El cacicazgo que inspiró el trago en polvo

Cómo la labor de un modesto cantinero de la década del 50 en el municipio de San Fernando,  como lo fue  don   Juan Antonio Castillejos Burguete, El Trago en Polvo,  derivó  que con  la ambición, la avaricia y la presunta corrupción e impunidad , se construyera  un auténtico cacicazgo, hasta ahora inamovible e indestructible,  encabezado por sus nietos, el dos veces ex alcalde y diputado  local (PRI, PAN,) Juan Antonio Castillejos Castellanos y sus hermanas Carmen, presidenta del Ayuntamiento actual( PVEM), e Hilda, dirigente local del Partido Verde Ecologista de México.

Los Castillejos Castellanos, ostentan el poder político de aquel municipio, distante 14 kilómetros al poniente de Tuxtla Gutiérrez. Administran la cosa pública de los san fernandenses, desde hace tres trienios ininterrumpidamente, como si  fuera parte de sus bienes personales, cada vez más abundantes- ranchos  ganaderos, tiendas comerciales y casas- ,conseguidos  en años recientes con  las complicidades políticas y  el temor  que irradia   el clan Castillejos Castellanos.

En San Fernando  está  presente la imagen bonachona del hombre de pueblo, casi montuno, que fue don Juan Antonio Castillejos El Trago en Polvo. Acodado en el mostrador, fue buena parte de su existencia  cantinero, actividad que, seguramente incentivó,  al paso de los  años,  la oprobiosa fortuna y el  insultante poder político de sus nietos.

Hijo de Eduardo Castillejos y Elvira Burguete, don Juan Antonio  halló un  vertedero de dinero  de los bolsillos de los lugareños y campesinos que llegaban de las rancherías  a embriagarse y  dislocar los sentidos con el aguardiente, que expendía en su negocio, suministrado por    el también sanfernandense  Eligio Maza, cuya destilación conseguía en su finca San Isidro, asentada en la desaparecida  zona  del Jardín Corona, al poniente de esta ciudad.

Del matrimonio de don Juan Antonio con Carmen Gutiérrez nacieron los  hijos. De éstos, destacó también en el oficio de cantinero de pueblo, el primogénito Lisandro, Chando, un  hombre palurdo, pero con   sagacidad y astucia, que lo impulsaron al crecimiento del negocio familiar  del alcohol y  las cervezas, de las francachelas y  los pleitos de borrachos.

De su unión sentimental con  Mérida Castellanos, originaria de la colonia Gabriel Esquinca, procreó cinco hijos: Juan Antonio, que alcanzó a licenciarse en criminología y Eneas, que estudió medicina humana, en la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Chando combinó sus labores de campo las cuales  abandonó con el crecimiento de la cantina, cuando promovió la presentación de grupos musicales, que por horas interminables, amenizaban las borracheras del pueblo.

El padre de  Juan Antonio , de  Carmen e  Hilda, amasó  la fortuna familiar con  el compadrazgo político del extinto  priista y empresario cervecero, Antonio Pariente Algarín, cuya cercanía aprovechó para contender y perder con los colores del PRI,  por la presidencia de San  Fernando, en la década del 80.

Pese a su derrota política, Chando  se transformó de cantinero a hombre de negocios, que en su momento, adquirió como primera propiedad importante una céntrica casona y una sala cinematográfica, que serían  plataforma financiera para el despegue político de su hijo Juan Antonio, quien de director de un centro de readaptación social (  Cereso) ascendió a coordinador estatal de esa dependencia penitenciaria.

En adelante, Castillejos Castellanos, afiliado al PRI obtuvo la presidencia del Ayuntamiento para el período 2002-2005, que dejo inconcluso para asumir una diputación local ,y posteriormente  fungir como presidente de la Legislatura estatal.

Con el membrete del PAN, como cabeza de alianza partidista, Juan Antonio alcanzó por segunda ocasión la alcaldía, luego de que protagonizó un escándalo de ebrio con  un grupo de diputados,  en el que exigía y vociferaba  Dónde quedó la lana.

 El nieto de  El Trago en Polvo fue mostrado en  borracho en un video, en medio de una trifulca donde reclama a legisladores la entrega de una  una lana, que presuntamente habría sido repartida en la Junta de Coordinación Política, en aquel 2008, donde además figuraba como una de las piezas  legislativa del ex gobernador Juan Sabines Guerrero (2006-2012).

El escandalo frenó temporalmente su aspiraciones a las diputación federal,  pero  al dejar la presidencia municipal dejó abierto la brecha para que asumiera como alcaldesa su hermana Carmen ( 2012-2015), así como para que su también consanguínea ocupara hasta ahora la dirigencia del PVEM local.

La semana pasada, Los Castillejos Castellanos entraron una vez más al laberinto de la polémica política y  popular, con el arresto  de Roberto Antonio Ramos Castillejos, hijo de Hilda.

El sobrino de Juan Antonio es acusado del homicidio  a golpes de un interno del centro de rehabilitación de alcoholismo y drogadicción Anexo Jóvenes Guerreros.

En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Estado  informó que, en operativo encubierto, detuvo a quien es también propietario y director de dicho centro de rehabilitación de alcohólicos y drogadictos.

La Fiscalía Especial en Investigación del delito de homicidio,  localizó  una mano carbonizada putrefacta en el predio El Cidral del extinto Miguel Ángel Gutiérrez Zomá.

Según declaraciones  de testigos, familiares y usuarios del centro de rehabilitación,  el propietario del lugar y personas  padrinos vigilaban y golpeaban a los internos.

Estas personas  justificaban los actos violentos, como parte de un supuesto proceso de rehabilitación, consignó la Procuraduría.

En declaraciones ministeriales,  Roberto Antonio confesó  que ordenaba que al ingresar los internos fueran golpeados, a modo de bienvenida.

Confesó que el 29 de septiembre Gutiérrez Zomá  fue golpeado, y que falleció el 2 de octubre a consecuencia de las lesiones.

Decidieron deshacerse del cuerpo incinerándolo, que fue trasladado en  una camioneta El Cidral donde lo incineraron con diesel y llantas;

Después colocaron algunos huesos en un costal que arrojaron a una alcantarilla en la 1ª sur, entre calle central y 1ª. poniente del municipio de San Fernando, enfrente y a unos metros de las casas de Los Castillejos Castellanos.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.