desde los años setentas al obispo Samuel Ruiz García destacó su labor entre los pueblos y las comunidades indígenas e Chiapas.

Eucaristía por jTatic Samuel

Pero lo más relevante dijo, es que el obispo Samuel Ruiz García destacó el papel de las mujeres en la construcción de esa iglesia que tomó la opción por los pobres, prueba de ello es que se creó la Comisión Diocesana de Mujeres (Codimuj), ella fue la primer mujer canciller de la diócesis en 1989 y en todas y cada una de las parroquias y comunidades promovió la participación activa de las mujeres.

 

La hermana Cony, como le llaman a la religiosa, dijo que Ruiz García era un obispo que se rodeó de muchas personas que le ayudaron a recorrer las comunidades y resolver los problemas que se presentaban, que sabía escuchar y a todos y cada una de las voces.

 

El sacerdote Heriberto Cruz Vera, con más de 40 años de labor pastoral en Chiapas, también habló de Ruiz García, a quien conoció cuando llegó a Chiapas para recorrer pueblos y comunidades enteras, a veces a pie, a veces a caballo, otras en lancha, pero siempre entre los pueblos indígenas, durmiendo en un petate o a veces durmiendo en tablas como cama, y que nunca se quejó de esas incomodidades.

Rumbo a los 100 años de su natalicio

“Incluso alguna vez comimos carne ya pasada (descompuesta) y jTatic sólo bromeó: es nuestra culpa, para que llegamos tarde”, dijo el padre Cruz Vera.

 

Con 14 años ya en Chiapas, el padre Heriberto Cruz Vera fue enviado por el obispo Ruiz García a la parroquia se Tila, donde pasó gran parte de su labor pastoral en esta Diócesis, dijo la opción por los pobres es el legado que dejó jTatic y que en es línea muchos párrocos siguen trabajando y muchos seminaristas se siguen formando.

 

Y que hoy más que nunca la Teología de la Liberación sigue vigente y presente entre los pueblos y comunidades donde la Diócesis tiene presencia, y es por eso que Ruiz García sigue vigente y presente, se le recuerda con mucho afecto y cariño en todos los rincones de esta Diócesis donde se ganó también el nombre de “Caminante”.

La hermana Cony y el padre Heriberto, los acompañantes de jTatic que recordaron su legado y sus enseñanzas

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: