Hacía una nueva etapa del movimiento magisterial

Marchan Maestros (17)

El movimiento magisterial pareciera que vive las últimas horas en esta etapa de resistencia en contra de la reforma educativa. Si sus logros se limitan a lo que se firmó ayer en la palapa de la casa de Gobierno cualquiera puede pensar que los más de 80 días de plantón no valieron la pena ni para el magisterio, ni la ciudadanía.

En casi tres meses de plantón el magisterio hizo temblar la avenida central con las manifestaciones más grandes de la historia de nuestro Estado, ocupó alrededor de doce cuadras del centro de la ciudad, tomado casetas, la planta de PEMEX, presidencias municipales, centros comerciales, la torre Chiapas, el Congreso.

El Estado no dio marcha atrás a una reforma que según el magisterio chiapaneco lesiona sus derechos laborales.

La CNTE dio una de sus principales batallas de los últimos tiempos, sin embargo no logró que la mayoría de los Estados se sumaran a su movimiento con tal intensidad que permitiera que el gobierno de Peña cediera.

En Chiapas se ha firmado ya una minuta de acuerdo entre el gobierno estatal y los representantes del magisterio movilizado donde ni siquiera tímidamente se asoma una modificación a la reforma. En un análisis breve de los puntos acordados podemos ver que hay pocos logros de lo que dio origen al  movimiento, de entrada no se le mueve una sola coma a las modificaciones constitucionales.

De lo rescatable,  pero también cuestionado es el compromiso de gobierno y magisterio de realizar foros para la construcción de un proyecto educativo acorde al contexto estatal, se necesitaría para el cumplimiento de este acuerdo, una verdadera vocación del Estado para desarrollar una política educativa distinta a la que dicta los lineamientos nacionales.  Pedagógicamente, este acuerdo podría sonar legítimo y hasta viable, sin embargo requerirá un esfuerzo enorme y voluntad de todos los actores para concretizarlo. Es una propuesta que vería su cumplimiento a un largo plazo, la interrogante acá es ¿se podrá?

La no represión administrativa, jurídica y económica no debería ser siquiera un planteamiento o un acuerdo, pues, el Estado tiene la obligación de respetar el derecho a la manifestación, claro está, que los profesores tienen que avanzar también en generar estrategias más creativas en sus procesos para hacer valer sus derechos.

Que el gobierno del Estado se comprometa a dar calzado y uniformes a los 28 Estados con mayor marginación, si bien esto favorece a un segmento de la población, lo contempla ya la Ley, y no solo para los Estados con mayor marginación sino de forma general, son esas contradicciones donde el gobierno aplica la Ley donde le conviene y donde no simplemente lo deja en letra muerta. Atender el pago de luz, de agua a las escuelas, bajar el pasaje a los alumnos es también una obligación del Estado.

Si el magisterio termina su movimiento con el levantamiento del plantón, entonces se irán con muy pocos logros además con una base desgastada. La dirigencia política al firmar la minuta ya marcó la dirección, creo de forma consciente y conocedora del momento en que se vive, sabe que es hora de levantarse y llevar su lucha a un siguiente nivel que será seguramente la reorganización de una posible etapa de resistencia, pero ahora desde las aulas.

El magisterio se lleva lo que quizás es su mayor logro: descalificar la reforma y sin la participación de las y los maestros será imposible operar dicha reforma.

Si este movimiento magisterial con toda su grandeza, errores y mensajes le apuesta a una verdadera lucha, si le apuesta a quedarse en Chiapas, debe salir agrupado porque lo peor que podría pasarle es que se retire sin haber alcanzado su principal demanda y desmembrado.

El magisterio le debe de apostar, por ellos y por la ciudadanía, a seguir caminando juntos, a trabajar por la educación y por conservarse como un contrapeso del poder.

 

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: