IMSS acumula doce recomendaciones en Chiapas; son mujeres las más afectadas

Dispone de Hospitales, Unidades de Medicina Familiar, Centros Comunitarios de Salud Mental, y otras tipologías. Cortesía: IMSS Chiapas

*Las mujeres han sido las más afectadas en sus derechos humanos por la deficiente atención de la institución. 


El Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), es el organismo con mayor presencia en la atención a la salud y la protección social de las y los mexicanos desde su fundación en 1943.

Su misión es ser el instrumento básico de la seguridad social, establecido como un servicio público de carácter nacional, para trabajadores, trabajadoras y sus familias. Y, su visión es “Por un México con más y mejor seguridad social”. Sin embargo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha dirigido diversas Recomendaciones al IMSS en Chiapas, tras acreditar violaciones a los derechos humanos a la protección de la salud, a la vida y al acceso a la información en dicha materia.

Desde el 2020 al 2024, la CNDH ha emitido 12 recomendaciones al IMSS por el inadecuado diagnóstico y la deficiente atención médica, que ha llevado incluso a menores y adultos a su fallecimiento.

Casos

Unidad de Medicina Familiar número 25 (UMF-25) del IMSS. Cortesía: Alonso Macías/Google Maps

A través de los comunicados emitidos por la CNDH, el 02 de julio de 2020, dio a conocer que pobladores de la comunidad de Guadalupe Tepeyac en Las Margaritas, retuvieron durante varias horas al director del Hospital Rural IMSS-Bienestar, de la citada localidad.

A quien señalaron como responsable del fallecimiento de un paciente, circunstancia que tuvo como consecuencia que se suspendieran los servicios médicos que brindan a los municipios de La Trinitaria, Ocosingo, Altamirano y las Margaritas.

Para el 13 de octubre de 2020, dirigió la Recomendación 45/2020 a Zoé Alejandro Robledo Aburto, director general del IMSS, por la negligencia en que incurrió personal de la Unidad de Medicina Familiar número 25 (UMF-25) de Tuxtla Gutiérrez, que derivó en el fallecimiento de una niña de cuatro años.

La menor fue llevada a la UMF-25 al presentar temperatura, vómito y diarrea. Tras valorarla, el personal diagnosticó en un primer momento dengue y después una “simple infección de temporada”, le suministraron medicamentos y le dieron de alta. Dos días después, al persistir las molestias, ingresó otra vez a la UMF y mientras esperaba recibir atención médica sufrió convulsiones y falleció.

De nueva cuenta, el 09 de noviembre de 2021, dirigió la Recomendación 66/2021 al director general del IMSS, por la negligencia médica cometida por el personal que atendió a una mujer indígena, en enero de 2019, en la Unidad Médica Rural (UMR) situada en la comunidad de Nueva Esperanza en Tila, la cual derivó en que el producto de la gestación muriera y permaneciera sin vida en el cuerpo de la mujer por cerca de dos semanas.

De igual manera, el 07 de febrero de 2022, el Organismo Nacional dirigió la Recomendación 13/2022 a Robledo Aburto, por la inadecuada atención médica proporcionada a una tsotsil.

La mujer se presentó el 14 de noviembre de 2020, con 40 semanas de gestación en el Hospital Rural de Bochil, aunque requería de manera urgente una cesárea, esta le fue practicada tres horas después y posterior a ello, se le informó que su bebé había nacido muerta.

Hospital General de Zona 1 (HGZ-1) en Tapachula. Cortesía: IMSS

Robledo Aburto le fue emitida otra Recomendación el 04 de mayo de 2022, por las omisiones en la atención médica a una mujer durante el parto y posterior a su recién nacida. Lo anterior, atribuibles a personal del Hospital Rural del Programa IMSS-Bienestar (HRB) en Mapastepec y del Hospital General de Zona 1 (HGZ-1) en Tapachula.

Fue la madre y el padre de la víctima quienes presentaron la queja en la cual expusieron que la mujer de 29 años, comenzó su control prenatal en el Hospital Rural a los seis meses de embarazo, sin presentar molestia alguna.

Sin embargo, el 26 de mayo de 2018, acudieron al Hospital Rural, ya que ella experimentó un dolor “debajo de su ombligo”. Personal de enfermería le dijo al padre que tenían que operarla, pero no había médicos debido a que era sábado, por lo que tuvieron que esperar hasta que llegara un cirujano general para atenderla. El 27 de mayo la paciente dio a luz a una menor.

Quienes atendieron a la madre le informaron a su pareja que ella estaba bien, pero que la niña tenía problemas respiratorios, por haber aspirado meconio al nacer. Después le comentaron que era necesario trasladarla al HGZ-1, por lo que se llevó a la menor a ese hospital, donde personal de enfermería la recibió y la introdujo al área de pediatría.

A pesar de haber recopilado datos de la madre, otro servidor público le dijo que no podían brindar el servicio a la menor porque no estaba “dada de alta” en el IMSS, salvo que pagara una cantidad de dinero.

Mientras tanto, el 02 de noviembre de 2023, luego de comprobar que una persona adulta mayor, quien sufrió infarto cerebral y no recibió atención médica adecuada, lo que derivó en su deceso, hecho atribuible al personal médico del HGZ-1, la CNDH dirigió la Recomendación 165/2023.

En la queja presentada, la hija de la víctima indicó que su madre fue internada en el HGZ-1 el 24 de noviembre de 2020, lugar en el que la diagnosticaron en estado de coma por un infarto cerebral. La quejosa señaló diversas anomalías ocurridas durante la estancia de la agraviada, y refirió que no se le brindó atención médica adecuada ni un trato digno, además de que, el personal quería egresar a la víctima a pesar de su estado de salud.

Luego, el 09 de noviembre de 2023, se emitió la Recomendación 170/2023, ya que una mujer recibió atención inadecuada durante su embarazo, al momento de dar a luz, fue víctima de violencia obstétrica.

Como si fuera poco, el personal médico negó al producto de la gestación los cuidados intensivos y urgentes que requería, lo que derivó en su fallecimiento, esto en el Hospital General de Zona número 2 (HGZ-2) en Tuxtla Gutiérrez.

Hospital General de Zona No. 2, IMSS, Tuxtla Gutiérrez. Cortesía: Google Maps

Pocos días después, el 13 de diciembre, dirigió a la dependencia la Recomendación 207/2023, luego de acreditar negligencia, omisiones en el diagnóstico y deficiente atención médica, que propiciaron el fallecimiento de una víctima, atribuibles a once personas servidoras públicas integrantes del personal médico del HGZ-1.

A todos ellos se suma la Recomendación 272/2023, debido a que una mujer acudió al Hospital Rural “San Felipe Ecatepec” en San Cristóbal de Las Casas, debido a que presentaba dolencias propias de su embarazo, donde fue revisada y junto a su esposo les indicaron que regresaran a ese Hospital al día siguiente, “pero que si aumentaban los dolores en el transcurso de la madrugada” fuera llevada de nueva cuenta al nosocomio.

Al presentar de nuevo dolores, fue llevada de inmediato, donde de nueva cuenta se les indicó que no había camas disponibles, por lo que debían acudir a un domicilio particular donde realizan “parto humanizado”.

Al no encontrar lugar en ese sitio, regresaron al nosocomio donde ya fue recibida, siendo atendida en una camilla que colocaron en un pasillo, y advirtiendo el personal médico que la atendió que presentaba 5 centímetros de dilatación.

Después, la mujer fue llevada a la camilla 4, donde personas servidoras públicas en cita la revisaron, precisando que presentaba “10 grados de dilatación”, razón por la cual el personal informó que esperarían a que el bebé se ubicara en el lugar correcto para el parto, esto demoraría unas 2 horas, pero si tal hecho no ocurría entonces le practicarían una cesárea.

Más tarde, una ginecóloga que revisó a víctima indicó que, no era necesario realizarle dicha intervención quirúrgica debido a que todo iba bien. Pasado un tiempo, la misma persona servidora pública le informó que el bebé “se había hecho popo” dentro del vientre de la mujer y que se debía realizar la cesárea.

Minutos después, personal del IMSS le informó que la paciente sufría una hemorragia y que se debían “arrancar” la matriz, por lo que, su esposo autorizó la intervención por lo delicado de la situación en que se encontraba la mujer.

No obstante, al quejoso le fueron requeridas unidades de sangre, a través de sus familiares intentó conseguirla. Momentos después, fue informado que su esposa había fallecido debido al sangrado que presentó, toda vez que en el Hospital no contaban con unidades de sangre, y no pudieron hacer más para salvarle la vida.

Hospital Rural “San Felipe Ecatepec”. Cortesía: Félix Díaz/Google Maps

Para el 15 de diciembre de 2023, se emitió la Recomendación 279/2023 y 293/2023, la primera debido a que otra mujer ingreso también al Hospital Rural “San Felipe Ecatepec”, donde le practicaron una cesárea, egresando dos días después de ese nosocomio.

Posterior a ese acontecimiento, la mujer presentó dolor abdominal, fiebre alta, náuseas y vómito, por esa razón, se realizó un ultrasonido y electrocardiograma en un medio particular de San Cristóbal de Las Casas, donde observó una cuestión anormal en su cuerpo.

Mediante la interpretación del estudio se indicó que, en la parte alta del hueco pélvico, había la presencia de un pequeño artefacto que parecía corresponder a material de curación gasas o compresas.

Y, la segunda Recomendación se debe a que otra mujer ingresó al HRB-80 en Mapastepec, para la atención de su parto, pero al presentar un fuerte sangrado le extrajeron la matriz. Ya en su domicilió, la víctima comenzó a padecer un dolor en el costado derecho y a pesar de que se le prescribían medicamentos este no se calmaba.

Por lo que, acudieron de nuevo al Hospital con una placa radiográfica y un ultrasonido que reportaba un cuerpo extraño en el abdomen. El personal de ese hospital le realizó una cirugía y encontró que tenía una gasa dentro de su cavidad abdominal que había perforado su intestino.

Por último, la CNDH emitió la Recomendación 246/2023 el pasado 15 de enero de 2024, ya que una persona falleció a consecuencia de un inadecuado diagnóstico y deficiente atención médica, atribuibles a por lo menos seis personas servidoras públicas integrantes del equipo médico del HGZ-2 en Tuxtla Gutiérrez.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d