Exigen reconocer la participación de comunidades y organizaciones frente al VIH-SIDA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una mano amiga en la lucha contra el SIDA, organización no gubernamental, en el marco del Día Mundial de dicha infección, hizo énfasis en reconocer los liderazgos locales; antes una invisibilización e indiferencia de la lucha hecha desde las comunidades y organizaciones.

En este sentido, la agrupación destacó la reducción del 70 por ciento de muertes relacionadas con el SIDA  desde 2004. Además, en la región de Latinoamérica alrededor de 2,5 millones de personas viven con VIH.

En 2022, unas 130.000 personas adquirieron el virus y 33.000 perdieron la vida por causas relacionadas con el sida.

En Chiapas, a la fecha se tienen registrados 6902 persona que viven con VIH, por lo que preocupa dicho aumento sostenido de personas en etapas de SIDA.

El número de nuevas infecciones entre poblaciones clave (gays y hombres que tienen sexo con hombres, personas que ejercen el trabajo sexual, personas trans, usuarios de drogas, y personas en prisión), es significativamente mayor que entre la población en general. Lamentamos que el sida sigue cobrando una vida cada minuto, destacó la organización.

Al mismo tiempo, Una mano amiga visualizó el fin de dicha infección para el 2030, siempre y cuando el mundo, México, Chiapas reconozcan el rol clave que las comunidades tenemos en la respuesta en la lucha contra el VIH y el sida.

Las organizaciones comunitarias de poblaciones afectadas por el virus estamos en la primera línea de respuesta al VIH. Empoderar a estas comunidades es esencial para que podamos  desarrollar nuestras propias estrategias y llegar a las personas que más necesitan el acceso a las innovaciones disponibles, como la búsqueda intencionada de casos de VIH, la implementación de la  profilaxis pre exposición (PREP)  en los centros comunitarios y en el  primer nivel de atención, explicaron.

Por tanto, las comunidades  conectan a las personas con los servicios de salud pública centrados en las personas, generan confianza, innovan, supervisan la implementación de políticas y servicios y responsabilizan a los proveedores. Sin embargo, dicho trabaja va siendo cada vez más invisibilizadas y privadas de su liderazgo.

En este Día en la conmemoración Mundial del Sida, desde nuestras comunidades queremos honrar los logros de las personas con VIH, de los y las activistas que alzan la voz por exigir nuestros derechos el cambio no depende de un momento, sino de un movimiento, «Que lideren las comunidades», remarcaron.

Por tanto, hicieron un llamado al secretario de salud federal, al centro nacional de sida como eje rector de las políticas públicas relacionada al VIH y el sida, al secretario de salud de Chiapas; a las presidencias municipales y a los organismos internacionales a reconocer los roles de liderazgo de las comunidades como fundamentales en todos los planes y programas para el VIH.

A que las funciones de liderazgo de las comunidades puedan financiarse de forma completa y fiable para permitir la ampliación necesaria, a contar siempre con el apoyo y la remuneración adecuada. «No poner fin a la epidemia del sida es más caro que acabar con ella».

Se debe eliminar de manera urgente las barreras a los roles de liderazgo de las comunidades. Se necesita un entorno favorable y normativo que facilite el papel de las comunidades en la prestación de servicios para el VIH, se requiere garantizar el espacio social comunitario y proteger los derechos humanos de todos, incluidas las comunidades marginadas, para avanzar en la respuesta global al VIH. «Eliminar las leyes que perjudican, crear leyes que empoderan», finalizaron

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d