Las mujeres “luchonas” en el abandono del gobierno

Cartón de Enrique Alfaro/Chiapas PARALELO.

Cartón de Enrique Alfaro/Chiapas PARALELO.

La imagen que le quedó grabada a más de una de las personas que asistieron a la reunión del Consejo Estatal para prevenir la violencia hacía las mujeres, hace unos días, fue la del gobernador del estado, Manuel Velasco; el presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, Fernando Castellanos y la Secretaría del Empoderamiento de la Mujer, Sasil de León Villard, ocupados de su teléfono o platicando entre ellos. Era difícil obtener la atención de alguno de los tres, estaban ensimismados tecleando, revisando el celular o hablando entre si.

“Así es difícil creerles que realmente lo de la prevención de la violencia va en serio si más de una propuesta o preocupación ni la alcanzaron a escuchar” dijo una de las personas que asistieron a la reunión.

El gobernador del estado, Manuel Velasco Coello ha insistido en que su gobierno se dedicará a “esas mujeres luchonas” repite hasta el hartazgo, fueron ellas quienes le permitieron llegar al puesto donde se encuentra, son mujeres el mayor número de personas que están en el padrón electoral. Lo dice en sus discursos, en cada acto al que va, pero sus palabras no se han convertido en políticas públicas reales y eficientes.

En Chiapas se ha invertido más recursos públicos en promocionar la imagen del gobernador del estado, que en una campaña en medios para sensibilizar sobre la prevención de la violencia. Hasta ahora el gobernador no ha enviado una sola iniciativa al Congreso Local que tenga que ver con el empoderamiento y el respeto a los derechos de las mujeres.

Los programas para las mujeres continúan siendo los mismos y algunos de ellos trabajan sin presupuesto con la pura voluntad de otras mujeres que  no han querido dejar su empleo a pesar que les han dejado de pagar. Saben que su trabajo es valioso y necesario en una entidad en donde muchas mujeres ni siquiera reconocen la violencia de género como tal.

Es difícil creer que la política pública en cuanto a la prevención de la violencia va en serio cuando desde enero las 21 mujeres, del mismo número de unidades del PAIMEF, que atienden a mujeres que han sufrido algún tipo de violencia y trabajan en prevenirla, no han podido cobrar su salario.

“Nosotras mismas damos talleres para hablar de la violencia y resulta que a nosotras nos están violentando. Nos tratan mal y no hemos cobrado nuestro sueldo desde enero” dijo una de las afectadas que por temor a represalias prefirió omitir su nombre. –una de sus compañeras fue despedida después de denunciar en un medio de comunicación la falta de pago-.

Manuel Velasco colocó a Sasil de León Villard como Secretaría del Empoderamiento de la Mujer más por amistad, que porque la ahora funcionaria tuviera experiencia o mostrará capacidades para desempeñarse en el cargo.

En los pocos meses que fue diputada local, la titular de la Sedem nunca propuso una iniciativa de Ley que beneficiara a las mujeres, hizo algún pronunciamiento o algún tipo de acción que hiciera pensar que fuera sensible al tema. A Sasil no se le conoce más carrera que su pasó por el Congreso del Estado.

Desde que llegó a la Sedem sus declaraciones a la prensa sobre el tema de derechos de las mujeres han sido desafortunadas, se nota que poco sabe al respecto y que no tiene clara sus funciones como titular de esa dependencia.

El número de feminicidios en Chiapas ha crecido en un 50 por ciento en comparación del año pasado. Es cierto que esto se debe a una cuestión multifactorial y estructural y que sería absurdo responsabilizar de ello a la administración actual, pero de lo que sí se le puede responsabilizar es de no estar haciendo algo para cambiar esto.

Con todas sus limitaciones las organizaciones de la sociedad civil y activistas  han hecho más para prevenir y atender la violencia hacía las mujeres, que la propia Sedem, y no solo en esta administración.

Cuando Sasil de León Villard llegó hace unos meses a la Sedem más de una persona le dimos el beneficio de la duda, pero sus propias acciones han confirmado lo que se temía: no sabe y no le interesa atender a las mujeres. Lo mismo ha demostrado el gobernador.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.