La Selva Lacandona, contaminada por el narcotráfico

Aeronave asegurada con droga en la Selva..

Salió una avioneta blanca, su destino era la Selva, la traían bien cargada del país de Venezuela, ahí lo estaban esperando para bajarla en la frontera. El bimotor color blanco, venía surcando los cerros, los radares detectaron esa paloma de acero, más no pudieron tumbarla y llegó sin contratiempo.

Se aventó muy buena seña, sobrevolando la zona, y con media tonelada de producto de Colombia, el patrón quedó contento en la Selva Lacandona.

Otra vez se coronó, el viaje llegó completo, ya se encuentra en el mercado, puro producto del bueno, mientras que allá en Venezuela ya preparan otro vuelo.

Siguen bajando avionetas, en la pista clandestina, no les digo el punto exacto, porque al patrón se le estima, y con la ley controlada, no hay radares que los siga.

En el estado de Chiapas, también se cuecen las habas, y en la Selva Lacandona hay una fiesta privada, y lista para el otro viaje, quedó la avioneta blanca”.

Así se canta el narcocorrido “La avioneta blanca (2022)” del grupo “Extremo Norte: La furia potosina”, que se puede escuchar en la plataforma de Youtube, un narcocorrido que retrata lo que ahora se padece en casi toda la región de la Selva Lacandona, otrora bastión exclusivo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

 

Las narcopistas o pistas clandestinas de aterrizaje empezaron a proliferar en la región de la Selva Lacandona, un macizo forestal en Chiapas que año con año se va degradando paulatinamente, región donde, desde sus más recónditas comunidades, germinó el EZLN desde 1983 y desde donde emergió el 1 de enero de 1994 para saltar al escenario político nacional y poner en la agenda las demandas de los pueblos originarios de Chiapas y de todo el país.

Por ejemplo, en enero de este 2023, las fuerzas armadas mexicanas detectaron, persiguieron e interceptaron, una aeronave con 270 kilogramos de polvo blanco al parecer cocaína, armas de fuego y dos personas que la custodiaban la carga.

El avión aterrizó a 24 kilómetros al noreste de San Quintín, por lo que al área arribaron los helicópteros con la Fuerza de Reacción Helitransportada, peritos y elementos de la Fiscalía General de la República, quienes procedieron a establecer un perímetro de seguridad para inspeccionar la aeronave.Nuevas pistas clandestinas de aterrizaje en la Selva Lacandona

***

En el marco de la pandemia, grupos indígenas expulsaron al personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de la Zona Arqueológica de Bonampak, con el argumento de cobrar ellos los accesos a los turistas, sin embargo, a la par de esa acción, empezaron descender avionetas sospechosas en la pista de aterrizaje que en ella existe para el descenso de turistas, una pista similar lo hay también en la Zona Arqueológica de Yaxchilán, junto al Río Usumacinta, que divide a México con Guatemala, en su región selvática de El Petén.

En más de una ocasión, cuando el Ejército y la Guardia Nacional intentaron intervenir para asegurar las aeronaves y los cargamentos, las fuerzas federales fueron sometidas por los pobladores locales que los humillaron y obligaron a devolver lo decomisado.

Desde el 2020, el 2021 y el 2022, la narcoactividad proliferó en la Selva al grado que en el 2023, esto estalló cuando los pobladores de las diversas comunidades empezaron a resentir el impacto de manera negativa, con desapariciones, asesinatos, levantones, desplazamientos forzados y otras situaciones que jamás nunca habían vivido.

El 20 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció en su mañanera que tuvo ese día en Tuxtla Gutiérrez, que una región de la Selva Lacandona, es controlada por un cartel del crimen organizado donde por dádivas o amenazas, obligan a pobladores de la zona a impedir lo operativos del Ejército para que decomisen los cargamentos de drogas.

Fuerzas federales inhabilitan una pista clandestina donde aterrizó una narcoavionetaDesde el Cuartel General de la VII Región Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), López Obrador habló hoy de la situación crítica en la Selva Lacandona donde han proliferado las pistas clandestinas de aterrizaje y donde han aterrizado aeronaves procedentes de Centro y Sudamérica.

Ante el cuestionamiento del porqué en la Selva donde más recursos se invertía de los programas del gobierno federal como Sembrando Vida y otros, la migración seguía en aumento y el crimen organizado había tomado ya control de esa zona al grado de asesinar a quienes no prestan sus tierras para construir narcopistas, el presidente dijo saber que “es un caso nada más”.

“En efecto, en la Lacandona, cerca de Bonampak. Ahí hay pistas clandestinas, están manejadas por uno de los carteles, están aterrizando aviones con droga”, dijo el presidente.

“Tuvimos un problema –que seguramente no se dio a conocer– pero un problema en la Lacandona, antier y ayer nos detuvieron unos pobladores a un grupo de la Guardia Nacional porque querían, y todo esto lo digo porque quiero enviar el mensaje a la gente de Corozal, allá en la Lacandona”, afirmó el mandatario federal el 16 de octubre desde su mañanera en Morelia, Michoacán.

Y señaló que en su gobierno se ha documentado “la presencia de grupos de narcotraficantes” en la Selva.

“Bajan ahí, avionetas con cocaína de Sudamérica y tiene que llegar la Guardia pronto porque si no, los de las bandas con apoyo de algunos pobladores protegen a los delincuentes y por eso se está atendiendo la zona ahí”, dijo López Obrador.

En septiembre, pobladores de diversas comunidades indígenas de la Selva Lacandona, enviaron una solicitud de ayuda urgente al presidente Andrés Manuel López Obrador, vía su entonces subsecretario de gobernación, Alejandro Encinas, un mes antes de que este renunciara a su cargo. A quienes emplazaron para ser atendidos.

Los temas a tratar, le adelantaron al mandatario de quien no tuvieron respuesta, fue 1.- Delincuencia organizada en la región de la Selva en Chiapas, 2.- Venta de armas de grueso calibre, 3.- Redes de tráfico de personas indocumentadas, 4.- Tala clandestina y, 5.- Hackeo de aretes de ganado para meter ganado bovino de contrabando.

Señalaron los líderes de unas 48 comunidades y rancherías de la Selva Lacandona, que suman entre 12 y 15 mil habitantes, que estos cinco puntos-problemas generan un clima de violencia en la región de la Selva que vulneran la integridad física y emocionales de niños y niñas, adolescentes, adultos y adultos mayores.

“Somos representantes de pueblos originarios de comunidades del municipio de Ocosingo, Chiapas, acudimos a usted, para que se tomen las medidas adecuadas, y así atender de manera urgente, la problemática presente en los cinco puntos anteriores.; no omitimos manifestar que no aceptamos intermediarios en la audiencia solicitada. En caso de que no se nos atienda, no es presión ni tampoco chantaje, tomaremos medidas unilaterales para resguardar la seguridad del y en el territorio”, indicaron.

Consideraron que el estado de Chiapas “es estratégico en cuanto su frontera porosa con Guatemala, que existe una declaración de guerra contra el Estado Mexicano desde 1994, se avecina un periodo electoral que exacerbará las tensiones en las diferentes regiones del estado de Chiapas, es decir, viejos y nuevos problemas serán más complicados en su tratamiento”.

Le recordaron al presidente que la crisis social derivada de la insurrección armada de 1994, les enseñó a vivir en constante reorganización, en otras palabras, que saben cómo organizarse y defender sus territorios por su propia cuenta: “Pero no queremos ser irrespetuosos con su gobierno, queremos que cumpla con el principal objetivo de todo Estado Nación: la seguridad del pueblo”.

Una de las zonas más calientes por ahora, son el sur y el norte de la Selva Lacandona; en el norte en las comunidades de Frontera Corozal, Nueva Palestina, Lacanjá Chazayab, San Javier, Santo Domingo y muchas otras; en el sur la región de Maravilla Tenejapa.

Esquivel Cruz, uno de los líderes de Frontera Corozal, encabezó una magna movilización el pasado 21 de octubre. Y está consciente de que su vida corre peligro al denunciar lo en que esa región del norte de la Lacandona pasa.

Dice en entrevista que desde el año 2021 ya se observaba movimientos extraordinarios en la Selva Lacandona, como sobrevuelos y aterrizajes de avionetas en pistas clandestinas, ante estas sospechas, se hizo del conocimiento del gobierno del estado y de los cuerpos de seguridad, pero no hubo respuesta para abrir una investigación.

La petición que se giró a las instancias de gobierno fue que los cuerpos de seguridad realizaran reconocimientos en tierra dentro de la Selva Lacandona y que se establecieran bases de la SEDENA y Guardia Nacional en el Crucero San Javier, para que realizaran la vigilancia correspondiente y otorgaran seguridad a la población de la zona lacandona.

Aumentan pistas clandestinas en la Selva

Recuerda que para el año 2021 ya se sentía la inseguridad por el tráfico de indocumentados, ya que a plena luz del día la policía estatal destacamentada en crucero San Javier, Tres Lagunas y ejido Busiljá, municipio de Ocosingo, realizaban el cobro de derecho de paso de los indocumentados, era algo o es indebido.

Agrega que, para el mes de julio de 2023, en el crucero San Javier, se dejaban ver personas desconocidas disfrazadas de judiciales, un grupo delictivo, quienes custodiaban las oficinas del Ministerio Público del crucero San Javier y realizaban además el cobro de derecho de paso de indocumentados. No conformes estas personas del grupo delictivo, de cobrar el derecho de paso, el 08 de agosto de 2023 detuvieron en crucero San Javier a un camión cargado de azúcar, golpearon de forma salvaje al chofer de dicho camión y le despojaron de su carga.

Días después, narra, “un grupo de estos criminales disfrazados de policías y Ejército Mexicano se presentaron en la Agencia Rural Municipal de Frontera Corozal para solicitar entrada a fin de ejercer su trabajo de cobro de derecho de piso a los comerciantes y de diversos negocios establecidos, así como para secuestrar, extorsionar y asesinar”.

Ante la inseguridad que prevalecía y prevalece en Frontera Corozal por grupos delictivos cuya base social se ubica en San Javier, municipio de Ocosingo, el 08 de septiembre de 2023, realizaron una primera manifestación pacífica para denunciar la inseguridad.

«Fuera Cártel de la Lacandona», claman pobladores

Como resultado de esa manifestación, el gobierno federal convocó una reunión el día 09 de septiembre del año en curso, en la ciudad de Palenque, para ventilar el asunto de la inseguridad.

En esa reunión, los funcionarios, expresaron su disposición para brindar la seguridad a la población de Frontera Corozal. Como parte de los acuerdos, los mandos del Ejército solicitaron un acta de acuerdo en el que manifestaran la anuencia de la comunidad para que pudiera ingresar el Ejército a los territorios, así como donar un terreno de 2.5 hectáreas para la construcción de las instalaciones de la Guardia Nacional.

Ante la falta de una intervención eficaz por parte del gobierno federal y de las fuerzas de seguridad para atender la problemática de inseguridad que impera en Frontera Corozal, dijo Esquivel Cruz, el 21 de octubre de 2023, se manifestaron de nueva cuenta para denunciar la falta de atención del gobierno federal, ya que durante los últimos cuatro meses han tenido “presencia de estos grupos delictivos en la zona lacandona, que han realizado actos de violencia como secuestros, torturas, levantones, asesinatos y cobro de piso y en los últimos días han quemado automóviles y disparado a campesinos”.

“A partir del mes de agosto del 2023, los grupos delictivos iniciaron sus acciones ilícitas, realizando el cobro de piso, secuestros, extorsiones y asesinatos a personas de la comunidad. Por estos actos violentos, la comunidad se está defendiendo con acciones contundentes de igual manera, empuñando las armas para defender nuestra integridad física de los grupos delictivos”, apunta Esquivel Cruz.

En Tuxtla Gutiérrez, el abogado defensor de indígenas mayas lacandones, Jorge Luis Gómez Villar, denunció la presencia de un grupo civil armado en la región Frontera Corozal municipio de Ocosingo, que mantienen “aterrorizada” a la población de esa región de la Selva Lacandona.

“No sé qué esperan, a lo mejor que haya otra masacre como la de Acteal, que esperemos nunca lo haya. Por eso urge que el gobierno federal y estatal intervengan y empiecen a detener a las personas que andan armadas y encapuchadas a bordo de varias camionetas”, dijo Gómez Villar.

***

Lo más cruento de la narcoviolencia ocurre en el sur de la Selva Lacandona, para ser precisos en el municipio de Maravilla Tenejapa, un municipio de no más de 15 mil habitantes ubicados en la línea limítrofe fronteriza con Guatemala.

Marchan en Nueva Palestina, Ocosingo, contra la presencia del crimen organizado

Maravilla Tenejapa es conocido por su centro ecoturístico de Las Nubes, que atrae a miles de turistas cada año, pero ahora por la narcoviolencia ha cerrado sus puertas.

Hasta la comunidad de Linda Vista, llegaron alrededor de 30 sicarios a establecerse, todos liderados por un gatillero que se autodenominó “El Arcángel”, a decir de los narcomensajes que empezaron a dejar entre los cuerpos de personas descuartizadas y decapitadas para causar terror a una población en su mayorá tsotsil y tseltal.

Después de varias semanas de asedio a las autoridades municipales y sus cuerpos policiacos, a las comunidades rurales y sus autoridades ejidales, esto se agudizó con el secuestro del alcalde Zoel López López y uno de sus mas cercanos colaboradores el sábado 25 por la mañana, y que, tras su búsqueda, una partida de 10 elementos del Ejército Mexicano fueron emboscados entre Guadalupe Miramar y Loma Bonita.

Y aunque la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) sólo reconoció una baja de sus militares y dos heridos, lo cierto es que de forma extraoficial se filtró que fueron tres los muertos del lado de las fuerzas armadas y cuatro del lado de los sicarios.

El cabo de transmisiones Hermenegildo Hidalgo, resistió el ataque donde los bandoleros lo superaban en número, con su fusil en mano, pudo cubrir y proteger la mayoría de sus compañeros, jóvenes reclutas aún. Al cabo le faltaba un año apenas para irse de retiro del Ejército. Murió en combate como un héroe para sus compañeros de armas ese sábado 25 de noviembre por la noche.

El plagio del alcalde hasta ahora desaparecido y la emboscada a los militares, fue el punto álgido de una incursión del crimen organizado que ha cientos de desplazados que apenas empieza a visibilizarse en Chiapas.

Pobladores de Amatitlán, Plan Río Azul, Aguaperla, Democracia, han abandonado tus casas, sus tierras y sus animales de traspatio y de sus potreros ante la ola de asesinatos, desapariciones y quemas de casa que han padecido.

***

Marcha en Frontera Corozal, en la selva Lacandona. Pide acciones efectivas contra grupos del crimen organizado.

Desde hace 40 años de su gestación y 30 años de alzamiento armado, el EZLN y sus comunidades bases de apoyo, jamás habían sentido la presión de un grupo externo como el que llegó y se asentó con la complicidad de actores locales, para traficar con migrantes, drogas, mercancía legal, armas, combustible o ganado de contrabando.

Al declarar desparecidos los Municipios Autónomos Rebeldes y las Juntas de buen Gobierno, el pasado 5 de noviembre, el EZLN denunció que que muchas presidencias municipales en Chiapas están ocupadas por “sicarios legales” o “Crimen Desorganizado”.

“Hay bloqueos, asaltos, secuestros, cobro de piso, reclutamiento forzado, balaceras. Esto es efecto del padrinazgo del gobierno del estado y la disputa por los cargos que está en proceso. No son propuestas políticas las que se enfrentan, sino sociedades criminales. Entonces, pues claro les decimos que, a diferencia de otros años, no es seguro”, dijo el Subcomandante Insurgente Moises en la misiva.

Y que, San Cristóbal de las Casas, Comitán, Las Margaritas y Palenque, por mencionar algunas cabeceras municipales, “están en manos de uno de los cárteles del crimen desorganizado y en disputa con otro”.

“En las comunidades rurales el problema es más grave aún. Eso lo gritan quienes las habitan en todas las regiones de Chiapas, particularmente en toda la franja fronteriza con Guatemala. Lo que se lee, escucha y se ve en la mayoría de los medios locales y nacionales, es sólo un eco malo y sinvergüenza, de las redes sociales del gobierno del estado. La verdad es que las autoridades oficiales son el problema. Sí, como en el resto del país”, precisó Moisés.

Días después, al dar a conocer la nuevas estructuras, el EZLN adelantó que con los Grupos Autónomos Locales (GAL), deben buscar la forma de cumplir con sus necesidades en Salud, Educación, Justicia, Alimentación y las que se presenten por emergencias ocasionadas por desastres naturales, pandemias, crímenes, invasiones, guerras, y las demás desgracias que depare el sistema capitalista.

“Se ha reorganizado la estructura y disposición del EZLN de modo de aumentar la defensa y seguridad de los poblados y de la madre tierra en caso de agresiones, ataques, epidemias, invasión de empresas depredadoras de la naturaleza, ocupaciones militares parciales o totales, catástrofes naturales y guerras nucleares”, dijo el EZLN en su comunicado signado por Moisés.

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d