El índice democrático y la autonomía

Parafraseando al Che: “Aquí (en Chiapas), la forma de sumisión de la intelectualidad tomó un aspecto mucho menos sutil que en el resto de México. Aquí la intelectualidad es esclava a secas, no disfrazada de indiferente, como allá, y mucho menos disfrazada de inteligente. Es una esclavitud sencilla puesta al servicio de una causa de oprobio”.

Carta del Che  a Ernesto Sábato La Habana, 12 de abril de 1960

 

En el Índice de Desarrollo Democrático en 2012, elaborado por la COPARMEX y la Fundación Konrad Adenauer (ligada al gobierno alemán encabezado por la conservadora canciller Angela Merkel), ubican a Chiapas en el penúltimo lugar del país, solo superado por Guerrero. No maten al mensajero. Ése era el lema de los griegos clásicos, retomado por William Shakespeare en Macbeth cuando éste amenaza con matar al mensajero si las noticias no le eran favorables, como las del índice de desarrollo democrático. En Chiapas no se le mata, pero sí se expresa una andanada de descalificaciones cuando hay voces discordantes, pues parece que se persigue la uniformidad. Basta ver la prensa local o en pasado inmediato con el sabinismo el caso Héctor Bautista y otros expedientes que se estaban armando o se armaron pero quedaron en las gavetas para las voces disidentes; el caso de Chaíno, de Pepe López Arévalo y un servidor también tenía uno, me lo llegaron a decir amigos cercanos al poder.

La clase política chiapaneca, si es que se le puede llamar así, cree que Chiapas se puede manejar igual que una finca. No se dan cuenta que ellos originan el atraso económico y los problemas sociales que se viven y que se ven reflejados en los indicadores, que a su vez son ex post (resultados), no ex ante (causa). Lo mismo sucede con los indicadores democráticos. Hasta la Fundación Konrad Adenauer y la Coparmex nos clasifican en el penúltimo lugar. No podría ser de otra forma. Si se ha vivido en Chiapas y se tiene más de dos dedos de frente, se puede apreciar con claridad. Son las mismas familias las que tiene como finalidad apropiarse de la renta pública y del excedente económico que se genera en la entidad. Hoy aparte de la juniorada local, la mayoría tontos con sus honrosas excepciones, traen de cola otros juniors de otras partes de México (Veracruz, Estado de México, Tamaulipas, Puebla, D.F., etcétera), en su mayoría igual de tontos y prepotentes.

El déficit democrático en Chiapas y en todas partes va acompañado de la impunidad y la corrupción. El Chiapas real es así. Pero no quieren que haya indignación y encabronamiento, que han conducido a la ingobernabilidad que se vive hoy en día. Seguro que presagia mayor inestabilidad y violencia, no se necesita ser adivino. Ante esa situación, para el gobierno, los responsables son los efectos, no las causas, por eso echan la culpa a los profesores, a los estudiantes, a los campesinos, a los colonos, a personajes desplazados del poder. Sin embargo, los responsables son ellos y los poderes fácticos. Por eso quiero mostrar ese indicador en una gráfica y un mapa:

Jorge Tabla 1No se tratan de explicar problemas sociales, se busca responsabilizar a alguien de los actores de los procesos. Eso no debería pasar en Chiapas, ni en ningún lado. Parece como si escucháramos razonamientos, cuando los hay, que son muy escasos, del siglo XIX con oídos del siglo XXI. Por eso cuando veo, escucho o leo la prensa de Chiapas, me viene a la memoria ese poema medieval que aparece en la obra de Shakespeare y que aquí puede referirse perfectamente al gobierno y al poder, todos los funcionarios son sabios, el más tonto es visionario, son sensibles a las demandas de la población, etcétera. Si nos dejáramos guiar por esos razonamientos, ya seríamos bajita la mano, por lo menos un Tigre Asiático en la frontera sur de México.

Jorge tabla 2El timón de Atenas

¿Oro? ¿Oro precioso, rojo, fascinante?

Con él, se torna blanco el negro y el feo hermoso,

Virtuoso el malo, joven el viejo, valeroso el cobarde, noble el ruin.

….¡Oh, dioses! ¿Por qué es esto? ¿Por qué es esto, oh, dioses?

Y retira la almohada a quien yace enfermo;

Y aparta del Altar al sacerdote:

Si, este esclavo ata y desata

Vínculos consagrados; bendice al maldito;

Hace amable la lepra; honra al ladrón

Y le da rango, pleitesía e influencia

En el Consejo de los senadores; conquista pretendientes

A la viuda anciana y encorvada.

…¡Oh, maldito metal,

Vil ramera de los hombres el malo, joven el viejo, valeroso el cobarde, noble el ruin.
… ¡Oh, dioses! ¿Por qué es esto? ¿Por qué es esto, oh, dioses?
Y retira la almohada a quien yace enfermo;
Y aparta del altar al sacerdote:
Sí, este esclavo rojo ata y desata
Vínculos consagrados; bendice al maldito;
Hace amable la lepra; honra al ladrón
Y le da rango, pleitesía e influencia
En el consejo de los senadores; conquista pretendientes
A la viuda anciana y encorvada.
… ¡Oh, maldito metal,
Vil ramera de los hombres
el malo, joven el viejo, valeroso el cobarde, noble el ruin.
… ¡Oh, dioses! ¿Por qué es esto? ¿Por qué es esto, oh, dioses?
Y retira la almohada a quien yace enfermo;
Y aparta del altar al sacerdote:
Sí, este esclavo rojo ata y desata
Vínculos consagrados; bendice al maldito;
Hace amable la lepra; honra al ladrón
Y le da rango, pleitesía e influencia
En el consejo de los senadores; conquista pretendientes
A la viuda anciana y encorvada.
… ¡Oh, maldito metal,
Vil ramera de los hombres
(Shakespeare, Timón de Atenas)

 

Hoy la Universidad Autónoma de Chiapas vive tiempos movidos, raros, por decir lo menos. Aclaro: no he tenido ningún problema por mis opiniones críticas; en la UNAM quedaría como tibio, pero en Chiapas he dicho que nadie dice nada o casi nadie de los académicos, la mayoría calla, algunos amigos hasta dicen que soy incendiario. No entienden que la Universidad, por su propia naturaleza es una institución plural, no puede exigir uniformidad, ya que se negaría a sí misma. El rector de la UNAM, José Narro Robles, en una entrevista con José Luis Castillejos, periodista chiapaneco radicado en Lima, Perú, hace una defensa importante de la autonomía, la cual suscribiría totalmente cuando dice: “permite a las universidades mantener independencia necesaria frente al gobierno y otros poderes públicos, pero también frente a otros actores, grupos, partidos políticos, iglesias y organizaciones. Se ejerce respecto de todos ellos. La autonomía es derecho y también obligación, es norma jurídica que posibilita y estimula la creación, la formación y el servicio. La autonomía es libertad para pensar, decir y hacer en el marco de los fines de la institución. Por ello se requiere de espacios para ejercer la crítica y para proponer, para conducirse con independencia en el decir y el hacer de orden académico, como también reclama respeto, comprensión y apoyo.

“Sin la autonomía, la universidad estaría cercenada. Es parte de su fuerza vital. Motor de la creatividad y seguro contra el apetito de grupos y sectores políticos, religiosos y de orden económico.

“Es el principio que le permite la crítica objetiva y la propuesta desinteresada, en la que le posibilita ser conciencia de la nación.”

La autonomía es lo que ha permitido a la UNAM ser la institución de prestigio que hoy es, así como la conciencia crítica de la nación. Sostener lo mismo en Chiapas puede ser peligroso, pues se enfrentaría uno a la descalificación por diversas vías. Es sano tener diferencias, es la única manera para que la ciencia y la universidad avancen. La Universidad no es una Iglesia en la que hay que tener fe, debería ser una institución científica y practicar la crítica al poder.

Fui uno de los tantos chiapanecos que estudiamos en la UNAM y cuando llegamos a sus aulas nos sorprendía ver el clima de libertad que se respiraba. No era habitual en un Chiapas rural, semifeudal, donde existían caciques de horca y cuchillo, que hoy reaparecen de nuevo con otros actores y en otra época, pero que tienen continuidad de linajes; paradójicamente, el único gobernador que los enfrentó fue el Dr. Manuel Velasco Suárez, quien los veía como un obstáculo para su proyecto modernizador. Hoy que estoy de nuevo realizando una estancia académica en la Unam, me parece que la distancia se ha ampliado en relación a lo que vi cuando era estudiante universitario y siento una sensación parecida, se respira una libertad de expresión, de cátedra y debate académico que no lo tenemos en Chiapas, lamentablemente.

Ahora que hay un conflicto mínimo en la Unach, se apuesta desde algunos sectores que yo llamo la “mafia académica” por la fuerza, no por el diálogo, no es la postura del Rector por lo que se ve y se conoce de él, si así fuera sería terrible. Se ha intentado desalojar a los estudiantes, para hacerles entender, que ellos, la mafia, es la dueña de la institución. Tratar de desalojar estudiantes es lo peor que se puede ocurrir, ya que es la vía para que se incendie la Unach. La historia ha sido así y no veo porque vaya a ser diferente ahora, más en la situación de ingobernabilidad que vive el estado. Si fuera el caso de represión me apunto para ir con los estudiantes, no se puede permitir el uso de la fuerza en la resolución de conflictos universitarios.

No me queda claro el móvil del movimiento, la distancia en que me encuentro no me permite tener el pulso de la Unach, pero por lo que se puede ver no es de la mafia universitaria que tiene el concepto de Universidad-botín quien la tomó, como sospeché desde un principio; pero todo puede ser, son capaces de incendiar la Unach con tal de seguir teniendo privilegios y vivir de corruptelas.

Avanzar en la discusión académica de altura y en los procesos democráticos en Chiapas y en la Unach es una tarea y un problema planteado que espera solución. Si es que no queremos también permanecer en este indicador en la cola del país, como en casi todo, excepto en el IDH que somos el más bajo, pero porque se mide de arriba para abajo. Es necesario abrir el estado y la Unach al debate, la historia nos alcanzó.

Un aspecto crucial para comenzar a cambiar Chiapas es acabar con la impunidad y castigar a todos los ladrones, así como acabar con diezmos o más. No se puede seguir con esa corrupción que está hundiendo a nuestro estado. La única vacuna contra la corrupción: cero impunidad, pero para eso se hace necesario un Estado de derecho real, no ficticio. Sin eso no hay ningún atisbo de desarrollar al menos un mínimo proceso democrático en la entidad, es el primer paso, es una condición necesaria, aunque no suficiente. Sino, seguiremos por ese círculo vicioso de corrupción-impunidad-pobreza-estallidos sociales-corrupción-pobreza. Es habitual que los lugares más pobres tengan, por general, gobiernos incompetentes y corruptos y que esto retroalimente la pobreza.

 

3 Comentarios en “El índice democrático y la autonomía”

  1. osmar
    21 octubre, 2013 at 22:03 #

    lamentablemente la comunidad democratica se tiene que levantar en contra del gobierno por que ellos representan al pueblo, sin ellos pisotearan a todo ciudadano, desafortunadamente afectan a empresarios, pero es por un bien comun, un ejemplo de ello es las reformas estructurales que quiere implementar el gobierno de enrique peña nieto, detras de ello hay fuertes cantidades de dinero, se necesita ser muy tonto para creer en las explicaciones absurdas que dan, el pueblo esta despierto y ya no se va a dejar como antes, a los empresarios solo les interesa el dinero no les importa si los trabajadores les alcanza su salario para mantener a sus familias no les importa mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, cuando en verdad les preocupe cambiaran muchas cosas

  2. Carlos Pombo.
    21 octubre, 2013 at 21:54 #

    Excelente comentario, hoy en día el gobierno de Chiapas, esta aburgesado la prensa tanto hablado como escrita viven una luna de miel que nos dejara a los chiapanecos sumidos aun más en el atraso, cuanto dinero se esta dando a los seudo periodistas y dueños de estos? imposible saberlo con exactitud, solo lo podemos ver en sus lujoso autos cuando antes utilizaban el transporte colectivo seis años más de frustraciones. Saludos…

  3. armando cortes rueda
    21 octubre, 2013 at 12:47 #

    Suscribo en todos sus términos tus afimaciones amigo. Nos falta cultura democrática en todos los niveles: arriba, en medio y abajo! Prevalecen el autoritarismo, la descalificación y el golpe artero! Es el placer de la selva tropical, del Macondo aldeano! Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.