La deuda de Chiapas: una asignatura pendiente y el primer informe de MVC

El saqueo más grande de la historia de Chiapas ocurrió ante la indiferencia de la mayoría, la complicidad de algunos (diputados, medios, líderes maiceados, etcétera) y el miedo de muchos. Hoy la historia se repite. Nada parece indicar que las cosas se reviertan o cambien en el gobierno del Güero, todo lo contrario. Se ve una fatuidad y un despilfarro generalizado en publicidad de su imagen. Con motivo del primer informe de gobierno la publicidad del Güero saltaba por doquier; si uno veía el Youtube, brincaba el Güero; en la publicidad de los principales medios e incluso en grandes espectaculares en el Distrito Federal y en el Estado de México, ahí estaba.

La deuda es una forma de financiarse de las familias, las empresas o el gobierno, no es negativa en sí misma. Endeudarse puede ser positivo, pero depende del ¿para qué? Si la empresa se endeuda y no puede pagar, se declara en quiebra, cierra y los trabajadores van a la calle. Un gobierno hasta ahora no cierra su puertas ni dice a sus ciudadanos “váyanse, estamos quebrados”, sino que empeoran los niveles de vida de las generaciones futuras. Si ese endeudamiento es para gasto corriente se va por el caño, si es para invertir en infraestructura, hospitales, escuelas, tendrán retornos futuros, debería ser bienvenida. En Chiapas básicamente se endeudó para financiar gasto corriente o se fue por el caño de la corrupción. Los resultados están a la vista.

La deuda oculta en Chiapas seguramente es mucho mayor que la deuda de largo plazo, que se registra ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Estamos a un año del nuevo gobierno y se actúa con una opacidad mayúscula. No se sabe bien a bien a cuánto asciende la deuda pública de Chiapas. Es decir, la de largo y la de corto plazo. En la de largo, puede que haya sub-registros y en la de corto se desconoce. Solo para poner un par de ejemplos: el ISSTECH debe a proveedores 380 millones de pesos desde 2012 y eso que es una institución relativamente pequeña. Habría que ver cuánto debe Salud o Educación. Por otra parte, se dice que más de 100 municipios presentaban problemas de endeudamiento graves e incluso al borde de la quiebra, pero la SHCP únicamente tiene registrados 28 municipios de Chiapas con deudas de 856 millones de pesos a septiembre de 2013, entre los que destacan: Tuxtla Gutiérrez con 401 millones, Tapachula con 196.4, San Cristóbal de Las Casas con 63.2 y Comitán de Domínguez con 33.7 millones. Esos 4 municipios concentran el 81.1 por ciento de la deuda municipal de Chiapas. Entonces si se habla de más de 100 municipios endeudados, es porque más de 72 no tienen deuda de largo plazo pero sí con proveedores. Además, los 28 tendrán deuda de corto plazo que no está registrada en la SHCP. La deuda, vista así puede ser cuantiosa. Se especula que 42 mil millones, pero es eso especulación, pues el gobierno de Manuel Velasco Coello que debería tener los datos duros, no los presenta a la sociedad chiapaneca y se conduce con mucha opacidad en el tema.

Si analizamos la deuda de largo plazo, la registrada ante la SHCP, Chiapas tenía una deuda de 16,412.9 millones de pesos en 2012, pero a septiembre de 2013, según la misma dependencia, tiene una de 18,184.7 millones de pesos. Es decir, el Güero ha sumado 1,771.8 millones de pesos. Por la opacidad con que se manejan no se sabe bien a bien si es deuda nueva, deuda de corto convertida a largo plazo, intereses acumulados, pero sean peras o manzanas es deuda del Güero o de su gobierno, que se suma a la escandalosa deuda de Chiapas. De acuerdo con la SHCP el Güero tomó el estado de Chiapas con una deuda equivalente al 5.9 por ciento del PIB y la tiene hasta septiembre de 2013 con una equivalente al 6.1 por ciento del PIB; es decir, le ha aumentado 0.2 puntos porcentuales a su equivalencia en el PIB, lo que no es cualquier cosa. Veremos cómo cierra el año.

Chiapas es la entidad más pobre del país y con los peores indicadores económicos y sociales, así que no tiene condiciones para pagar la deuda, pues para que la tenga debería crecer y generar riqueza y no lo está haciendo. Chiapas no tiene condiciones para pagar porque sus ingresos propios son irrisorios y depende del presupuesto federal. Si a Chiapas le quitáramos las dos muletas que la hacen caminar: el gasto público a través de las transferencias y participaciones federales y el gasto privado a través de las remesas, nos quedaría la dimensión real de una economía devastada, con niveles de pobreza equivalentes o superiores a algunos países del África subsahariana. Lo peor del caso es que ese gasto público no ha servido ni ha sido utilizado para el crecimiento económico, mucho menos para el desarrollo de la entidad, sino para el enriquecimiento de una élite que detenta el poder político en nuestro estado y que desde Juan Sabines Guerrero, por lo menos se compone de una juniorcracia frívola y torpe en su gran mayoría.

Ahora bien el primer informe registró más pena que gloria de parte de Manuel Velasco Coello. Es ínfimo lo que pudo informar. Desde mi punto de vista es el séptimo año de Sabines, pero sin él. Despilfarro en anuncios publicitarios. Son al menos más torpes que él y no menos bandidos. No es posible que los recursos públicos del estado más pobre de México sean despilfarrados en anuncios publicitarios de quien, hasta ahora, ha demostrado incapacidad. Es un gobierno paralizado y con algunas ocurrencias. En los ejes se informa como uno de los logros que Chiapas es el primer productor de café orgánico. Háganme el favor, ya convirtió al aromático en cultivo anual y no de plantación. Premio Nobel de Química al menos le deben dar. Algunos espectaculares dicen: creamos 200 mil empleos. Denle por favor el Nobel de economía. Se requiere crecer a tasas superiores al 20 por ciento anual para crear esos empleos en Chiapas. Mínimo nos convertirá en una potencia en el sexenio. Crecemos más del doble que China y generamos mucho empleo. En unos años ya veo no sólo a los chiapanecos regresando sino a los mismos gringos viniendo a buscar empleo en Chiapas. Por favor, no insulten la inteligencia.

Lo único positivo en este año de Maveco es que no se siente la amenaza por discrepar, eso en sí es muy positivo y digno de destacar. Pero que no quieran vender chicles al Sr. Adams o chiles al Sr. Clemente Jaques.

La economía de Chiapas no crece, tiene peores indicadores que el de su antecesor Sabines. Eso se puede probar con los datos del INEGI. Si consideramos el criterio de Julius Shiskin, quien en un artículo publicado en el diario New York Times en 1975 consideró que en torno a dos o más trimestres consecutivos de caída del PIB se estaba en recesión, criterio que adoptó la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas (National Bureau of Economic Research) de Estados Unidos, y que también el INEGI acepta, la economía de Chiapas con el Güero está en franca recesión. No es gratuito que sea así: Chiapas tiene un peor comportamiento que el país y esos juniors promoviéndose por todos los medios posibles como los del éxito y creadores de empleo.

Fuente: Elaboración propia con base a INEGI

Fuente: Elaboración propia con base a INEGI

No es especulación, son los datos que nos aporta el INEGI al primer semestre de 2013. El Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) nos dice que tenemos dos periodos trimestrales consecutivos de crecimiento negativo. «El ITAEE es un indicador satisface la necesidad de disponer de datos que permitan examinar el desempeño trimestral de las entidades federativas, al tiempo que pretende la confiabilidad y comparabilidad en los resultados alcanzados» (INEGI), es decir, es un proxy del PIB. No hay cuentas alegres que presentar. Si hay recesión, no hay creación de empleos, sino despidos y eso lo siente el chiapaneco de la calle. Lo siente el de la tiendita que vende menos, el constructor que construye menos, el agricultor que tiene resultados negativos, etcétera. Eso no se puede borrar con la publicidad.

Es cierto que gobierno del Güero tiene la pesada carga de la deuda que heredó, pero ha demostrado mucha incapacidad para transparentar los datos de la deuda y en obtener buenos resultados. Chiapas sigue siendo como Disneylandia: todo muy bonito en el discurso, pero está construida de cartón. Los cimientos son muy frágiles. Hay que trabajar en reformas estructurales, ya que la casa está bastante desordenada y con una clase política mediocre y frívola. El despilfarro exhibido para proyectar su imagen es de lo más frívolo que se ha visto en la entidad, ni Sabines llegaba a tanto.

Mucho me temo que al cabo de los cinco años que faltan del gobierno del Güero estemos peor. La deuda y su monto siguen siendo la asignatura pendiente y el crecimiento económico de Chiapas igual. Si no somos capaces de crecer, menos lo seremos de generar empleos, con lo que estaremos condenando a miles de chiapanecos al exilio económico en los Estados Unidos de América.

 

3 Comentarios en “La deuda de Chiapas: una asignatura pendiente y el primer informe de MVC”

  1. David
    24 diciembre, 2013 at 11:46 #

    Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores, A TRABAJAR UERO Y SI SUS SUEÑOS SON GUAJIROS el tiempo lo dirá! y ojo con las finanzas.

  2. Jorge Lopez
    23 diciembre, 2013 at 21:51 #

    Creo que eso quisiera él y los paleros que lo acompañan, pero está muy lejos de eso. Chiapas no figura en la política nacional, es un estado menesteroso, vive de transferencias públicas (transferencias y participaciones federales) y privadas (remesas). No puede ser un competidor serio. Es orinarse fuera de la bacinica y despilfarrar recursos de los chiapanecos.

  3. chipilin en bolita
    23 diciembre, 2013 at 14:47 #

    Su publicidad es desmedida e insultante, sigue la misma técnica de Peña Nieto de posicionarse como el candidato presidencial. Solo de imaginarme a este Junior de personalidad caricaturesca como presidente, me da risa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.