Se duplica salario mínimo en América Latina; en México Peña lo mantiene “estancado”

salario minimo

Mientras en países latinoamericanos el salario mínimo se ha duplicado, México es un “caso aparte”, porque se mantiene desde los 80 la misma política restrictiva. “México constituye un caso aparte, porque mantiene desde los años 80, sin variación, la misma política restrictiva para controlar la inflación y favorecer las exportaciones hacia Estados Unidos con el fin de competir con China”, aseguró Graciela Bensusán, consultora de la Sede Subregional de la CEPAL en una investigación publicada este mes.

En dicho documento, se puntualiza que Peña Nieto continúa una tendencia de “estancamiento”, sin intentar una mínima recuperación del salario.

“En la actualidad, el salario mínimo sólo equivale en términos reales a la tercera parte del que se obtenía en 1982, ya que perdió más de las dos terceras partes de su valor y luego se erosionó más de 7 por ciento hasta 2009″.

Según la investigación, en plena crisis financiera, nuestro país fue uno de los pocos de la región que no tuvo una política salarial activa. “Además de bajo, ese sueldo se mantuvo sin variación entre 2008 y 2012, cuando la caída de su PIB fue de las más altas en la región”.

En resumen, México es el país con el salario mínimo más bajo entre las naciones desarrolladas de América Latina, incluso respecto a países centroamericanos.

En 2011, el sueldo mínimo en México llegaba a 147 dólares por mes. A continuación un comparativo de nuestro salario respecto a otros países del Continente en ese mismo año:

-México 147 dólares

-Uruaguay 300 dólares.

-Argentina 475 dólares.

-Chile 372 dólares.

-Costa Rica 516 dólares.

-El Salvador 224

-Guatemala 273

Cabe comentar que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, fijó en 3.9% el incremento a los salarios mínimos para las áreas geográficas A y B en 2014. Este incremento representa sólo 2.50 pesos más a las raquíticas percepciones de los trabajadores mexicanos. Este tipo de decisiones son sólo un reflejo de los efectos de la reforma laboral que se aprobó al cierre del gobierno de Felipe Calderón, que prometió mayor generación de empleos y provocó todo lo contrario.

Así lo confirman los propios datos del IMSS: en noviembre se generaron 12 mil 535 empleos formales y en total, para los primeros once meses de este año, se han creado únicamente 710 mil 928 plazas en el país, es decir, 24.7 por ciento menos respecto al mismo periodo de 2012.

La Comisión de Salarios Mínimos ha incumplido su cometido constitucional de establecer montos dignos para los trabajadores y acordes al proceso inflacionario.

Con el “pobre” aumento al salario, es imposible comprar una canasta básica, pues se necesitan al menos 6 mil 913  pesos para adquirir los 121 artículos. A esto hay que sumar gastos de vivienda, transporte, educación y salud.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.