El «Guasón del 94»

 

El olfato oportunista  y su obsesión por el dinero y el poder trajeron a Óscar de León González a Chiapas, a finales del 1994 zapatista, donde 20 años después con sus marrullerías llevadas a la práctica  por su media docena de hijos, construyó y conserva uno delos clanes políticos más fortalecidos en el actual  gobierno  de Manuel Velasco Coello.

Los hijos, hombres y mujeres, de El Guasón del 94, ostentan puestos en entidades gubernativas claves, tales como Sasil Dora Luz de  León Villar al frente de la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres, donde las políticas institucionales tienen su mejor expresión en la pasarela, el glamour  y las revistas de la élite social.

     De León González, líder moral  de  la estatal  Unidad Nacional Lombardista (Unal)  llegó fracasado  de Puebla a  la ciudad de San Cristóbal de las Casas, acompañado  de su cónyuge Dora Villar y surebiata de hijos. Empujado por su precaria situación económica abrió un cafetín de poca monta  en las cercanías del barrio  Santa Lucía, del que  obtenía algún dinero para irla pasando cada día.

Óscar de León, identificado como uno de los dirigentes sociales más corruptos, que se aprovechó  del conflicto armado del ELZN y de los indígenas, para medrar, hacer el trabajo sucio del gobierno  y obtener  a cambio prebendas y canonjías, asomó con una mano atrás y otra adelante.

Burlón,  cínico y de  cretinas expresiones, Óscar de León y su clan sobrevivieron inicialmente con el magro dinero que les proporcionaba la venta de bebidas de café,  cuyo local ocupaban como  vivienda, hasta  que se incrustaron como grupo de choque en el gobierno de Julio César Ruíz Ferro.

Comandados por el  entonces subsecretario de Gobierno, el oaxaqueño Uriel Jarquin Gálvezun  ex funcionario corrupto e inmoral  vinculado directamente con las impiedades  de la Matanza de Acteal,  de León González y  la Unal  hicieron  las tareas de cloaca,  que luego cobraban en efectivo y con centenares  de concesiones  de transporte foráneo y  taxis en municipios donde se extendían las influencias de esa organización.

El Guasón del 94  y  su organización generaban cortinas de violencia que, en contubernio con el gobierno, apagaban después en un falso ejercicio de reivindicaciones sociales, en medio de  los alzamientos comunitarios de aquella década de rebeldías y  de justos reclamos.

Impulsado por las complicidades políticas, el parapeto de la Unal y su nexo con Jarquín Gálvez, el jefe tribal de los De León Villar, acumuló fortuna y ramificó tentáculos para que  años después sus hijos continuarán usufructuando los negocios de las marrullerías políticas como actualmente lo hacen en posiciones públicas o detrás del telón.

Sasil Dora Luz de  León Villar  fue diputada plurinominal por el PVEM  en la actual LXV Legislatura local. De ahí  brincó para ocupar la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres, en  donde sus responsabilidades  parecen reducirse en conservaruna sonrisa eterna y aparecer vestida lujosamente  y siempre  a la moda.

       Su hermana Francisca Itzel ocupa una curul  en el Congreso estatal, cobijada por  el PAN; su congénere Yumaltik es regidor por el PRI en el ayuntamiento municipal de Tapachula.

Kalinamaya, otro de los hijos de Óscar de León, contendió por el PAN, en la pasada elección intermedia para la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez. Al perder en las urnas se le asignó una regiduría a la que renunció  después, para con toda seguridad,  dedicarse alcabildeo político, como lo hace detrás de las sombras, Alfredo, en la ciudad de México, el hermano mayor de los  De León Villar.

Dora,  la cónyuge de El Guasón del 94 paladeó también, en su momento, las mieles y  las fortunas del poder político local, al fungir como regidora del Ayuntamiento de esta capital.

El Clan de  los De León Villar, enriquecido económicamente como está. Con sus integrantes  de status político, intentan legitimarse y borrar  el pasado, La amargura  del  padre, que  obsesivamente pretendió figurar  como  luchador de izquierda,  al lado del PRD  que nunca lo aceptó y  de entrada lo ubicó  como esquirol  del gobierno.

El Guasón del  94 y su prole política  no tuvieron el reconocimiento  de la izquierda, de las auténticas organizaciones sociales, críticas y opositoras; nunca se les hizo caso cuando buscaron desprenderse de la fama opacada  y falta de notoriedad que los persiguen como sombras acusadoras.

A los aún jóvenes   De León  Villar los aqueja el sentimiento de la frustración, del rechazo, del desapego; son víctimas de sus prejuicios sociales y políticos, que les impuso su origen recién llegados a  Chiapas, por  mucho que sonrían  y se asuman poseedores de alguna gracia o belleza física desperdigada.

Con dinero y complicidades, actualmente como en 1994,  lo hizo Óscar de León, los muchachos  de vitrina  y entretelones, pactan y acuerdan la continuidad del clan, esta vez  impulsados por el PVEM y sus gobiernos.

Un comentario en “El «Guasón del 94»”

  1. Fernando moreno torres
    16 octubre, 2014 at 0:17 #

    Todo un Equipo de pillos esta familia De Leon Villar. Son politicos ratas Metidos en el gobierno con un Pasado DELICTIVO increible. Se dedican a fabricar documentos falsos de todo tipo.Le quitan terrenos y propiedades diversas a las Personas con toda una Documentacion FALSA y apoyados por funcionarios del Gobierno Chiapaneco. En veracruz tienen Casas de Cambio,Farmacias y otros Negocios CHAFAS y con presta nombres, evadiendo impuestos y responsabilidades.
    Esta familia DE LEON VILLAR, tienen toda una historia delictiva interminable. Tienen departamentos en la zona rosa de la ciudad de Mexico, Casa en Playa Linda alla en Tapachula, Le han quitado casas y vehiculos a docenas de personas, especialmente TERRENOS O PREDIOS, metiendo a Personas Inocentes en Lios laborales,judiciales,Mercantiles, Agrarios, Hasta DESPOJAR DE SUS BIENES A LAS PERSONAS.
    Tambien se dedican al robo de Vehiculos de todo tipo y los Utilizan para Saldar alguna cuenta, entregandolos sin los Documentos Originales para despues quitarlos nuevamente.
    Esta familia dedicada a la DELINCUENCIA ORGANIZADA, son falsificadores de documentos y sellos de todo tipo, para realizar sus actividades Delictivas.
    ALFREDO DE LEON VILLAR,alias «EL PASHA», Es el cabecilla que negocia junto con su padre OSCAR MANUEL DE LEON , Todas las actividades de DELINCUENCIA ORGANIZADA, FRAUDES PROCESALES, FALSIFICACION DE DOCUMENTOS Y ESTAFAS DE TODO TIPO EN CONTRA DE LA SOCIEDAD.
    Es urgente que la SEIDOR Y PROCURADURIA GENERAL DE LA REPUBLICA, tomen cartas URGENTES para detener a esta familia de DELINCUENTES y DESAFORAR A sus integrantes de sus cargos como DIPUTADOS Y REGIDORES de chiapas.
    Esta familia de pillos estan en la Mira ,segun dicen en varias Areas Periodisticas, por lo que en cualquier momento se les dara Palo bien dado.
    Lo increible de todo es que, El gobernador de chiapas sea amigo de toda esta Banda de delincuentes y los tenga LABORANDO EN SU GOBIERNO.
    Hay varias denuncias en contra de esta FAMILIA DE PILLOS, pero la gente se atemoriza porque han sido Amenazados de Muerte.
    ES URGENTE QUE LAS AUTORIDADES FEDERALES SE ENTEREN DE MANERA CLARA Y ASI SE DESBARATE YA A ESTA FAMILIA DE DELINCUENTES: LOS DE LEON VILLAR .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.