Reforma Educativa, generará más corrupción y control del sistema

La reforma educativa visto desde el ojo crítico de una docente y directivo de una institución del nivel medio superior, sólo confirma el sentir del magisterio en Chiapas y en todo el país. Montserrat Serrano Figueroa opina sobre esa reforma que la noche del martes 03 de septiembre del 2013, avaló el  Senado mexicano por 102 votos a favor y 22 en contra: El dictamen que expide la Ley General del Servicio Profesional Docente.

Montserrat Serrano Figueroa *

"La reforma educativa siento que es una especie de revancha y represión que generará más corrupción y control del sistema".

«La reforma educativa siento que es una especie de revancha y represión que generará más corrupción y control del sistema».

Al dedicarme a la docencia y realmente conocer y disfrutar de mi profesión creo que independientemente de la controversia que existe por la actual Reforma educativa, lo que si es un hecho es que no se puede generalizar y hablar de los maestros como «los culpables» de que la educación en nuestro país no avance, sea precaria y esté enclaustrada en un hoyo desde hace muchos años.

Desgraciadamente muchos han opinado sin conocer realmente el enfoque de esta reforma, simplemente dejándose llevar por lo que los medios de comunicación han querido difundir al respecto.

En lo personal no estoy en contra de que evalúen mi trabajo pero estoy totalmente convencida que, más allá de buscar una mejora en la calidad educativa de nuestros niños y jóvenes, lo que se pretende es una total reforma laboral en los docentes y tener un control total del magisterio.

Con ello, no estoy diciendo que eso sea del todo malo porque estoy consciente de que existen muchos vicios que deben erradicarse; pero lo que también puedo afirmar, sin necesidad de ser profeta, es que sucederá con la evaluación, lo que sucedió con la dichosa prueba «Enlace», es decir, que ahora en lugar de vender plazas, se venderán exámenes.

Tristemente vivo en el segundo país más corrupto del mundo y lo que este tipo de reformas generará, fuera de dar certeza, rumbo y garantizar calidad, siento que es una especie de revancha y represión que generará más corrupción y control del sistema.

Ojalá yo esté equivocada, pero sinceramente creo que todos quiénes conocemos un poco de historia sabemos que lo que menos le conviene y le importa al gobierno es que la gente esté educada y tenga capacidad crítica.

Esta reforma no es la panacea que hará un cambio real en la calidad porque solo está tomando en cuenta una parte del problema y está dejando a un lado, toda la parte de culpa que también tienen ellos.

Para hablar de calidad real en la educación necesitamos que venga la infraestructura, las instalaciones, el material didáctico bien elaborado (no como nuestros libros de texto), la capacitación, los recursos económicos para pagar el agua, la luz, el material de limpieza y todo los demás elementos que permiten que una escuela sea integral y funcione como tal, para que la educación realmente sea como lo afirma el Artículo 3o. de nuestra Constitución, es decir, ¡GRATUITA!

Todas esas cosas que muchos maestros a diario anhelamos y que los países de primer mundo tienen ya de facto pero que desgraciadamente están muy lejanos de nuestra vida cotidiana en gran parte de nuestras escuelas.

* Directora de Preparatoria del Estado

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.