Ángel Cabrera: Sueños y alegorías mexicanos de la patada: el efímero ganar o el permanente construir

Sueños y alegorías mexicanos de la patada: el efímero ganar o el permanente construir

Por Ángel Cabrera Baz

El juego, por tanto el fútbol, en sus diversas dimensiones y manifestaciones da cuenta del comportamiento de grupos sociales. En él podemos observar anhelos, frustraciones, miedos, alegrías, sueños Durante poco más de un mes una pelota traerá mucho más de lo que una pantalla pueda mostrar. Muy pronto la selección mexicana inicia su aventura mundialista, nada más y nada menos que contra la vigente campeona del mundo, Alemania. El mediático día del padre sirve como escenario para dicha presentación, entonces las hordas futboleras y quienes no lo son tanto, incluso algunas que reniegan de serlo afirman y cuestionan: “se me hace que ya nos jodieron”, “¿será que se puede hacer algo contra Alemania?”, “si empatamos ya la hicimos”, “¿qué de veras no se podrá ser exitoso?”.    

Este último cuestionamiento es el que más me resulta interesante, ya que el ganar encierra un cúmulo de significaciones. Desde las perspectivas mayoritarias ganar se entiende como medida exclusiva del éxito, es decir, lo verdaderamente importante es acceder a un resultado deseado, llámese quinto partido, un campeonato mundial o un partido contra el campeón del mundo. Al cuestionar sobre el éxito a integrantes de la selección mexicana en diversos niveles mencionan, Decio de María, director de la Federación Mexicana de Futbol: México debe buscar llegar al quinto partido y ser campeón del mundo. Guillermo Cantú, Director Deportivo de la Selección: debemos ser los líderes de la zona como ya lo estamos siendo y dar el paso en el mundial… Javier “chicharito” Hernández: porque no soñar con ganar, porque no imaginarnos ser la Grecia de una Eurocopa, ser la sorpresa y dar una campanada… Estas aspiraciones, mientras se mantengan en el nivel de lo inmediato, lo efímero, sin pensar más allá del próximo evento, del próximo partido, permitirán aspirar a sorpresas, pero no más allá de estas. Requerimos  una plataforma que posibilite construir para ganar constantemente, en la que hasta el perder se entienda como parte del juego.

Después del 2006 la selección de Alemania entra en una crisis de producción de jugadores talentosos, funcionamiento y resultados, entonces voltea a ver a los más exitosos en estos aspectos, los Españoles, a partir de entonces inicio la reconstrucción para su éxito, incluso fueron más allá, analizaron lo que España dejo de hacer, renovarse, atendiendo también esta parte. No hay una garantía de que Alemania gane este mundial, porque en el juego, como en el fútbol ganar o perder es intrínseco a él, de lo que si estamos seguros es que construyen para el éxito.

La selección Mexicana aspira a ganar contra Alemania, aspiración completamente legitima, ojalá un día se construya para aspirar a trascender  más allá de un resultado, aunque este sea de un mundial.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.