Alfabetización mediática, condición para desarrollo en Chiapas

 

Cerrar las puertas de la casa-hogar, a las televisoras y programas que vulneran la dignidad, el intelecto, y son obstáculos para el desarrollo de las y los mexicanos y chiapanecos, requiere más que acciones enmarcadas en las manifestaciones y protestas magisteriales.

Se requiere de un acto de voluntad y conciencia interna donde nos veamos como sujetos con derechos: derecho a saber, derecho a la información, derecho a construir y expresar libremente las ideas, derecho a proponer, derecho a exigir transparencia en el uso de recursos públicos, derecho a tener gobernantes que tengan por prioridad el buen desarrollo de sus gobernados y gobernadas.

Por décadas, la principal televisora de México, y en general los medios de comunicación más “populares” entre la sociedad, se han prestado a la estrategia de los grupos que tienen el poder político y económico en el país, para minimizar hasta casi desaparecer la autoestima, la conciencia critica  propositiva de las y los mexicanos.

Los programas de espectáculos que ridiculizan a los grupos de pobres –más del 90% de quienes habitamos en este país lo somos- y a los diferentes; los programas “informativos” que criminalizan a los incómodos, a quienes protestan y a quienes disienten; las telenovelas que fomentan y replican los esquemas de sometimiento, violencia familiar y social, y la diferencia de clases sociales como algo “natural”, han causado estragos en nuestra  autoconcepción como individuos con derechos y obligaciones.

Especialistas en comunicación y desarrollo han planteado que ante el poder que tienen los medios de comunicación masiva, y su falta de compromiso para con la ciudadanía, la única salida posible es lo que llaman la “alfabetización mediática”.

Las televisoras y los medios de comunicación comprometidos con los intereses de los grupos de poder ahí van a permanecer. El reto es entonces de aprender a discernir los contenidos mediáticos para desconstruir los esquemas de sometimiento y baja autoestima que tenemos interiorizados; y para construirnos y dimensionarnos como sujetos de Derecho.

¿Somos las “indiecitas” chiapanecas de la telenovela Aprendiendo a amar o cualquier otra patrocinada por los gobiernos, mujeres vulnerables que sólo pueden sobrevivir con ayuda? ¿Son los damnificados del programa de Laura Bozzo sólo sujetos que estiran la mano sucia y empobrecida para recibir dádivas y limosnas? ¿Son los miles de chiapanecos y chiapanecas que salen en las fotografías del área de comunicación de Manuel Velasco y la presidenta del DIF, ciudadanos que únicamente pueden alcanzar el bienestar por la voluntad de programas sociales (llámese a estos pollitos, láminas  o cualquier otro bien entregado casi como un “regalo”)?

La tarea para cambiar estos esquemas mentales sobre nosotros mismos, no es sencilla, ni a corto plazo. Sin embargo el camino está andado, y en ello el avance tecnológico aplicado a la comunicación, juegan un papel fundamental.

“Como figura tecnológica por excelencia, en cuanto a potencial comunicativo y de libertad de uso, en la actualidad el internet resulta indispensable para ejercer la libertad de expresión y el acceso a información pública”, reseñan los autores del libro Libertad de Expresión y responsabilidad social.

Añaden que el internet es un medio para alcanzar el crecimiento y el desarrollo, y que el acceso al mismo ya está constituido por la ONU, como un derecho humano, que los gobiernos deben garantizar.

El reto está en alcanzar las condiciones para el despliegue de las redes de comunicaciones  capaces de proveer el flujo de información de alta velocidad; en exigir que se abstengan de poner barreras o límites al acceso; y en crear redes y comunidades donde se construya desde las bases sociales, la alfabetización mediática y digital, para evitar repetir en este nuevo escenario, los viejos esquemas de los medios tradicionales de sometimiento psico-mediático.

Un comentario en “Alfabetización mediática, condición para desarrollo en Chiapas”

  1. Rosa Aurora
    8 octubre, 2013 at 20:46 #

    Gracias Ángeles…pusiste palabras a lo que siento y no sé expresar correctamente. «Acto de voluntad y conciencia interna donde nos veamos como sujetos con derechos».
    Saludos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: