#EnUnaPalabra ¿Para ti qué es Tuxtla? #100en1Tuxtla

En la Avenida Central de Tuxtla, los árboles de primavera florecen en estos días del año para anunciar precisamente que la primavera esta cerca. Foto: Isaín Mandujano Chiapas PARALELO

En la Avenida Central de Tuxtla, los árboles de primavera florecen en estos días del año para anunciar precisamente que la primavera esta cerca. Foto: Isaín Mandujano Chiapas PARALELO

Las redes sociales en línea sirven, en muchas ocasiones, de catarsis para las personas. A veces pienso que el facebook ayuda a que las personas tengan que ir menos a terapia psicológica–No digo que eso sea bueno-. En las redes sociales, muchos, sacan rencores, frustraciones, deseos, anhelos, en fin, diferentes sentimientos, desde los más nobles hasta los más cuestionables.

Durante la semana pasada se promovió en redes sociales el hashtag #EnUnaPalabra ¿Para ti qué es Tuxtla? #100en1Tuxtla. No tengo ni idea de quién fue la idea, ni quién la comenzó a promover y con qué fines. Pero, algo me hace suponer que su intención no era que salieron cientos –tal vez miles- de tuxtlecos a dar definiciones como: “un asco” “un desmadre” “un horno” y varias semejantes.

Como espacio para foros, exposiciones, conciertos y encuentros,  acadÉmicos, el Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez revive. Foto: Ángeles Mariscal/Chiapas PARALELO

Como espacio para foros, exposiciones, conciertos y encuentros, acadÉmicos, el Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez revive. Foto: Ángeles Mariscal/Chiapas PARALELO

Sin duda el calor, las obras viales mal planeadas por diferentes partes de la ciudad y las movilizaciones, que hubo la semana pasada, ayudó mucho para que se dieran esa clase de  respuestas. Pero, también considero que existe más de fondo en esas definiciones. Nos dan una idea de la percepción que tiene un sector de la ciudadanía sobre Tuxtla Gutiérrez.

La ciudadanía en Tuxtla, o buena parte de ella, está desencantada. Basta leer los comentarios en las redes sociales a partir de ese hashtag para darse cuenta de ello. Está cansada de los baches, las obras viales mal planeadas, de la publicidad de políticos por todas partes, de no poder transitar en el centro de la ciudad, de la inseguridad y el tráfico.

De toda esta situación tienen responsabilidad quienes han gobernado y gobiernan la ciudad porque entre lo que hicieron y dejaron de hacer dejaron a Tuxtla y los ciudadanos en una gran depresión. Pero, también, hay que reconocer que somos responsables todas y todos los ciudadanos que lo permitimos. Que dejamos que la ciudad nos dejara de pertenecer, no asumimos este lugar como nuestro, sino como suyo y consentimos que hicieran con él lo que quisieran y ahora lo que nos dejaron ya no lo queremos, y ni siquiera tenemos el ánimo de levantarlo.

Los buenos gobiernos se construyen con base a buenos ciudadanos, que vigilan, exigen, construyen, participan. Es difícil, entiendo, la participación ciudadana en un lugar en donde quienes deberían de promoverla hacen todo lo posible para que las personas se crean que la democracia consiste en asistir  a una jornada electoral, emitir un voto y dejar que otros u otras durante tres o seis años decidan por todos.

La participación ciudadana tampoco se limita a quejarse en las redes sociales –eso sólo es catarsis, si no lo que decimos lo convertimos en acciones-. Si no somos capaces de proponer, exigir, sumar, trabajar en colectivo, aportar.

Esto va más allá, inclusive, del pago de impuestos. Las y los tuxtlecos vemos a un gobierno municipal desesperado por recaudar, pero no sabemos ni para qué o para quién. Nos duele tanto pagar impuestos porque no los vemos de regreso. Falta transparencia en el uso del gasto público y para ello se necesitan ciudadanos y ciudadanas que hagan auditoria social, observatorios permanentes.

La procesión durante la bajada de las Virgenes de Copoya. Foto: Mag Servan/ Chiapas PARALELO.

La procesión durante la bajada de las Virgenes de Copoya. Foto: Mag Servan/ Chiapas PARALELO.

En una ocasión en una comunidad de Chiapas me tocó ver cómo eran elegidas las autoridades tradicionales –hemos hablado mucho de cómo se violan los derechos humanos pretextando los usos y costumbres, pero también existen cosas qué aprender de los usos y costumbres a las comunidades indígenas-. Las y los habitantes de la comunidad decidían primero cuáles eran las actividades que tenían que desarrollar quien estuviera en el cargo de autoridad durante ese periodo y después elegían a la persona, elegirla inclusive, era lo de menos, quien era  designado  sabía que tenía que hacer lo que la comunidad le había encomendado, que no tenía de otra, porque lo estaban vigilando, tenía que rendir cuentas y si no cumplía la comunidad le pasaba la factura. Y eso considero que nos hace falta, ser más vigilantes, y que tenga un costo el no cumplir a la ciudadanía.

Tuxtla Gutiérrez es mucho más que sus gobernantes y lo que les hemos permitido hacer. Tuxtla es la resistencia de la mayordomía zoque que continúa con la tradición de la bajada de las Virgenes de Copoya. Los árboles de primavera que llenan de amarillo la avenida central. El pozol del mercado 05 de Mayo. La música de la Reyna Tuxtleca en el parque de La Marimba. La biblioteca central de la Unach y el Centro Cultural Jaime Sabines. El olor de la reserva del zapotal. Las y los jóvenes tirados en el pasto de Joyu Mayu. Los paseos nocturnos en bicicleta. El ánimo de la Fundación que está rescatando el Museo de la Ciudad. El Movimiento Chiapaneco en defensa del agua, que nos está enseñando la forma de ser ciudadanos y ciudadanas. Los botaneros doble propósito que quitan el hambre y la sed con gran facilidad.  La lista podría ser interminable. Estoy segura que cada persona que ha vivido o que vive en esta ciudad tiene una propia.

No todo está perdido en Tuxtla, una mejor ciudad es posible y tenemos derecho a aspirar a ella, pero sobre todo a construirla.

Un comentario en “#EnUnaPalabra ¿Para ti qué es Tuxtla? #100en1Tuxtla”

  1. VIOLETA PINTO.
    20 marzo, 2014 at 11:52 #

    Excelente artículo. es bastante objetivo. justo. Sandra de los Santos es una persona valiosa.no es blanco y negro. es propositiva, crítica y autocrítica. Gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.