Tony Macías y los “aviadores” de Veracruz

Javier Duarte de Ochoa y su suegro. Antonio Macías Yazegey. Foto: Agencias

 

Noventa aviadores sangraban a CMAS

 Varios con ligas directas a Tony Macías o a su sobrino, Jaime Ruiz, sus choferes, guardias, y empleados de confianza cobrando salarios de 40, 80 y 100 mil pesos; en 2016, cobraron 29MDP

 

Por Ignacio Carvajal

Coatzacoalcos En 2010, “María” pidió una cita con Antonio Macías Yazegey, éste la recibió en su despacho. Ella quería empleo y él la mandó con Jaime Ruiz, ex director de Turismo de Coatzacoalcos, quien en ese entonces era enlace en el sur para el programa “Adelante”, que impulsó a Javier Duarte de Ochoa en su candidatura al gobierno de Veracruz.

Con instrucciones precisas, ella se presentó ante Jaime Ruiz, y éste le solicitó la documentación para darla de alta en la CMAS, con un salario no mayor a los 5 mil pesos mensuales. Ésa fue la promesa. “Yo estaba sin trabajo, la necesidad me estaba acabando, y jamás pensé para lo que me iban a usar”, relató “María” a este reportero a condición de no revelar su identidad por temor a represalias.

“María” fue aviadora en la CMAS de Coatzacoalcos, mensualmente, primero, cobraba 34 mil pesos, luego, 100 mil, pero ella no lo sabía,alguien más cobraba por ella. ¿Por qué no lo supo?, simplemente nunca la llamaron a trabajar a la CMAS, la engañaron y sus papeles fueron empleados sin su consentimiento para darla de alta y emplearla como prestanombres.

Jaime Ruiz, asegura, le consiguió un trabajo pero en el municipio. Ella se enteró de que salían pagos en la CMAS a su nombre, hasta que Hacienda la llamó a cuentas por los impuestos no cubiertos por dichas sumas. Estaba en problemas.

Después de varias solicitudes de información a la CAEV, al Infonavit y al IMSS, Liberal del Sur cuenta con datos concretos sobre las personas que están siendo investigadas por haber cobrado salarios sin trabajar en la CMAS-Coatzacoalcos, y en conjunto con testimonios cruzados de diversas fuentes, todo apunta a una operación tramada entre Jaime Ruiz, su tío, Tony Macías, y los ex directivos de la CMAS, Eduardo Hugo García Luna y Sergio Amaro Caso.

Con la lista de 90 supuestos aviadores en poder de este medio de comunicación, filtrada durante el periodo de Sergio Amaro Caso, a finales del 2015, se hicieron solicitudes de información a la CAEV para confirmar su veracidad.

La primera con folio 00586715 solicitando la nómina de empleados, de confianza y sindicalizados, que Amaro Caso no quiso entregar, y se recurrió a al Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, que dio apertura al expediente IVAI-REV/1527/2015/II, en donde se le ordenó transparentar esos informes.

Presionado por el IVAI, en enero del 2016, Amaro entregó el listado, mediante el oficio OF-SEDESOL-CAEV-DG/UAIP/2016-010, pero únicamente eran 500 nombres de empleados sindicalizados, la de los aviadores la ocultó.

En octubre del 2016, cuando ya se sabía que el poder Ejecutivo pasaba a los opositores, se efectuó otra solicitud de información, con el folio 01071016, anexando la lista de nombres de los señalados como aviadores, para inquirir si ellos estaban en la nómina; y mediante el oficio T-SEDESOL-CAEV/DG/UAI/2016-272, Sergio Amaro Caso, reconoció que sí habían sido parte de CMAS Coatzacoalcos, pero a los habían dado de baja entre mediados del 2014 y mediados del 2015; sin embargo, de nueva cuenta Sergio Amaro mintió.

Sobre la misma lista se efectuó un cruce de información con otra solicitud enviada en fechas similares al Infonavit (0063500180016), inquiriendo si esas personas estaba cotizando

El Instituto de la Vivienda no sólo confirmó que esas personas estaban cotizando, también desmintió que hubieran sido dadas de baja en las fechas señaladas por el ex director de la oficina operadora. Según el informe del Infonavit -ante esta dependencia a los aviadores los tenían dados de alta cotizando vivienda- contenidos en ese listado, fueron bajados del sistema -ya no se aportaron cuotas- a principios y mediados del 2016, reiterando que en la dinámica de la obtención de los recursos ilegales, tuvo que ver ampliamente el cambio de poderes.

RECOMENDADOS DE TONY

Alberto Bennevento Talamas es un hombre de todas las confianzas de Tony Macías, pues durante varios meses lo tuvo como Subdirector de Responsabilidad Social de una de sus empresas Fyver, que estuvo ubicada en el parque industrial Puerto México, ahora en disputa por el nuevo gobierno encabezado por Miguel Ángel Yunes Linares, quien lo acusa de haberse apropiado ilegalmente de esos predios.

Sin embargo, Alberto Bennevento Talamas aparece en el listado de la CMAS con un salario de 30 mil pesos, en el departamento de Fontanería, con todo y que cuenta con Maestría. Cobrando igual, Heriberto Arizmendi Pascual, ex barman en Blue Lobster, negocio ligado al suegro de Duarte, como auxiliar administrativo. Esta persona cobraba 40 mil pesos al mes y únicamente cuenta con bachillerato.

Se menciona también a parte de sus guardias de seguridad y servidumbre, como Candelaria Solano Fernández, con un salario de 83 mil 700 pesos, adscrita la oficina de Villa Allende, con escolaridad de Bachillerato; igualmente, Fernando Santos Reyes, con sueldo de 20 mil pesos, en la oficina de Olmeca, y bachillerato como máximo.

Aparece también María Eugenia Férez Navarrete, con salario de 35 mil pesos al mes, con bachillerato como máximo, en la oficina de Operación y Mantenimiento. Ingresó a CMAS en diciembre de 2014, días después del homicidio de su padre, José Férez Kuri, quien se desempeñaban en CMAS como gerente; aunque Infonavit la reporta dada de alta desde junio del 2014 y bajada del sistema el mismo mes del 2016.

LÍDERES AVIADORES

En la zona serrana, de donde proviene el agua para Coatzacoalcos por medio de la presa Yuribia, también se contaba con aviadores que, por cierto, son quienes menos ganan. Así, se cuenta con los nombres de Flavio Cruz Ruiz, Crescenciano Bautista Bautista, Ciro Cruz González, Javier Bautista Martínez, Silvestre Ramírez Hernández, José Manuel Hernández Luis, Félix Hernández Martínez, Julio César Gómez Bautista e Ignacio González Cruz, todos cobrando al mes 5 mil 200 pesos.

A ellos se les dio de alta en el sistema, según los testimonios, para que controlaran a los pobladores en la sierra y evitaran las tomas de la presa. Algunos incluso son parte del comité de la cuenca del Río Texizapan. Ciro Cruz González, Flavio Cruz Ruiz, Ignacio González Cruz y Crescenciano Bautista, son parientes cercanos de Ángel Cruz Hernández, ex tesorero del comité de la Cuenca y familiares cercanos también de Lino Bautista González, quien tiene cuentas pendientes con la justicia y ha sido señalado de malversar fondos públicos. Juan González Castillo, Julio César Gómez Bautista y Javier Martínez, son concuño y sobrinos de Inocente Bautista Luis, ex consejero de vigilancia de la comisaría ejidal, y otro de los capos de las constantes tomas de la presa Yuribia.

Los acá enumerados además son conocidos promotores del voto y del crecimiento de las estructuras de Morena en esa región.

LOS INVESTIGAN

“¿Imagínate todo lo que cobré, si esos 100 mil pesos hubieran sido para mí?, dice sorprendida “María” al retomar su charla. Ella se quedó con un problema mayúsculo en el SAT, que ahora la persigue por los miles de pesos en impuestos declarados; sin embargo, cree que pronto lo resolverá pues ha ido solventando que ese recurso jamás pasó por su cuenta, por lo menos una de la cual ella tuviera clave.

“En el banco, cuando fui a preguntar, me dejaron ver la carátula del contrato, eran mis papeles, dados de alta en la dirección de las oficinas de la CMAS, ¿y a cuántos más les habrán hecho esto?, ¿serán conscientes estas personas de lo que hicieron con sus papeles?, pienso que hay muchas como yo, que ganamos esos dinerales pero jamás nos llegó. Nos usaron”, finalizó.

Al comenzar el 2017, Jaime Ruiz presentó su renuncia a la dirección de Turismo del ayuntamiento de Coatzacoalcos. En la ciudad, ya nada se sabe de él, pues se regresó a su tierra, Villaflores, Chiapas, en donde igual está refugiado su tío, Tony Macías, quien dejó el estado bajo el argumento de no querer causar enojos al Ejecutivo. Se estima que tan sólo en 2016, los aviadores de CMAS costaron 29 millones de pesos.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.