La Libertad según l@s Zapatistas – I

La Libertad según l@s Zapatistas – I

Gaspar Morquecho

Todo acto de libertad tiene sus consecuencias.

Entonces, me encomiendo a Santanás

 

Eran las 17:00 horas del viernes 16 de agosto de 2013. Uno de los profes clausuraba los trabajos de la Escuelita Zapatista. Junto a él estaban las 3 profesoras y 2 profes más que nos impartieron el Primer Grado de: La Libertad según l@s Zapatistas. Detrás estaban las profesoras y los profesores que lo replicaron por videoconferencia. El acto se hizo solemne cuando se entonó el Himno Zapatista. Era formidable ver a más de 300 personas de pie en el auditorio y al frente, bien plantados,  a las y los profes zapatistas con sus pasamontañas. Las emociones estaban a flor de piel. Rodaron lágrimas de las y los Votan zapatistas, de las y los alumnas/os. Fue muy sentido el canto de los indios rebeldes. Entre algun@s Votan y alumn@s se dio más que una relación de amistad o de compañer@s. Se miraba en los ojos de un@s y en los rostros de otr@s. ¿Cómo llegamos ahí?

En enero de 2011, falleció Samuel Ruiz. El EZLN manifestó  “su pesar por la muerte del Obispo Emérito”, en un documento cuidadoso, sincero y crítico donde el EZLN reconoció la labor del Obispo Samuel. Ese mismo mes, el Subcomandante I. Marcos inició un intercambio epistolar sobre Ética y Política con Luis Villoro que concluyó en Octubre – Noviembre del 2011. En un… hasta luego y UNA MUERTE… O UNA VIDA, Marcos se ocupó de la coyuntura electoral y sus actores.

En Abril, Marcos se solidarizó con el poeta Javier Sicilia y le comunicó: l@s indígenas zapatistas marcharemos en silencio en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas (…). El día 7 de mayo del 2011, 25 mil bases se sumaron a la marcha nacional convocada por el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. En Junio de 2011, el EZLN manifestó su respeto y admiración “a los familiares de l@s niñ@s muertos y heridos en la Guardería ABC el 5 de julio del 2009, y a tod@s quienes se han solidarizado con su lucha”. En agosto era claro el retorno de Carlos Salinas de Gortari con su candidato Enrique Peña Nieto.

En Chiapas nos preparábamos para recibir la Caravana al Sur del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD). Las críticas a Javier habían arreciado, sin embargo, la noticia de que el EZLN y el MPJD preparaban de un Encuentro Nacional de Víctimas en Oventik para finales de 2011, creó nuevas  expectativas. El recorrido del MPJD en parte del territorio de Chiapas fue significativo, sin embargo, la presencia del EZLN no fue como se esperaba. Llegó la noticia de que  el Encuentro Nacional de Víctimas se había cancelado y en diciembre de 2011, el Sub Marcos envió un mensaje a Javier para relanzar la iniciativa. El segundo intento también fracasó.

En 2012, el EZLN decidió retirarse del escenario político ocupado por los políticos en  campaña electoral. Peña Nieto iba con todo, la Chepina sin su partido y el Peje a la derrota. Resultados: PRI-VERDE Peña Nieto, más de 19 millones; PRD Peje, casi 16 millones; PAN Chepina, casi 13 millones; Los votos para los proyectos neoliberales del PRI-VERDE-PAN-PANAL sumaron más de 33 millones.

En Chiapas, el PRI-VERDE ganó con más de 1 millón 300 mil votos; el PRD-MORENA perdió con un poco más de 291 mil votos y el PAN obtuvo un poco más de 150 mil votos. El PRI y el VERDE gobiernan 92 de los 118 municipios y ganaron en 22 de los 24 Distritos Electorales. Nada ni nadie pudo impedir que Peña Nieto tomara posesión el 1 de diciembre de 2012. Iniciaba el Sexto Sexenio Neoliberal Conservador de Derecha en México.

Pare entonces yo había preguntado, en tono de reclamo, a un base de apoyo por qué no habían celebrado el IX Aniversario de los Caracoles. El joven rebelde quedó callado, me quedó viendo y después de un momento, amable y sonriendo me dijo: “Nos estamos preparando para dar un paso más grande”. Así fue, el 21 de diciembre, – final del Baktum e inicio de un Katun mayas -, sorpresivamente 40 mil bases de apoyo se manifestaron en silencio por las calles de las cabeceras municipales de San Cristóbal de Las Casas, Las Margaritas, Ocosingo, Altamirano y Palenque. ¿Escucharon? Fue la pregunta de los zapatistas. El filozapatismo radical echó las campanas al vuelo, se sintió y “se vio” en aquellos días del 1 de enero de 1994.

Lo cierto es que el mensaje de la movilización de las bases de apoyo del EZLN tuvo varios destinatarios. Sin duda a la dupla Salinas-Peña Nieto y todo lo que representan, sin duda al pueblo de México, a los movimientos sociales y a la solidaridad internacional. El 21 de enero, el cruzado de Peña Nieto llegó a Las Margaritas a lanzar la Cruzada Contra el Hambre y se hizo acompañar de Alí Babá y sus cuarenta bribones. El Comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indios se hizo rosca y no asistió.  Para el acto los operadores políticos habían acarreado a  miles de chiapanecos. Una obscena señal fue la respuesta de Marcos. Se había abierto otra etapa de la guerra en Chiapas. Como usted sabe, los actores centrales en esta guerra se conocen muy bien.

En abril, Peña Nieto regresó a Chiapas para inaugurar el programa Sin Hambre. Esta vez fue en Navenchauc del municipio de Zinacantán. En esta ocasión se hizo acompañar del ex presidente brasileño Luiz Inácio da Silva, Lula, y de Rosario Robles, la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL). Al acto llegaron, al menos, 10 mil indios acarreados de Los Altos de Chiapas. El evento en ese lugar no es casual. Zinacantán es un municipio que está trasformando con enorme rapidez. Se nota hasta en los cambios radicales en el atuendo de hombres y mujeres. Su inserción en la lógica capitalista es grande: turismo y producción agrocomercial intensiva. Sin embargo, hemos visto a cientos de zinacantec@s  con pasamontañas el 7 de mayo de 2011 y el 21 de diciembre de 2012. Tengo que subrayar que los programas sociales de combate a la pobreza en Chiapas tienen una misión contrainsurgente y objetivos militares concretos: el debilitamiento de las bases de apoyo y el cerco y aniquilamiento del EZLN. Salinas viene a cobrar facturas pendientes.

¿Qué sigue? Fue la pregunta de las y los de afuera después del 21 de diciembre del 2012. Especulaciones: “Viene la VII”. ¡Nada que! El EZLN comunicó que iba a tender puentes con el Congreso Nacional Indígena, con los Movimientos Sociales y los Adherentes a la VI y se despidió de la Otra campaña. Luego por ahí dijo: Nos vemos en agosto, vayan engordando el marranito pa’ los gastos del viaje. ¿Encuentros como en 2005? ¡Nada que! La invitación fue a La Escuelita Zapatista. ¡¡¡Mmmmmmmmmmta!!! ¿¡Tanto para eso!? Me dije. La cosa es que empecé a escuchar más criticadera: ¿Quesque una escuelita? ¡Ya ni la… amuelan! ¿Qué no ven lo que está pasando en este país? “Lo que se necesita es un plan de acción no una escuelita”. Las críticas subieron de tono y provenían, no de los antizapatistas, sino de la raza que jalaba desde hacía años con los compas: “Lo de la escuelita es una verdadera jalada”. Bueno, pa’ ser sinceros los decían más feo. Subieron pues, de tono, los insultos. Los adjetivos fueron cada día más léperos. “Ese Marcos ya le bajo de…”. “Ya se vendió”. Los antizapatistas fueron más allá: “¿Qué coincidencia que volvió asomar ahora que regresó el PRI?”. “Y luego dicen que no es un engendro de Salinas”. “¿A ver por qué no hizo nada cuando los gobiernos panistas?”  Lo novedoso fue que algunos de los comunicados del Sub se criticaron como nunca, se leían de carrerita o simplemente no se leían.

Luego vino lo de la Comisión Sexta del EZLN – Coordinación de la Escuelita Zapatista para la Libertad, lo de la invitación selectiva y más criticadera. “Es la propuesta más excluyente y sectaría”, escuchaba. Otros, con tono burlón preguntaban, ¿Ya te llegó la invitación? Unos la esperaban seguríííííísimos de que les llegaba. Otros más con ansiedad y nada. “Que ya le llegó a fulano”. “Que ya le llegó a mengana”. Muchas/os jóvenes preguntaban angustiados qué hacer para poder ir a la Escuelita.

Total, un día de esos entró una llamada a mi cel y se perdió. Entró una segunda y pregunté: Jelouuu ¿Quién llama? Era Sergio Rodríguez Lazcano. “Tengo una invitación para ti”. No mames, le dije. “Bueno, si no la quieres no te la mando”. ¿De qué se trata? Pregunté. “Para la Escuelita Zapatista. A ver si así dejas de escribir tantas pendejadas”. Mmmmmh, yo las escribo y tú las lees, reviré. “Además eres de los privilegiados que podrán hacer invitaciones a otras personas. Nomás no te mandes porqué no hay mucho lugares”. Pa’ no quedarme con la duda le pregunté al Lazcano, ¿A poco estás leyendo los choros? “No todos pero los compas sí”. Mmmmmh, ¿Será? “Ya dame tu correo para enviarte la invitación”, insistió. Va, monodepapel@hotmail.com a ver repite… Total uno o dos días después llegó la invitación firmada por el Subcomandante Insurgente Moisés y el Subcomandante Insurgente Marcos.  Pa’ que más que la verdad, el convite me dio mucho gusto.

Entonces terminó mi humildad y modestia, y me salió lo alzado y presumido. Empecé a comentar y mostrar la invitación a gente cercana y querida que respondieron así: “Chido güey pero lo de la escuelita es una jalada”, “Pero si lo que esperaba es que te dieran un zapataso”. “¡Llévame!” Decían las compañeras. ¿Y a qué se debe le honor? Preguntaban. “Felicidades” los menos. “¡Qué chingón!”, unos. “¿Qué? ¡Muy madres!”, otros. “Pinche güey, te quieren convencer”. De mis amigas y amigos que se desempeñan en la Academia… in-di-fe-ren-cia. Sin co-men-ta-rios. Lo cierto es que lo de la Escuelita, al menos en Sancris, estaba en el interés de un grupo reducido de personas.

Entoooons, parte de la tarea era intentar descifrar aquel: ¿Escucharon?

“¿Ya compraste tu cuaderno y lápiz pa’ la escuelita?”, preguntó uno de mis compañeros. Como andaba en la pendeja le pregunté, ¿Pa’ qué? “Pa’ que te vayas a la  escuelita”, dijo con sarcasmo. Sin poder entablar una charla, los encuentros eran fraseados: Están en otro proceso de articulación. “No mames. Para hacer eso no necesitan una escuelita.” Tampoco se podía platicar con la ultra-in-con-di-cio-na-li-dad, porque como siempre, no se hacen la menor de las preguntas, no hacen el menor cuestionamiento. No se diga con los invitados que le pegan al clandestino interesante.

De las montañas llegaban noticias a trasmano. La iniciativa había puesto en marcha el entusiasmo  de las Bases de Apoyo. Las brigadas de trabajo acondicionaban los espacios en los Caracoles. Se estaban preparando para recibir, transportar; para dar techo y comida, y cuidar a cientos de estudiantes, “escueleros” como dicen por acá.

Llegó la convocatoria para asistir a la Cátedra Tata Juan Chávez Alonso, firmada por el CCRI-CG del Ejército Zapatista de Liberación Nacional  y 35 agrupaciones más del Congreso Nacional Indígena (Junio del 2013). Era la primera evidencia del nuevo acercamiento del EZLN con sus referentes más cercanos. Con los indios de México. Con el movimiento indígena.

El interés despertado por La Escuelita Zapatista, la tristeza y el encabronamiento de muchas y muchos que quedaron fuera por “falta de cupo”, hizo que la Comisión Sexta del EZLN – Coordinación de la Escuelita Zapatista para la Libertad organizara dos sesiones más para los días finales del 2013 y para los primeros días del 2014 (Comunicado firmado por Subcomandante I. Moisés. Julio de 2013). De esa forma, el EZLN había construido un  puentote de diciembre de 2012 a enero de 2014. Veinte aniversario del levantamiento armado y primer año de resistencia al Salinato Neoliberal Conservador y de Derecha, segunda vuelta.

El mismo mes, el Subcomandante I. Marcos, envió los Votan I, II y III. Les cuento que el contenido con el que el Sub relanzó al mero lec de Don Durito fue duramente criticado.

El II caló por aquello de la comunidad Espacio de formación:

“espacio abierto de una comunidad.  Y no una comunidad de secta (acá conviven zapatistas con no zapatistas y, en algunos casos, con anti zapatistas), ni hegemónica, ni homogénea, ni cerrada (todo el año la visitan personas de diferentes calendarios y geografías), ni dogmática (aquí se aprende también de l@s otr@s).”

De la comunidad Aprendizaje con tiempos de vida en  comunidad:

“Por eso usted no viene a una escuela con los horarios habituales.  Estará en la escuela todas las horas y todos los días que dure su estancia.  La parte más importante de su estar en la escuelita zapatista es su convivencia con la familia que la o lo recibe.  Irá con ell@s a la leña, a la milpa, al arroyo-río-manantial, cocinará y comerá con ell@s (…), descansará con ell@s y, sobre todo, se cansará junto con ell@s.

O sea que, como quien dice, en esos días usted será parte de una familia indígena zapatista.”

Caló, por aquello de toda la estructura e infraestructura del EZLN y sus bases se movieron para recibirnos: A lo largo de varios meses, decenas de miles de familias zapatistas se han preparado para recibir a quienes vienen a la escuelita a comunidad.  Junto con ellos,  miles de mujeres y hombres, indígenas y zapatistas se han conformado en un Votán al mismo tiempo individual y colectivo.”

Caló por aquello de un Votan: “guardián y corazón del pueblo”, o “guardián y corazón de la tierra”, o “guardián y corazón del mundo”, para cada una/no de las/os estudiantas/es.

El Votan III, caló por esa relación que construye el EZLN para ellos y con los demás… de Respeto y dignidad.

“Y en lo que hemos andado en nuestro largo sube y baja por la lucha, hemos mirado muchas cosas.  Una de ellas es que, en los momentos de desgracia, quienes más tienen, dan lo que les sobra; y quienes menos tienen, dan lo que les falta.  Alguien con dinero y bienes, dona las cobijas que ya no usa, la ropa que no le queda, los zapatos que pasaron de moda, las monedas que no le hacen falta.  Y quienes tienen que pelear cada minuto del día por hacerse de un poco de paga para tener algo que poner en la mesa, además de un mantel raído o ni eso, dan esa moneda que necesitan para completar su gasto de supervivencia.

Este pueblo indígena, el zapatista, no merece su lástima.  A pesar del desprecio recibido por ser moda pasajera o por negarnos a ser parte de los acarreados del movimiento ‘histórico’ en la coyuntura en turno, nos hemos levantado con dignidad, al igual que hace 20, 50, 500 años.  Y lo seguiremos haciendo.  No nos insulte con la limosna.”

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.