Cuelgan cuerpo en puente en la entrada de la capital de Chiapas

En la frontera, graban nuevo desfile de grupos del crimen. A la par, indígenas de la zona selva continúan pidiendo a los tres niveles de gobierno detener esta situación.

Mensaje de grupos del crimen organizado.

En el puente de la entrada poniente a la capital de Chiapas, personas armadas y encapuchadas que iban a bordo de una camioneta, colgaron el cuerpo de un hombre, y por separado una cabeza humana. A su lado un mensaje dirigido al subsecretario de Seguridad Pública del estado.

Esta es la primera vez que un mensaje con estas características es dejado en zona cercana a la capital del estado.

El mensaje y el cuerpo fueron colocados poco después de las siete de la mañana. En la lona señala a Francisco Orantes Abadía, subsecretario de Seguridad Pública del estado, y otras dos personas, estas últimas presuntamente integrantes de uno de los cárteles de la droga, de acuerdo a otros mensajes y videos que han dejado estos grupos, quienes desde 2020 mantienen una disputa en todo el estado de Chiapas, por el control de las regiones y las rutas de tráfico.

En la lona amenazan que “esto le va a pasar a toda la gente de Francisco Orantes Abadía”. El funcionario ya había sido señalado por el grupo de crimen organizado que secuestro a 16 trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública de Chiapas, en junio de 2023.

En esa ocasión el grupo delincuencial acusó al subsecretario y a otros dos funcionarios más del área de seguridad, de servir a uno de los cárteles de la droga contrario a ellos. Pidieron su renuncia; sobre estos hechos el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo entonces que el gobierno de México, en colaboración con las autoridades de Chiapas, indagaría el comportamiento de los tres servidores públicos señalados. Hasta la fecha los tres siguen en funciones.

Dejan restos humanos de 4 personas

Las cabezas de cuatro personas en el interior de una hielera fueron enviadas a la dirección de una gasolinera del municipio La Concordia, con un mensaje de uno de los carteles de la droga a sus adversarios.
Esto ocurrió horas después que el cuerpo de un hombre degollado fue colgado de un puente en la entrada a la capital de Chiapas, degollado.
Las cabezas de cuatro personas fueron colocadas en el interior de una hielera, y enviadas a la dirección de una gasolinera del municipio La Concordia, ubicado en la zona centro del estado.
El mensaje advierte que esto le va a pasar a quienes trafiquen personas a favor del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
Sobre estos hechos, la Fiscalía General del Estado (FGE) dijo que abrió una Carpeta de Investigación contra quien o quienes resulten responsables del delito de Homicido Calificado.
Explicó que elementos de la Policía de Investigación verificaron los hechos; al arribar al área administrativa de una gasolinera, ubicada en el tramo carretero que conduce de la Colonia Benito Juárez al municipio de La Concordia, localizaron los restos humanos de cuatro personas de identidad desconocida.

Desfila cártel en la frontera

Apenas el fin de semana, uno de los cárteles difundió a través de redes sociales un desfile que hizo en el municipio de Chicomuselo y Frontera Comalapa. En él se observa a pobladores portar globos blancos y aplaudirles. Los videos tienen el sello CDS, y se identifican como gente del Mayo Zambada.

En esa región miles de pobladores han emprendido un éxodo masivo, escapando del reclutamiento forzado que uno y otro grupo de los cárteles de la droga pretende con ellos.

 

Población piden a gobierno atienda la situación

A la par, pobladores de la zona indígena tseltal, también impactadas por los cárteles de la droga, continúan realizando manifestaciones para pedir a los tres niveles de gobierno acciones para detener la situación.

«No podemos normalizar la violencia, es por lo que hoy levantamos nuestra voz como nos invita el papa Francisco, para gritar que queremos paz para nosotros y para los municipios con mayor conflicto como Chicomuselo, Frontera Comalapa, Tila, Pantelho, entre otros muchos», señalaron integrantes del Pueblo Creyente de la Vicaría Parroquial de Sitalá, Chiapas.

Las y los tseltales, unas mil 500 personas, entre ellas cientos de niñas y niños, pidieron a los tres niveles de gobierno acciones para hacer de Sitalá, ubicado en la zona selva de Chiapas, «un pueblo fuera del control de cárteles, grupos armados, de los caciques, cantinas, prostíbulos, narcomenudeo, y de todo aquello que le resta vida a nuestras comunidades».

Las y los indigenas que forman parte de la Misión Bachajón de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, organizaron la peregrinación pacífica, «uniendo nuestro caminar y nuestra voz a la de otros pueblos que gritan urgentemente que la justicia y la seguridad les sean devueltas», señalan en una de las pancartas que llevaban.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d