Balance del primer año del Güero

El escándalo mediático, producto del primer informe del Güero en el estado más pobre de México ha sido comentado en medios, excepto en Chiapas, que son contados con los dedos. También fue objeto de una posdata de un comunicado del EZLN.

P.D. DEMASIADO EXTENSA PARA CABER EN UN “TUIT” (debe ser por lo abultado de la factura).- El autodenominado “gobernador” de Chiapas, México, ha declarado solemnemente que su administración “se ha apretado el cinturón” con un programa de austeridad.  Como muestra de su decisión, se ha gastado más de 10 millones de dólares en una campaña publicitaria nacional que no por masiva y costosa es menos ridícula… e ilegal.  Pero como algunos medios se llevan su tajada, el “imberbe”, “inexperto” e “inmaduro” empleado de un negocio que ni es partido, ni es verde, ni es ecologista, ni es de México (bueno, ni él es gobernador, así que para qué detenerse en detalles) es ahora, en las páginas y segmentos de la misma prensa que lo atacaba por “niñato”, un “hombre de Estado” que no gasta en su promoción personal, sino “en atraer turismo a Chiapas”.  Sí mi buen, ya las agencias turísticas lanzan el turipaquete “Conozca al Güero Velasco”, en plan “all included” que viene con un “kit” con anteojeras para no ver a los grupos paramilitares, ni la miseria y el crimen que pululan en las principales ciudades chiapanecas (Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Comitán, Tapachula, Palenque), en una entidad donde se supone que los indígenas sean los pobres, no los mestizos.  Si el gran ladrón, Juan Sabines Guerrero, pagó millonadas a los medios para simular gobierno donde sólo hubo despojo, el actual “junior” de la política local paga más porque ha aprendido, del actual titular del Ejecutivo Federal (creo que se llama Enrique Manlio Emilio… ¿no? ¿ya ven lo malo de no tener cuenta en tuiter?), que se puede pasar de una averiguación judicial a una lista de candidatos presidenciales para el 2018, con sólo algunas decenas de millones de dólares, un buen Photoshop y una telenovela rosa.

<http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2013/12/22/rebobinar-2-de-la-muerte-y-otras coartadas/>

“Chiapas es como una flor al viento”, decía el poeta Enoch Cancino Casahonda, pero más bien se parece mucho a Disneylandia en el discurso y en la realidad a una herida abierta. Si se rasca un poquito se da uno cuenta que el del Güero es un gobierno mediático, que como Disneylandia: todo muy bonito en el discurso, pero está construida de cartón. Los cimientos están muy frágiles, las paredes y el techo son muy vulnerables.

En Chiapas desde 1900, más de un siglo, se tienen tasas de crecimiento económico, por decirlo de alguna manera, mediocres, inferiores que la media del país, excepto en el periodo 1970-1985. De ahí se debe desprender que hay que trabajar en reformas estructurales, no neoliberales como las que impulsa el gobierno federal, ya que la casa hace aguas por todos lados y está bastante desordenada, pero además cuenta con una clase política mediocre y frívola.

¿Cómo evaluar el desempeño económico y social de Chiapas en el periodo del Güero? ¿Qué criterios e indicadores se deben manejar para lograr una evaluación más o menos objetiva?

Podemos manejar dos indicadores que pueden ser aceptados sin mayores problemas: 1) los ritmos de crecimiento del PIB estatal y, muy especialmente, del PIB por habitante, en estos momentos no contamos con ese indicador, pero si con un proxy: el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal base 2008 (ITAEE), tenemos que es negativa, es decir, en materia de crecimiento económico los datos son desfavorables al periodo del Güero, que en este caso se refiere a dos trimestres de crecimiento negativo, lo cual nos indica que estamos en recesión, tomando a Chiapas con petróleo y sin petróleo. Si tomáramos los resultados en materia de crecimiento económico en Chiapas divididos por el número de habitantes estos serían desastrosos, aun cuando el periodo de análisis es muy breve (cálculos elaborados de acuerdo a Banco de Información Económica de INEGI); 2). Un PIB por habitante tan bajo en Chiapas, junto con una distribución muy regresiva del ingreso, sólo puede dar lugar a altos niveles de pobreza y a que ésta, lejos de disminuir, aumente. La desigual distribución del ingreso en Chiapas favorece las aspiraciones rentistas de todos los sectores de la sociedad y éstos, a su vez, refuerzan la tendencia al estancamiento, pues el régimen de acumulación está directamente ligado a su capacidad para excluir a la mayor parte de la población (al 74.7% que es pobre en 2012) de los beneficios del crecimiento, por ello, bien puede calificarse como un régimen de exclusión. En ese sentido estamos en el peor de los mundos posibles, pues ni siquiera hay crecimiento. Todo lo cual tiende a evidenciar porque no hay éxito en el combate a la pobreza.; 2) En relación al grado de autonomía que tiene el estado a través de las finanzas públicas, podemos observar que depende de las transferencias federales (participaciones, aportaciones y otros ingresos), pues en 2012 el 94.0 por ciento de los ingresos provienen de éstos rubros.

Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal base 2008 Fuente: elaboración propia con base a INEGI.

Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal base 2008
Fuente: elaboración propia con base a INEGI.

En materia de deuda tampoco son buenos los resultados del Güero en los tres primeros trimestres de su administración, pues es el tercer estado que más se endeudó en esos trimestres con relación a la deuda que se había contratado en 2012. La deuda aquí analizada, no es toda la deuda de Chiapas, pues, faltaría contabilizar la deuda de corto plazo con acreedores diversos que también es cuantiosa, que la SHCP no registra y que el Güero no ha dado a conocer, conduciéndose con una opacidad total. En todos los casos el Güero, al igual que en su tiempo Sabines, ha contado con la aprobación casi unánime del Congreso del Estado. Es decir, para el endeudamiento de Chiapas se ha contado con la complicidad del Congreso. Es por esas razones que Chiapas ha destacado en su relación deuda/PIB dentro del país, pues al tercer trimestre de 2013 ocupa el 5º lugar, sólo después de Quintana Roo, Coahuila, Chihuahua y Nayarit.

Fuente: elaboración propia con base en SHCP

Fuente: elaboración propia con base en SHCP

El que Chiapas tenga un alto nivel de apalancamiento, al poseer una deuda elevada con relación a sus ingresos o el PIB, la hace sumamente vulnerable. Se podría pensar que el gobierno federal entrará al rescate con recursos adicionales para hacer frente a las obligaciones contraídas por Chiapas, pero en un contexto de inestabilidad financiera y crisis internacional es por lo menos complicada, como se puede ver en el caso de Coahuila que tuvo que despedir personal (cerca de 2,500 funcionarios públicos) a partir de septiembre de 2011. Es decir, las cosas pueden empeorar, pues cuando las cosas van mal la deuda se convierte en un boomerang, como se puede ver en el caso de los países de la periferia europea.

Además, el manejo de las finanzas públicas en Chiapas sigue siendo muy desordenada y opaca, lo más grave es que el endeudamiento de Chiapas sigue contando con la indiferencia de la mayoría, la complicidad de algunos (diputados, medios, líderes maiceados, etc.) y el miedo de otros.

En síntesis, en los indicadores que nos propusimos evaluar la administración del Güero, los resultados son negativos, en función de lo siguiente: 1) los ritmos de crecimiento del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal es negativo y nos anuncia que estamos en recesión y, en el caso del PIB por habitante éste indicador sería aun peor; 2) el grado de autonomía o independencia económica que logra el estado en función de sus finanzas públicas, creemos que no hubo avances ya que sigue dependiendo de las transferencias públicas del gobierno federal, sus ingresos propios son irrisorios, así que no están generando condiciones para pagos futuros de la deuda, sino que el dinero se sigue despilfarrando en gasto corriente y en promoción personal del Junior que despacha en Palacio de Gobierno. Es decir, al igual que con Sabines, no se invierte en obras de infraestructura física e inteligente, ni se combate a la pobreza con eficacia como se anuncia oficialmente. Chiapas no tiene condiciones para pagar la deuda, pues para que la tenga debería crecer y generar riqueza y no lo está haciendo, más bien ha decrecido en lo que va del periodo del Güero. Chiapas no tiene condiciones para pagar porque sus ingresos propios son irrisorios y depende del presupuesto del gobierno federal, la esperanza de los junior locales y foráneos es que el gobierno federal los rescate, para seguir medrando con los recursos públicos.

Al parecer se trataría de otro junior que destruye con los pies lo que sus antepasados hicieron con la cabeza. Por eso sostengo, Chiapas no es una flor al viento, más bien sigue siendo una herida abierta.

 

 

 

 

 

Un comentario en “Balance del primer año del Güero”

  1. Carlos Enrique Cruz Durán
    29 enero, 2014 at 14:42 #

    Chiapas entre la encrucijada de su Historia, entre un pueblo pobre y un gobernante que no sabe dirigir su vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.